A partir de que a principios del pasado mes de mayo el líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, comenzara a disentir de la política desarrollada por Patxi López (a quien en su momento apoyó de forma incondicional para que fuera investido lehendakari), tomando como excusa las críticas que su socio parlamentario vertía contra los recortes sociales de Mariano Rajoy, no dudamos en afirmar que tal desencuentro encubría el fracaso político del plan gubernamental de reinserción de los presos etarras. Un imperdonable error que terminarían pagando sus diseñadores (los estrategas del PSOE) y quienes lo apoyaban instrumentalmente (el PP), en beneficio directo de la izquierda abertzale.

Aun más, también anticipamos que el reajuste del comportamiento electoral derivado de esa política equivocada, supondría el desbordamiento electoral de Euskal Herria Bildu (la marca política pro etarra), el sostenimiento del PNV (que podría volver a ser la fuerza política más votada), el retroceso del PSOE y la perdida de la posición “bisagra” del PP. Ahora, todos los estudios demoscópicos van afianzando esa misma aproximación analítica, sin que el Gobierno del PP modifique un ápice la “hoja de ruta” establecida, salvo declaraciones oportunistas que, frente a los hechos, carecen de la menor credibilidad social.

Esta absurda deriva del PP, que, en vez capitalizar la evidente derrota policial y judicial de ETA, ha servido en “bandeja de plata” al entorno de Bildu su victoria política sobre el Estado democrático, está colmando la paciencia de las víctimas del terrorismo. Consuelo Ordóñez, presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (COVITE) y hermana de Gregorio Ordóñez, diputado popular del Parlamento Vasco y teniente de alcalde del ayuntamiento donostiarra asesinado por ETA el 23 de enero de 1995, acaba de romper con el PP, dando apoyo público a la formación que lidera Rosa Díez de cara a las próximas elecciones autonómicas vascas.

En el acto de presentación de Gorka Maneiro, actual diputado autonómico de UPyD por Álava, como candidato a lehendakari, la presidenta de COVITE arremetió contra el PP, con un expresivo “Que más quisiéramos que hubiera muchos ‘gorkas’ que hicieran suyas nuestra propuestas; pero no los hay”. La intervención de Consuelo Ordóñez en el acto, centrada en la política antiterrorista, concluyó con una frase lapidaria y ciertamente dura para el PP: “Las víctimas de ETA quieren que UPyD esté en el Parlamento Vasco”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue