Confidenciales

En esta misma sección Confidencial ya apuntamos el resbalón del CNI en el ‘caso del pequeño Nicolás’ y las consecuencias negativas que la denuncia interpuesta de forma gratuita contra Francisco Nicolás Gómez Iglesias, a instancias de la vicepresidenta para todo y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, tendría para los Servicios de Inteligencia que dirige Félix Sanz y, como deriva, para el PP y para el propio Gobierno de Mariano Rajoy.

La ‘Operación Cibeles’ desvelada en nuestra Newsletter Nº 119 del pasado 22 de junio, sigue su curso contra viento y marea, cumpliendo todos los hitos de su discreta puesta en marcha. Tras cumplirse el 9 de septiembre la ineludible condición de que Ana Botella renunciase a ser candidata electoral del PP a la Alcaldía de Madrid en las elecciones del próximo 24 de mayo, y de calentar el ambiente con filtraciones demoscópicas (ciertas o imaginadas) que presentan a Esperanza Aguirre como la mejor opción del partido para afrontar ese reto electoral, su presidenta regional se acaba de postular para ello.

La cosa viene de lejos. Antes de que Doña Letizia Ortíz Rocasolano se convirtiera en reina-consorte de Felipe VI, su reiterado desprecio por el protocolo militar, quedó patente en la desenfada vestimenta con la que solía acudir a las ceremonias y actos castrenses oficiales, cuyo relieve se evidenciaba por su misma presencia acompañando al entonces Heredero de la Corona.

 

De auténtica broma está siendo calificada en los medios internacionales de construcción naval militar, particularmente en la DCNS Group (la División de Construcción Naval del Ministerio de Defensa de Francia constructora de los submarinos Scorpène) y en la CDB ME ‘Rubin’ (la ‘Central Design Bureau for Marine Engineering’ radicada en San Petersburgo que construye los rusos ‘Lada’ y ‘Kalina’), la noticia difundida el pasado mes de diciembre de que la Armada española ha dado el visto bueno al nuevo submarino español, que ahora se llama S-81 Plus, con el beneplácito del AJEMA, almirante general Jaime Muñoz-Delgado.

No hay precedente alguno en la historia de los Servicios de Inteligencia que se pueda asimilar al berenjenal en que se ha metido el CNI (Centro Nacional de Inteligencia) al interponer una querella por un presunto delito de injurias contra Francisco Nicolás Gómez Iglesias, presentado por la prensa como ‘el pequeño Nicolás’ (los amigos le llaman ‘Fran’ o ‘Paco-Nico’).

Al ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, no le matan sus declaraciones -aunque en ocasiones haya tenido que matizarlas e incluso rectificarlas-, pero sí algunos de sus actos y decisiones políticas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

galeria de videos