Militares

El marino incansable y prestigioso que fue primer JEMAD

(...) Durante su colaboración con Gutiérrez Mellado en política de Defensa, fue especialmente reconocida su intervención en los trabajos de la adhesión de España a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), de la que era firme partidario, culminada en Bruselas el 10 de diciembre de 1981.

Un capitán general disciplinado durante la asonada del 23-F

(...) Antonio Pascual fue, junto a José Gabeiras, José Morillo, Ricardo Arozarena y Miguel Fontenla, uno de los cinco militares conocidos como “generales del Palmar”, ascendidos todos en 1979 al empleo de teniente general de forma poco ortodoxa por Manuel Gutiérrez Mellado, a la sazón Vicepresidente Primero del Gobierno para Asuntos de la Defensa, en similitud con la facilidad que tenía el “antipapa Clemente” para nombrar obispos en su “predio eclesial” de El Palmar de Troya, al margen de la disciplina vaticana...

Un militar “duro”, subordinado a la Corona durante el 23-F

(...) durante el 23-F su comportamiento estuvo en todo momento subordinado a las instituciones competentes del Estado y, por supuesto, a las directrices de la Corona. De hecho, y con independencia de las conversaciones que ese día mantuvo con otros capitanes generales, además de coordinarse con el Rey y con el JEME, también lo hizo con Francisco Laína, que presidía la denominada “Comisión Permanente de secretarios de Estado y de subsecretarios” (un inoperante gobierno interino formado para evitar un vacío formal de poder que hubiera podido facilitar la asonada militar), de forma constructiva y decisiva para evitar que éste ordenara el desalojo forzado del Congreso de los Diputados. Laína se encontraba al frente del Gobierno Civil de Zaragoza cuando él se incorporó a la Capitanía General en diciembre de 1978, manteniendo ambos desde entonces una relación de mutua confianza...

 

Acreditó la peor imagen del patrioterismo militar

tejero10(...) La realidad de lo sucedido aquel día, es que cuando el general Armada le comunicó en el Congreso de los Diputados su intención de proponerse como presidente de un gobierno de “salvación nacional” integrado por un totum revolutum de ministros provenientes de todas partes (UCD, PSOE, PCE, Coalición Democrática, empresariado, banca…), incluyendo a militares tan poco ortodoxos en su opinión como los generales Sáenz de Santamaría y Saavedra Palmeiro, Tejero le impidió acceder al hemiciclo frustrando de hecho la misma ambición golpista que le había utilizado para ejecutar la parte más “sucia” de la asonada. Paradójicamente, el teniente coronel Tejero fue quien inició y quien, con su comportamiento final, dinamitó en última instancia el golpe del 23-F...

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos