Nuestras Fuerzas Armadas agudizan el ingenio. Y no sólo para la Defensa Nacional. Los recortes siguen y siguen y hasta un sencillo cocktail se convierte en todo un reto. El último ejemplo lo tenemos en el Ejército del Aire… Lo cierto es que a pesar de lo llamativo de la medida, la misma se convirtió en todo un éxito. Les hablamos de la Gala de Entrega de los Premios Ejército del Aire.

La reducción del presupuesto destinado a este carismático evento, que cumple su edición número 34, alcanzó casi el 50 por ciento. Los 53.000 euros destinados el pasado año se han convertido en apenas 30.000, lo que ha derivado en que la celebración de los Premios Ejército del Aire se convierta en una especie de ‘Feria de Patrocinadores’, vamos que un poco más y allí los uniformes se cubren con parches de marcas varias al estilo Fernando Alonso.

El temor a deslucir un acto que por primera vez contaba con la presencia de S.A.R. el Príncipe de Asturias agudizó el ingenio hasta niveles insospechados. Sin presupuesto para celebrar un cocktail en condiciones para 500 personas, se ha tirado de marcas varias que cubriesen las necesidades. ¿Y a cambio de qué? Pues a cambio de lo que quieren todas las marcas, anunciarse y darse a conocer.

Así que al terminar el pertinente acto protocolario, el patio de honor del Cuartel General del Aire se convirtió en una especie de verbena gastronómica de buenas viandas y chiringuitos de bebidas varias. Allí, con sus marcas bien visibles y llamativas, Coronita repartía cerveza, Macallan servía whisky, González Byass ponía el vino y otras buenas firmas se afanaban en ofrecer buenos jamones y queso. Hasta los bombones eran de regalo. La muy española firma de chocolates Valor regaló varios kilos de bombones para endulzar aquella situación, aderezada con un Freixenet catalán que, desde luego no se regaló (faltaría), pero que por lo menos se dejó a un cincuenta por ciento. Algo es algo.

“Altruismo” curioso y mercantil en una situación tan austera que obliga a semejantes técnicas para mantener la normalidad. Y el Sr. Morenés sin inmutarse.

¿Qué será lo próximo? ¿Un mercadillo medieval en El Goloso o un botellón en Rota?

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue