Confidenciales

altAl ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, se le pueden achacar no pocas torpezas políticas, pero no parece de recibo que entre ellas se incluya su interés por “españolizar” educativamente a los niños catalanes, algo obligado en el ejercicio de su responsabilidad como ministro del Gobierno de España y garante del derecho constitucional de los educandos. Al fin y al cabo nadie se escandaliza cuando algunos políticos catalanes hablan de la conveniencia de “catalanizar España”, algo tan libre y oportuno como “galleguizar”, “vasconizar” o “aragonizar” lo que cada quien o quienes estimen adecuado.

 

 

El pasado 25 de julio, publicaba Elespiadigital.com un confidencial (“La indignación llega a las Fuerzas Armadas”) en el que se alertaba sobre el malestar dentro de los Ejércitos. Señalábamos entonces que “El cabreo dentro de la Institución militar es mayúsculo. Los militares están muy preocupados por todo y están pasando a ser otro sector “indignado”. Por los recortes presupuestarios que afectan a su profesión, por los recortes en sus salarios y beneficios sociales, por la inquina que detectan en las autoridades del Ministerio respecto a sus condiciones, por la formas de tratarles ante las presuntas “filtraciones” a la prensa de las descabelladas medidas que pretende el ministro,… pero también por la marcha general del país, el hundimiento de la economía y el paro, el sufrimiento de la población (es decir, de las familias de sus soldados), el desmadre autonómico y muchas otras cosas”.

 

Ya se sabe que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha convertido en el “pisacharcos” oficial del Gobierno. Una de sus últimas hazañas ha sido empeñarse de forma infructuosa en que la Audiencia Nacional encausara por “delitos contra las instituciones del Estado” (que pueden ser castigados con penas de hasta cinco años de prisión) a 35 manifestantes detenidos por la Policía el pasado 25 de septiembre, durante la concentración ciudadana convocada con el lema “Rodea el Congreso”.

El relevo sobrevenido de Carlos Divar al frente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo (TS), saldado el pasado 23 de julio con la toma de posesión de Gonzalo Moliner como presidente de ambas instituciones, reconfirmó ante la sociedad civil la conveniencia de “despolitizar” el Poder Judicial dando un mayor peso al pronunciamiento interno de la “carrera judicial” en la elección de dichos cargos. Ahora, el “paso atrás” marcado al respecto por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha causado un gran malestar en las bases del estamento judicial que consideran su dependencia de los partidos políticos insostenible, frustrante y, sobre todo, anacrónica y discordante con la separación de poderes propia del Estado democrático.

Redacción

La denuncia del fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista sobre la desaparición de un disco duro extraíble, en el que almacenaba documentos de trabajo, algunos relacionados con el “caso Faisán” (el chivatazo a ETA sobre una operación policial contra su aparato de extorsión), ha reabierto las sospechas de que se esté dando de hecho un “carpetazo” político al tema.

 

En su habitual práctica decisoria de “ir por libre” y “liarse la manta a la cabeza”, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha cursado una comprometida instrucción a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que operan en el País Vasco, ciertamente sigilosa pero a la que ha tenido acceso Elespiadigital.com.

Nuestras Fuerzas Armadas agudizan el ingenio. Y no sólo para la Defensa Nacional. Los recortes siguen y siguen y hasta un sencillo cocktail se convierte en todo un reto. El último ejemplo lo tenemos en el Ejército del Aire… Lo cierto es que a pesar de lo llamativo de la medida, la misma se convirtió en todo un éxito. Les hablamos de la Gala de Entrega de los Premios Ejército del Aire.

La semana que acaba de concluir ha vuelto a enhebrar otro episodio de mal encaje para la Casa Real. El lunes 10 de septiembre, el digital “Vanitatis” se descolgaba con una noticia titulada “Un catalán y una belga se unen para reclamar la paternidad del rey Juan Carlos” que, de inmediato, se propagó alegremente por la Red de forma exponencial, encendiendo todas las alarmas disponibles en el entorno de La Zarzuela, particularmente las de su Secretaría General, titulada por Alfonso Sanz Portolés, y su Dirección de Comunicación, asumida por Javier Ayuso Canals, quienes, de momento, han sabido atajar la difusión del controvertido mensaje, descolgado poco a poco de muchos medios digitales.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue