Una serie de sospechas de «bombas de tubo» enviadas a destacados demócratas de los Estados Unidos y la cadena de noticias CNN parece ser una maniobra política desesperada organizada por los demócratas para ganar simpatía antes de las elecciones de mitad de período, dice el comentarista académico y político estadounidense James Henry Fetzer.

Fetzer hizo el comentario en una entrevista por correo electrónico con Press TV el jueves cuando se le preguntó si el asesinato del periodista disidente saudí Jamal Khashoggi y la retórica divisiva del presidente republicano Donald Trump tiene algún vínculo con las presuntas bombas que supuestamente se enviaron a los demócratas.

"La muerte de Jamal Khashoggi, residente de Estados Unidos y columnista de The Washington Post, parece haber sido un asesinato brutal pero torpe de un destacado crítico del régimen saudí, incluido el del Príncipe Heredero", dijo Fetzer.

"Khashoggi parece haber sido detenido al ingresar al Consulado de Arabia Saudita en Ankara, haber hablado por teléfono con el Príncipe Heredero y luego haber sido torturado, incluido el corte de sus dedos, uno por uno, antes de su decapitación. Esto es similar a tomar las manos de los ladrones: sus dedos se hubieran cortado porque eran los instrumentos con los que escribió sus columnas para su publicación. Enviaron un doble cuerpo vistiendo su ropa con una barba falsa y gafas, que fue una clara confirmación de que se trató de un asesinato deliberado con una agenda política, que debe haber sido aprobado por el propio Príncipe Heredero", agregó.

Fetzer, que ha realizado una extensa investigación sobre los ataques del 11 de septiembre, agregó que las «supuestas» bombas de tubería que aparecieron en el correo estadounidenses entregados cerca de demócratas prominentes, como Hillary Clinton, Barack Obama, George Soros y (Incluso) JoeBiden, parecen ser un truco desesperado por los demócratas para ganar simpatía y "enmierdar" a Trump antes de las elecciones de medio término, que están yendo muy mal para ellos."

"El intento de difamar al candidato presidencial a la Corte Suprema con alegatos falsos de abuso sexual fue expuesto como una farsa por la investigación suplementaria del FBI, que fue iniciada por el senador Flake de Arizona y tuvo el efecto de eliminarlo. La caravana de migrantes que se aproxima a la frontera de Estados Unidos podría servir también como un anuncio político para el muro, donde una predicción razonable sería que el Partido Republicano ahora recuperará entre 3-5 escaños en el Senado y funcionará incluso en la Cámara de Representantes." él explicó.

"Los extremistas liberales han hecho amenazas horribles contra el presidente en el pasado, donde Madonna compartió sus sueños de 'volar la Casa Blanca' y la comediante Kathy Griffin sostuvo (lo que simuló ser) la cabeza cortada de Donald Trump. Los republicanos que jugaban a béisbol fueron sometidos a un asalto con un rifle, que hirió al GOP HouseWhip", afirmó.

"Varios demócratas prominentes, incluyendo a MaxineWaters, han exhortado a sus seguidores a confrontar, acosar y hostigar a prominentes republicanos. Bajo estas circunstancias, sus intentos de culpar a Trump por incitar a la violencia son completamente absurdos. El hecho de que el jefe de la CNN saliera a destrozarlo cuando aún no se ha completado una investigación y la postura de John Brennan, cuyo nombre está extrañamente mal escrito en el paquete que supuestamente estaba destinado a él, solo confirma que esta era otra 'evento político' de falsa bandera", concluyó el analista.

Trump dice que las alertas de bombas dañan la ventaja de los republicanos antes de las elecciones

El presidente de EE.UU, Donald Trump, publicó en su cuenta de Twitter que las amenazas de bombas que se produjeron en los últimos días en su país producen un efecto negativo entre los votantes republicanos.

Republicans are doing so well in early voting, and at the polls, and now this “Bomb” stuff happens and the momentum greatly slows - news not talking politics. Very unfortunate, what is going on. Republicans, go out and vote!

Así las cosas, el mandatario escribió: "A los republicanos les está yendo muy bien en la votación temprana, y en las urnas, y ahora estas cosas de 'bombas' ocurren y el impulso se desacelera en gran medida". En otras palabras, opinó que "las noticias no hablan de política".

Además, calificó este momento como "muy desafortunado", y preguntó: "¿Qué está pasando?". Por último, incentivó a los seguidores de su partido: "Republicanos, ¡salgan y voten!".

Vale repasar que el 6 de noviembre se producirán las elecciones legislativas de mitad del mandato, pero el proceso democrático se ve empañado por las recientes alertas de presuntos sobres bomba destinados a las oficinas del expresidente Barack Obama, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, el empresario George Soros y la cadena de noticias CNN.

Análisis: Amenazas de bomba, histeria y elecciones

Alejandro Rodríguez

Esta mañana se reportó que se encontraron artefactos explosivos enviados a los Clinton y Obama; posiblemente también a CNN en Time Warner Center. Y de inmediato comenzó una vez más en redes sociales la maquinaria ideológica de continuar expandiendo la brecha de polarización en EEUU.

Cabe agregar que, sin intentar negar que se trate de una amenaza real y que exista un criminal detrás de los hechos, es extremadamente sospechoso que justo antes de las elecciones de noviembre, símbolos del partido demócrata y de la izquierda norteamericana hayan visto "amenazadas" sus vidas.

Luego del reporte inicial en Time Warner Cable sobre Obama y los Clinton, nos encontramos con un par de reportes parecidos, en Florida:

Evacúan la oficina de una representante demócrata en Florida por un paquete sospechoso

Se trata de Debbie Wasserman Schultz. Una serie de incidentes similares se han registrado en EE.UU. durante las últimas horas, afectando a CNN, los Clinton y los Obama.

El lunes pasado, una bomba casera fue hallada en el buzón de la casa del magnate estadounidense George Soros, en la ciudad de Bedford (condado de Westchester del estado de Nueva York), luego de lo cual un grupo de artificieros realizó una detonación controlada del dispositivo.

Noten la extraña asociación de Soros con el partido Demócrata. En San Diego, California:

Evacúan las oficinas de un periódico en San Diego por paquetes sospechosos

Se trata del diario San Diego Union-Tribune, en cuyo edificio se encuentra la oficina de la senadora demócrata Kamala Harris. Posteriormente se determinó que los paquetes contenían objetos inofensivos.

El edificio que alberga las oficinas de la senadora demócrata Kamala Harris y el periódico San Diego Union-Tribune en San Diego, California (EE.UU.), ha sido evacuados luego de que se encontraran cinco paquetes sospechosos en las inmediaciones, según informa ese medio.

Cerca de una hora después de que se diera la alarma, no obstante, la policía determinó que los paquetes contenían objetos inofensivos; en concreto, dos libros infantiles, una pelota de fútbol, un zapato, un paquete de papas fritas y una gorra.

De regreso a Nueva York:

Gobernador de Nueva York afirma que también recibió un paquete con explosivos en su oficina.

Alcalde de Nueva York califica de acto terrorista envío de paquete sospechoso a CNN.

Anteriormente, las oficinas del canal estadounidense CNN en Nueva York fueron evacuadas tras descubrirse un artefacto sospechoso en el Time Warner Center luego de que el Servicio Secreto confirmara que dispositivos similares fueron enviados a los expresidentes Barack Obama y Bill Clinton (1993-2001)

Y ahora todo empieza a tomar un sabor extraño al movimiento MeToo, en donde todos ahora quieren haber recibido paquetes sospechosos. ¿Por qué?, no sé, tal vez porque es un clásico movimiento de la izquierda el hacerse notar como víctimas del abuso, la opresión y la violencia desenfrenada por parte de seres que están llenos de odio racista, homófobo, misógino y demás.
¿Por qué? No lo sé, tal vez porque la izquierda en EEUU lleva años nombrándose a sí misma como "la resistencia" al odio nazi de Donald Trump y sus secuaces en Fox News. Porque esto de algún modo es más efectivo que criticar los puntos de su política que son indefendibles. La forma en la que esta historia se está desenvolviendo no deja de apuntar en esa dirección:

El explosivo enviado a la CNN tenía como objetivo al exdirector de la CIA John Brennan

Brennan, que trabajó para la Administración de Barack Obama, es un invitado frecuente de la CNN y crítico de Donald Trump.

El paquete con un dispositivo explosivo enviado este miércoles al edificio Time Warner Center de Nueva York, donde se encuentran las oficinas de la CNN, estaba dirigido al exdirector de la CIA John Brennan, informa el canal estadounidense citando a fuentes policiales.

Brennan, que trabajó para la Administración de Barack Obama, es un invitado frecuente de la CNN y crítico de Donald Trump cuya autorización de seguridad fue revocada por el actual presidente este verano.

Una fuente policial ha señalado a la CNN que el dispositivo enviado al canal es similar a los dirigidos a Hillary Clinton, Barack Obama y George Soros.

Al menos uno de los dispositivos parecía contener proyectiles como fragmentos de vidrio. Los artefactos son rudimentarios pero funcionales.

Qué conveniente, CNN recibe una amenaza de bomba, se nos dice, y CNN reporta que la bomba estaba destinada a uno de sus invitados quien resulta ser un crítico de Donald Trump, igual que CNN e igual que todo el partido Demócrata. Así que esta historia parece tener más tintes de ser una amenaza de falsa bandera para intentar afianzar votos en las elecciones que se avecinan.

La idea que se está dejando ver entre líneas es la siguiente: Donald Trump es un nacionalista, sus seguidores son nacionalistas y fanáticos y odian la diversidad, y a los homosexuales, y el aborto... No escatimarían en atacarnos a nosotros, y nuestros líderes como Obama y Clinton (y aparentemente ahora Soros) y CNN y en general cualquier demócrata que reciba una paquete sin etiqueta. Por ende, vota a los demócratas en noviembre.

A pesar de la repuesta de la Casa blanca.

Gritar insultos es una cosa, acusar de un crimen a alguien es muy diferente. Si estoy en lo correcto y esto es una amenaza de falsa bandera, no es descabellado imaginar que, eventualmente, un ataque de falsa bandera sea llevado a cabo con la misma intención con la que hoy se utilizaron los paquetes sospechosos. Y en ese momento, estaríamos hablando de una operación con la envergadura del incendio en el Reichstag alemán en 1933.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue