Aunque dentro de este sencillo artículo hago una dedicatoria a todos los hispanos austronésicos que en sus apellidos llevan nuestro legado, quiero empezar pensando en los jóvenes que tienen entre trece y quince años y en la responsabilidad que hacia ellos tenemos en el sentido de transmitirles el amor por nuestra Historia, pues sólo se puede luchar por algo que se ama, solo se puede amar algo que se respeta, y sólo se puede respetar algo que se conoce. De ahí la importancia del conocimiento para no ser pasto de la desinformación, la telebasura y los depredadores mentales. Por ello dedico estas líneas a esos jóvenes y en representación de ellos a Marco Moya Belmonte alguien que a pesar de su juventud me ha mostrado su fuerza, deseo y empuje para estudiar y conocer ese legado común que nos une a los españoles y que debemos transmitir intacto a las generaciones futuras.

José Antonio Crespo-Francés*

Leer: Españoles olvidados: Los intentos de Tornaviaje

* Coronel de Infantería en Reserva

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos