Confidenciales

En una entrevista concedida recientemente a la revista de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, afirma que ve difícil nuevos atentados de ETA porque, en su opinión, “está derrotada”, y “también porque su masa social le está pidiendo que se disuelva”. Una declaración que ha causado un notable malestar en medios de los Cuerpos de Seguridad del Estado vinculados a la lucha contra ETA.

 

El artículo publicado el domingo 11 de marzo de 2012por Manuel Pastor, catedrático de Ciencia Política de la Universidad Complutense, en la web digital “The Americano. Com”, titulado “Una generación perdida: la clase política española del 23-F”, ha dado mucho que hablaren los círculos de la Inteligencia del Estado por sus excesos y extemporaneidad.

 

El nombre de Ricardo Martí Fluxá ya se consideró antes de la victoria electoral del PP en las elecciones legislativas del pasado 20 de noviembre para desempeñar altas responsabilidades políticas en el nuevo gobierno que presumiblemente presidiría Mariano Rajoy.

Frente a la interpretación sesgada de “El País” (15/03/2012) dando a entender que no nombrar aJorge Dezcallar como cónsul en Tánger (Marruecos) suponía una discriminación ideológica por parte del Gobierno presidido por Mariano Rajoy, afirmando que “Exteriores deja sin plaza a Jorge Dezcallar”, la realidad es otra bien distinta.

La detención en Berlín del ciudadano germano-marroquí de 56 años identificado como “Mohamed B”, sospechoso de espiar a miembros del movimiento independentista del Sahara Occidental (Frente Polisario) por cuenta de los servicios secretos de Marruecos, hecha pública el pasado 15 de febrero, supone una advertencia inequívoca de los Servicios de Inteligencia Exterior de la República Federal de Alemania (BND) sobre la necesidad de cumplir los protocolos de colaboración bilateral en materia de Inteligencia. De hecho, la detención se ha producido a los pocos días de ser arrestados otros dos sospechosos de espionaje, en este caso centrado en diplomáticos y funcionarios de la República Árabe Siria acreditados en Alemania.

La noticia publicada por el diario “El País” (01/08/2011) desvelando el contenido de un informe secreto del CNI que advertía al Gobierno sobre la financiación de las organizaciones islamistas radicales instaladas en España, ha provocado un “efecto boomerang” muy perjudicial para las expectativas españolas de negocio bilateral con los países señalados como responsables de dicho “padrinazgo”. De hecho, su inconveniencia fue comentada incluso durante las tertulias informales que se produjeron entre algunos de los empresarios españoles más activos en los mercados árabes, cuando el pasado 24 de enero fueron convocados por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, a un almuerzo de trabajo en el madrileño Palacio de Viana, durante el que recabó su colaboración precisamente para mejorar la imagen de España a nivel internacional.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS