La expresión "collar de perlas" fue utilizada por primera vez en un documento interno del Departamento de Defensa de EEUU titulado"Energy futures in Asia" (futuros energéticos en Asia). Por su parte, el teniente coronel Pehrson describe el Collar de Perlas como "la manifestación de la creciente influencia geopolítica china a través de sus esfuerzos para incrementar el acceso a puertos y aeródromos, desarrollar relaciones diplomáticas especiales y modernizar las fuerzas militares que se extienden desde el Mar del Sur de China a través del estrecho de Malaca y del Océano Índico, y hacia el Golfo Pérsico". En otras palabras: el Collar de Perlas es una "ristra" de bases aéreas y navales, puertos comerciales, "hubs" y corredores energéticos, centros de Inteligencia y similares, mantenidos por China a lo largo de sus principales rutas petroleras, desde el Mar Rojo y el Golfo Pérsico hasta el Mar del Sur de China. Estados Unidos no se ha quedado de brazos cruzados ante el crecimiento de los tentáculos meridionales del nuevo khanato de Beijing. La doctrina del "Full Spectrum Dominance" (dominio de espectro completo) seguida por el Pentágono exige controlar el espacio terrestre, el espacio marítimo, el espacio aéreo, el espacio exterior…  y también el ciberespacio (por no mencionar el "psico-espacio" y el espacio monetario-comercial). Por tal motivo, Washington no puede permitir que surjan protagonistas regionales que le disputen la hegemonía, y ha hecho todo lo posible para cortar los tentáculos chinos en Pakistán, en Birmania, en India, en Somalia y en el Sudeste Asiático. Les presentamos la gran fractura geopolítica de nuestro tiempo.

Por Europa Soberana

Leer: La Ruta de la Seda, el Collar de Perlas y la competición por el Índico

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue