El pasado 4 de octubre, El Mundo publicaba una entrevista concedida por el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la que se incluía el siguiente diálogo (sic):

- ¿Qué Ministerio sobra y qué presupuesto falta?

- Falta más presupuesto contra la pobreza, la violencia de género… Y sobra el Ministerio de Defensa.

Lógicamente, el antimilitarismo del líder socialista, muy en línea con la posición también mostrada al respecto por otros significados miembros de su partido (como el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero y la ex ministra de Defensa Carme Chacón), corrió por los medios castrenses y los círculos de la seguridad nacional como si fuera pólvora encendida. Lo que pasa es que en esta ocasión el desprecio de Pedro Sánchez por la defensa nacional, hasta el punto de considerar la conveniencia de que desaparezca el Ministerio de Defensa, se ha mostrado de forma bastante más precisa y contundente, alarmando a propios y extraños.

El mismo diario El Mundo, que no ha rectificado su información, ha recogido parte de las reacciones suscitadas por las palabras del ‘número uno’ del PSOE. Así, la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afirmó inmediatamente que el planteamiento  es una pura “barbaridad”.

Por su parte -continúa El Mundo-, la portavoz de UPyD en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, Irene Lozano, juzgó como una “frivolidad” que Pedro Sánchez considere que el Ministerio de Defensa “sobra”.

El diputado de IU Álvaro Sanz señaló al respecto: “Son ocurrencias del señor Sánchez que en un momento determinado tendrá que valorar con el pasado reciente de su partido y con sus propios responsables del partido en el marco de la Comisión de Defensa en el Parlamento, que el otro día pedían más fondos para las intervenciones de la mano de la OTAN en Iraq y en Siria”.

José Antonio Monago, presidente de Extremadura ha exigido a Sánchez una “rectificación”, señalando que toda democracia occidental debe tener “garantizada” su seguridad…

Mientras los militares en activo que no se pueden pronunciar públicamente al respecto están que trinan, también desde las asociaciones castrenses con libertad de crítica política se ha reaccionado de forma inmediata ante las palabras de Sánchez. El secretario de la Asociación de Militares Españoles (AME), José María Pairet, afirmó que a Pedro Sánchez “le falta cultura de defensa”, puntualizando: “Este señor se nota que no tiene ninguna conciencia de defensa y que, por supuesto, no ha hecho el servicio militar y no se ha enterado de nada”.

Y desde la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), en sus orígenes próxima a UGT, Mariano Casado ha pedido al secretario general del PSOE que explique qué quiere decir con que “sobra el Ministerio de Defensa”.

A toro pasado se podrá aducir que Pedro Sánchez ha tenido un ‘desliz’ o que fue sorprendido por su entrevistador, pero el posible lapsus no deja de retratarle como un político ciertamente inmaduro, como en su momento lo fue Rodríguez Zapatero, de ingrato recuerdo en las Fuerzas Armadas. De hecho, el actual secretario general del PSOE ya ha fijado otras posiciones populistas y políticamente poco afortunadas, o al menos gratuitas.

Una de ellas es la de haberse declarado, además de enemigo del ‘Toro de la Vega’ (cosa entendible porque este salvaje espectáculo disgusta incluso a los propios taurinos), enemigo también de la Fiesta Nacional (“nunca me verán en una plaza de toros”, afirmó telefónicamente ante la audiencia de un conocido programa de telebasura). Y otra es la de promover una querella penal contra Jordi Pujol por delitos todavía no imputados (en vez de solicitar la intervención de la Fiscalía Anticorrupción)…, sin hacer antes lo propio con la cantidad de socialistas que ya se encuentran imputados en el escándalo mucho más evidente y deleznable de los falsos ERE de Andalucía…

Fuentes del PSOE, han aclarado al diario El Mundo que la frase pronunciada por Sánchez en la entrevista con este periódico “hacía referencia a la necesidad de incrementar gasto social y reducir gasto militar, tal y como se desprende en el contexto de la pregunta”, recalcando: “Ni Sánchez ni el PSOE han planteado nunca la supresión de ese Ministerio”. Valga para salir del paso.

Pero con el precedente zapateril de la ‘Alianza de las Civilizacionez’, el juego de la ceja -ya asumido graciosamente por Sánchez- y las referencias a ‘Manitu’, y con las nuevas ideas socialistas de instaurar una ‘España Federal’ y una ‘Europa Confederal’ (o con el descontrol de su franquicia catalana del PSC que va por libre en el peligroso juego del soberanismo), parece que el PSOE tendría que explicarse mejor si no quiere convertirse en un partido marginal, gracias a este tipo de tontunas y populismos absurdos. Y de paso aclarar en la biografía de Pedro Sánchez cómo afrontó sus obligaciones con la defensa nacional antes de que en 1999 se suspendiera el servicio militar obligatorio.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

El Tiempo por Meteoblue