alt

 

Un activista del controvertido sitio de investigación Bellingcat ha intentado que Twitter prohíba a un bloguero canadiense, quien destapó sus enlaces a una red de propaganda encubierta respaldada por el Reino Unido.

Una publicación reciente en Twitter por un blogger canadiense, Stephen McIntyre, aparentemente no le sentó bien a Dan Kaszeta, un colaborador activo del autodenominado sitio web de investigación de "periodismo ciudadano" Bellingcat. El canadiense aparentemente provocó la ira del activista al resaltar algunas de sus conexiones con la Iniciativa de Integridad (II), un canal de propaganda clandestino financiado por el gobierno del Reino Unido.

McIntyre publicó una factura enviada por la firma de Kaszeta, Strongpoint Security, que facturaba a la organización matriz de II, el Institute for Statecraft, por aproximadamente $ 800 por un artículo escrito por el citado. El documento es parte de los datos de II filtrados en la red. El ex veterano del Ejército de los Estados Unidos se molestó bastante y se dirigió a la administración de Twitter, exigiendo que se prohibiera al bloguero por exponer sus datos personales. Argumenta que la publicación de datos personales está prohibida por las reglas de Twitter.

 alt

McIntyre fue suspendido brevemente en Twitter, pero apeló su caso argumentando que no violó ninguna regla, ya que simplemente escribió sobre el empleo de Kaszeta, que no está prohibido en Twitter. Sus argumentos parecen ser lo suficientemente convincentes para que el gigante de los medios sociales levante la prohibición sin condiciones previas y deje toda la información publicada por el canadiense tal como está.

 alt

La disputa de los dos hombres aparentemente atrajo cierta atención cuando nuevas personas se unieron a la investigación de McIntyre, y comenzaron a especular sobre cuál de los artículos que Kaszeta escribió para II era el trabajo al que se refería la factura. Este último se apresuró a presentar más quejas ante Twitter, pero estas fueron en vano.

La Iniciativa de integridad apareció en el radar público luego de una serie de filtraciones por parte de un grupo que afirma estar asociado con el grupo de hackers Anonymus. Los documentos publicados por el grupo mostraron que la red operaba sigilosamente "grupos" de personas influyentes en toda Europa, que trabajaban para garantizar que las narrativas pro-Reino Unido dominen los medios de comunicación. Aparentemente, el equipo está luchando contra la "propaganda rusa".

El II quedó en evidencia en el Reino Unido por participar en difamar al líder laborista Jeremy Corbyn como un títere del Kremlin, un acto que no corresponde a una organización financiada por millones de libras por los contribuyentes británicos. También intervino en la narrativa antirusa que siguió al envenenamiento del agente doble Sergei Skripal y su hija en marzo de 2018.

Sin embargo, los principales medios de comunicación occidentales se mantuvieron notablemente silenciosos sobre todo lo que estaba vinculado a la polémica organización financiada por el gobierno del Reino Unido. El II nunca ha afirmado que ninguno de los documentos filtrados sea falso.

Mucho humo, poco fuego: el fiscal especial Mueller tacha de "inexacto" el informe de BuzzFeed

La 'trama rusa' vuelve sonar en la Casa Blanca. Esta vez fue el medio estadounidense BuzzFeed, cuya historia "bomba" dice que Donald Trump le ordenó a su exabogado Michael Cohen mentirle al Congreso sobre el alcance de su supuesto acuerdo con Moscú. El informe ya fue tachado de "inexacto" por el fiscal que investiga la trama rusa.

La historia publicada el 17 de enero, titulada 'El presidente Trump ordenó a su abogado Michael Cohen mentirle al Congreso sobre el proyecto de la Torre de Moscú', afirma ofrecer pruebas irrefutables de que Trump no solo intentó coordinar un acuerdo con el presidente ruso, Vladimir Putin, sino que le ordenó a su abogado Michael Cohen que cubriera todo eso en sus declaraciones ante el Congreso.

El reporte se basa en las declaraciones de "dos oficiales federales encargados de hacer cumplir la ley involucrados en una investigación del asunto". Sin embargo, cuando su autor Anthony Cormier fue a CNN para hablar sobre la historia, se vio obligado a admitir: "No lo he visto personalmente". Luego aclaró que "las personas con las que hemos hablado, dos funcionarios con los que hemos hablado, están totalmente informadas al 100% de ese aspecto de la investigación del fiscal especial".

No obstante, la oficina del propio fiscal especial y asesor del director del FBI, Robert Mueller, que investiga los supuestos vínculos del presidente Donald Trump con Rusia, no tardó en reaccionar y tachó el texto de BuzzFeed de "inexacto".

"La descripción de BuzzFeed de declaraciones específicas a la Oficina del Asesor Especial y la caracterización de los documentos y testimonios obtenidos por esta oficina con respecto al testimonio del Congreso de Michael Cohen no son exactos", dijo Peter Carr, portavoz de la oficina de Mueller.

En respuesta, el editor en jefe del portal, Ben Smith, defendió a través de su cuenta de Twitter, la veracidad de los datos: "En respuesta a la declaración del portavoz del Asesor Especial de esta noche: confiamos en nuestros reportes y en las fuentes que lo informaron, e instamos al Asesor Especial a que aclare de qué se trata".

No es la primera vez que BuzzFeed publica información que luego es desmentida o que está basada en fuentes poco confiables que no pueden revisarse. En enero del 2017, el editor en jefe del tabloide, Ben Smith, tuvo que dar explicaciones respecto a la falsa información que comprometía al recién entrante presidente Donald Trump, que supuestamente era chantajeado por Rusia. En otra ocasión, fue la propia policía de EEUU la que descartó tener sospechas de que el fundador de Russia Today, Mijaíl Lésin, fue 'en realidad' asesinado a golpes con un bate de béisbol en su habitación y que "Putin o el Kremlin están detrás de esto".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue