13_aos_que_cambiaron_el_mundo_miniatura

Mi vida en el Mossad

Autor: Ephraim Halevy

Categoría: Servicios de Inteligencia (Biografías)
Barcelona: Ediciones B (2007)
336 páginas

Crónica informada de unos hechos trascendentes

En 2006 Ephraim Halevy publicó un primer libro titulado “El hombre en las sombras”, una acertada crónica de la historia de Oriente Medio desde finales de 1980. A continuación, aquella experiencia, rica en el conocimiento de la denominada “guerra de los ocho años” (Irán-Irak), le lanza de nuevo al oficio de cronista para narrarnos los últimos y trascendentales hechos vividos desde el final de la guerra entre Irán e Irak, en 1998, hasta los atentados de Al Qaeda contra las Torres Gemelas de New Cork. Trece años determinantes para la historia del mundo en general y para la de Oriente Próximo en particular.

En este libro, titulado precisamente “13 años que cambiaron el mundo”, Havley se detiene sobre diversos hechos, entre otros el atentado del MOSSAD contra Jaled Mashal, líder de Hamás, y las negociaciones del Acuerdo de Paz entre Israel y Jordania. Asimismo, cuenta con verosimilitud lo que el MOSSAD sabía antes de los atentado del 11-S; profundiza acerca de la evaluación que se hizo sobre la existencia de armas de destrucción masiva en la región; analiza la creciente visibilidad de la CIA en Oriente Próximo y comparte abiertamente sus dudas tanto sobre el informe de la Comisión del 11-S, como sobre la “hoja de ruta”, impuesta por Estados Unidos, que pretende llevar la paz a la región.

Para muchos, el MOSSAD es una de las agencias de inteligencia más eficientes y poderosas del mundo. En ella comenzó a colaborar Ephraim Halevy en 1961, llegando a dirigirla entre 1998 y 2002. Por ello ha podido ofrecer en su libro un panorama sin precedentes de la crisis de Oriente Próximo.

Sus funciones y conocimientos acumulados como agente de inteligencia sirviendo a varios gobiernos israelíes, le han proporcionado sin duda información de primera mano sobre las negociaciones para alcanzar la paz en aquella región, precisamente durante los años en los que la amenaza del terrorismo islámico parecía más fuerte. Apoyado en este inigualable background, Halevy nos describe con precisión el funcionamiento del MOSSAD, algo en sí mismo interesante. Pero al mismo tiempo, escribe también sobre los primeros ministros con los que trabajó, trazando además un perfil de algunas personalidades relevantes en el panorama internacional, como Yasir Arafat, Saddam Hussein, Bill Clinton, George Bush y George W. Bush, con aristas novedosas.

Considerado siempre como un fiel y discreto confidente, un funcionario en cada fibra de su ser, sorprende el tono crítico de su libro, aunque sin sobrepasar los límites de la prudencia propios de la escuela del MOSSAD. Desde esa posición crítica, In that context, the comments he allows himself to make here, however measured and cautious, are surprising in their critical tone.no exenta de escepticismo ni tampoco de acritud, Halevy nos muestra un rico panorama informativo, diferenciado y también revelador, de un conflicto capital para el concierto de la paz mundial cuyo final todavía parece lejano.

Redacción


Perfil del autor:

Ephraim_Halevy_01Ephraim Halevy nació en Londres en 1934, en el seno de una ortodoxa familia judía. Emigró a Israel en 1948, asistiendo a una escuela secundaria religiosa de Jerusalén (Ma'aleh). Posteriormente se graduó en Derecho y fue editor de una conocida revista estudiantil. En 1961, después de ejercer un tiempo como analista político de la Radio del Ejército, ingresó en el MOSSAD. En 1967 fue designado responsable de las ramas Foro, a In the early 1970s, he served in Washington, and at the end of that decade, in Europe.principios de los años 1970 se trasladó a Washington y a finales de esa década fue destinado a Europa.

Entre 1980 y 1995 mandó tres oficinas exteriores del MOSSAD, ascendiendo a subdirector general. En marzo de 1998, tras el frustrado intento de Israel de asesinar en Ammán a un alto funcionario de Hamas, Khaled Meshal, Halevy dejó su cargo como embajador en la Unión Europea, para el que había sido nombrado en 1996, siendo designado entonces jefe del MOSSAD por el primer ministro Benjamin Netanyahu, sustituyendo a Danny Yatom. En septiembre de 2002 Sharon le nombra asesor personal y jefe del Consejo de Seguridad Nacional, llevando a cabo múltiples misiones delicadas por todo el mundo.

Hombre de fuerte temperamento, pero hábil en la diplomacia política, Halevy será recordado sobre todo por haber logrado el tratado de paz con Jordania, convenciendo al rey hachemita de que sólo un acuerdo de paz con Israel podría sacar a su país de la crisis después de la Guerra del Golfo.

Ephraim_Halevy_02No obstante, Ephraim Halevy tiene en su haber otros muchos logros. También desempeñó un importante papel en las relaciones con los judíos de Etiopía, a mediados de la década de los años 80, y en la creación de relaciones especiales con diversos países de Oriente Medio. Su labor como enviado especial de cinco primeros ministros (Yitzhak Shamir, Yitzhak Rabin, Benjamin Netanyahu, Ehud Barak y Ariel Sharon) siempre se consideró impecable.

En junio de 2003, Halevy renunció a sus cargos oficiales cuando Sharon se abstuvo de aceptar sus recomendaciones profesionales, dedicándose a la enseñanza en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Es autor de otro interesante libro no traducido: “El papel de la Comunidad de Inteligencia en la era de las alternativas estratégicas para Israel”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue