Noticias

De forma respetuosa, como es habitual en el estamento castrense, el general de división Vicente Díaz de Villegas ha dirigido una carta al S.M. rey Felipe VI en la que, implícitamente, le reprocha su tolerancia con los agravios sistemáticos al Himno Nacional y a la Bandera de España que se producen en el contexto del ‘problema catalán’. La excusa de tal misiva fue la pitada que el Rey soportó el pasado 30 de mayo en el Nou Camp, sin más, al iniciarse la final de la Copa del Rey 2015.

Por supuesto que nada hay que objetar a las responsabilidades de Felipe VI establecidas en la Carta Magna, y en particular las de arbitrar y moderar el funcionamiento regular de las instituciones y también y asumir la alta representación del Estado español en las relaciones internacionales.

Redacción

alt

En 1971, el Ayuntamiento de Madrid, entonces presidido por Carlos Arias Navarro, decidió colocar en la fachada del Teatro de la Comedia, hoy de titularidad pública, una placa conmemorativa de un hecho histórico acaecido durante la II República, bajo la presidencia de Diego Martínez Barrio: el acto fundacional de Falange Española, que tuvo lugar en ese escenario el 29 de octubre de 1933.

Después del espantoso ridículo que hizo Pilar Urbano con su libro La Gran Desmemoria (Planeta, 2014), tratando de asestar un golpe de mano contra el rey Juan Carlos I, señalándole -a estas alturas de la historia- como instigador del fallido golpe de Estado del 23-F, ahora anda interesada en buscarle de nuevo las vueltas, implicándole, junto a Felipe González, en algo mucho más proceloso: nada más y nada menos que en las tropelía cometidas por los GAL.

Vaya por delante nuestro respeto personal por el general del Aire (r) Eduardo González-Gallarza, sobre todo porque conocemos de antaño su buen corazón y el gran aprecio que siempre le han tenido sus compañeros de armas, entre otras cosas por la generosidad de sus obras benéficas que por discreción no vamos a airear.

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos

NUNSEDET