2017: el genio populista se encuentra fuera de la botella. Las clases populares en Europa y América dan la espalda a los partidos tradicionales y votan a todos aquellos que el sistema se empeña en demonizar. Para desconcierto de los mandarines del orden establecido, los antiguos votantes de partidos socialistas y comunistas otorgan, de forma creciente, su apoyo a los partidos denominados de "extrema derecha".

Rodrigo Agulló

Leer: El progresismo, enfermedad terminal del izquierdismo

 

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos