alt

El establecimiento de una base militar rusa en Cuba en un contexto de aumento de las agresiones de EEUU respondería a los intereses de seguridad nacional, afirmó el jefe del Comité de Defensa de la Cámara Alta del Parlamento ruso, Víctor Bóndarev. El político subrayó que "todo tiene que ser acordado con La Havana".

Bóndarev agregó que "también se debe pensar en el retorno de de nuestra Fuerza Naval a Vietnam".

Según el senador, hasta el año 2002 la presencia militar de Rusia en la isla caribeña, al lado de EEUU, permitía contener la agresividad de EEUU, su expansión hacia territorios que entran en la zona de intereses estratégicos rusos.

"La abierta injerencia en los asuntos internos de países que son socios históricos de Rusia no excluye nuestro retorno a América Latina", advirtió el senador, agregando que "por supuesto, todo eso debe debatirse con los cubanos".

Para el político, tampoco se trata de pasos que deben realizarse de manera apresurada, pues se emprenderían solo en caso "de la agudización de la agresión por parte de EEUU".

Los comentarios de Bóndarev llegan justo después de que el senador ruso y vicepresidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación, Frants Klintsévich, anunciase que Rusia va a "poner todo su empeño" en restablecer su base en Cuba como respuesta a las actividades hostiles de EEUU y la OTAN.

En abril de 2016, los diputados Valeri Rashkin y Serguéi Óbujov enviaron una carta al presidente Vladímir Putin y al ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, con la propuesta de restablecer el centro ruso de Lourdes como respuesta a los planes de EEUU de desplegar en Turquía misiles de tipo Himars.

En aquel entonces el portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov, destacó, al hablar sobre la misiva, que "la situación es dinámica" y el país debe tomar las medidas necesarias partiendo de sus intereses. En cualquier caso, agregó que esa era una decisión que debería tomar el Ministerio de Defensa.

Los militares respondieron que estaban considerando la posibilidad de restablecer las dos bases que la URSS mantenía fuera de su territorio: en Cuba y en Vietnam. Según el viceministro de Defensa, Nikolái Pankov, el ente "conoce el problema" y "trabaja sobre él".

El centro de escucha radioelectrónica de Lourdes era una base militar rusa usada para controlar las comunicaciones en EEUU. Fue fundada en 1967 y clausurada en febrero de 2002.

A Rusia "le vendría bien" una base militar en Cuba

A Rusia "le vendría bien" una base militar en Cuba, a escasos kilómetros de Estados Unidos, comentó a Sputnik el jefe del Comité de Defensa de la Duma, Vladímir Shamánov.

"Sin duda alguna, tales instalaciones en una proximidad inmediata de nuestros 'colegas', como se suele decir hoy en día, de seguro que nos vendría bien", expresó Shamánov. 

No obstante, el parlamentario agregó que la cúpula política y militar de Cuba hoy día no apoya esa idea. Por su parte, el vicepresidente del Comité de Relaciones Internacionales del Consejo de la Federación alertó de que tales pasos deteriorarían aún más las relaciones entre Moscú y Washington y que en cualquier caso habría que conocer primero la opinión de los cubanos.

Los comentarios de Shamánov llegan justo después de que el senador ruso y vicepresidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación, Frants Klintsévich, anunciase que Rusia va a "poner todo su empeño" en restablecer su base en Cuba como respuesta a las actividades hostiles de EEUU y la OTAN.

"Creo que deberíamos poner todo nuestro empeño, pero nuestra base —marina y aérea, dos en una— debe estar en Cuba. Es un punto clave", expresó Klintsevich.

En abril de 2016, los diputados Valeri Rashkin y Serguéi Óbujov enviaron una carta al presidente Vladímir Putin y al ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, con la propuesta de restablecer el centro ruso de Lourdes como respuesta a los planes de EEUU de desplegar en Turquía misiles de tipo Himars.

En aquel entonces el portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov, destacó, al hablar sobre la misiva, que "la situación es dinámica" y el país debe tomar las medidas necesarias partiendo de sus intereses. En cualquier caso, agregó que esa era una decisión que debería tomar el Ministerio de Defensa. Los militares respondieron que estaban considerando la posibilidad de restablecer las dos bases que la URSS mantenía fuera de su territorio: en Cuba y en Vietnam. Según el viceministro de Defensa, Nikolái Pankov, el ente "conoce el problema" y "trabaja sobre él".

El centro de escucha radioelectrónica de Lourdes era una base militar rusa usada para controlar las comunicaciones en EEUU. Fue fundada en 1967 y clausurada en febrero de 2002.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos