El régimen de Israel asegura mantener completa libertad de acción en Siria y solo tomar en consideración los intereses de su propia seguridad.

“Mantenemos una absoluta libertad de acción y las únicas consideraciones que nos guían son las consideraciones en relación con la seguridad de Israel”, afirmó ayer miércoles el ministro de asuntos militares del régimen israelí, Avigdor Lieberman.

En declaraciones durante una visita de inspección en la frontera norte de los territorios ocupados palestinos que limitan con Siria y El Líbano, Lieberman volvió a mostrar su furia por la presencia militar de Irán en Siria y enfatizó que Israel no permitirá el afianzamiento iraní en el país árabe.

Además, aseguró que el ejército israelí está listo y bien preparado para afrontar cualquier situación. “No permitiremos que Siria se convierta en una línea de frente contra Israel”, aseveró Lieberman.

A continuación, en un mensaje a todas luces dirigido a Rusia, tal como explica el rotativo israelí The Jerusalem Post, Lieberman dijo que “cualquiera que no entiende esto, merece la pena que lo entienda”.

Mantenemos una absoluta libertad de acción y las únicas consideraciones que nos guían son las consideraciones en relación con la seguridad de Israel”, afirma el ministro de asuntos militares del régimen israelí, Avigdor Lieberman.

De este modo, respondía a las declaraciones del canciller ruso, Serguei Lavrov, quien defendió el martes la “legitimidad” de la presencia de los asesores militares iraníes en Siria y rechazó haber aceptado el retiro de los mismos del país árabe. Pues, desmintió así los rumores difundidos por medios israelíes sobre un supuesto acuerdo entre Rusia, EE.UU. y Jordania para limitar la presencia de Irán en el suroeste sirio.

Irán, además de contribuir en el ámbito político y defender el diálogo para llegar a una solución pacífica en el conflicto sirio, desempeña un papel clave en las operaciones antiterroristas —en apoyo al Gobierno legítimo sirio—, ofreciendo ayuda logística a través de sus asesores militares en el país árabe.

El Gobierno de Teherán siempre rechaza los rumores de que busca quedarse en Siria, recordando que ha enviado asesores militares al país árabe a petición del legítimo Gobierno de Damasco para potenciar su lucha contra los grupos terroristas, entre ellos el EIIL (Daesh, en árabe).

‘Rusia no dejará que Israel dañe su alianza con Irán en Siria’

A pesar del reciente acuerdo alcanzado entre Rusia y EE.UU. sobre Siria, Moscú no permitirá que Israel destroce su alianza con Irán, según un diario israelí.

En un artículo publicado el martes, el periódico Israel Hayom recordó que mientras el conflicto sirio está llegando a su punto final, las tensiones entre los ejes ruso-iraní e israelo-estadounidense van en aumento en el referido país árabe.

En esta línea, el informe, elaborado por Eyal Zisser, se refirió a un reciente acuerdo alcanzado entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par ruso, Vladimir Putin, para establecer una zona libre de conflictos en el sur de Siria.

Israel Hayom hizo énfasis en que Rusia no ha garantizado que este convenio conduzca a la retirada de los asesores militares iraníes del sur sirio, pues Moscú considera “legítima” la presencia iraní en territorio sirio.

Rusia tampoco dejará que Israel dañe su estratégica alianza con Irán, pues desde el punto de vista ruso, esta alianza contribuye al reforzamiento de la posición de Moscú en la región”, señala el diario Israel Hayom.

Las autoridades israelíes, incluido el primer ministro, Benyamin Netanyahu, han estado en los últimos días amenazando con que seguirían con sus ataques a Siria, al argüir que Irán ha consolidado su influencia en Siria y establecido en ese país bases militares cerca de la frontera con los territorios palestinos ocupados.

Sin embargo, “Moscú sigue considerando una exageración las preocupaciones israelíes” sobre la presencia militar iraní en Siria, agregó el medio israelí.

“Rusia tampoco dejará que Israel dañe su estratégica alianza con Irán, pues desde el punto de vista ruso, esta alianza contribuye al reforzamiento de la posición de Moscú en la región”, recalcó.

El Gobierno de Teherán siempre rechaza los rumores de que ha construido bases militares o busca quedarse en Siria, recordando que ha enviado asesores militares al país árabe a petición del legítimo Gobierno de Damasco para potenciar su lucha contra los grupos terroristas, entre ellos el EIIL (Daesh, en árabe).

En agosto, el premier israelí advirtió, durante una reunión con el dignatario ruso, de que “Irán tendrá que salir de Siria o actuaremos de manera adecuada y según nuestras líneas rojas”, aunque Putin restó peso a estas amenazas militares contra Irán dejando solo a Israel y sus líneas rojas. De hecho, Putin consideró a Irán un aliado estratégico en la zona.

Israel, enojado por apoyo ruso sobre presencia de Irán en Siria

El ministro israelí de asuntos militares se muestra enojado por la postura de Rusia sobre la presencia de los asesores militares iraníes en Siria.

“Mantenemos una libertad de acción absoluta, y las únicas consideraciones que nos guían son las consideraciones de seguridad de Israel”, ha asegurado este jueves Avigdor Lieberman después de que el canciller ruso, Serguéi Lavrov, calificó el martes de “legítima” la presencia iraní en Siria.

Tras afirmar que el régimen de Tel Aviv no permitirá que Siria se convierta en una base antiisraelí, Lieberman ha reiterado que Israel hará todo lo posible para bloquear las supuestas amenazas en su contra.

Como aliado del presidente sirio, Bashar al-Asad, Moscú se encuentra en una alianza entre Damasco y Teherán. Rusia, que ve a Irán como un actor clave en la resolución de la crisis en Siria, ha resaltado en reiteradas ocasiones la importancia del papel que desempeña la República Islámica en la lucha antiterrorista en el país árabe.

A petición de Siria, Teherán ha enviado asesores militares al país árabe para poner al servicio del Ejército sirio su experiencia en el campo de batalla, mientras que Rusia ha iniciado, por su parte, una campaña aérea contra las posiciones terroristas.

Mantenemos una libertad de acción absoluta, y las únicas consideraciones que nos guían son las consideraciones de seguridad de Israel”, dice el ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman.

Las preocupaciones de las autoridades israelíes han aumentado en los últimos meses a medida que el Ejército sirio, apoyado por sus aliados, ha recuperado casi todos los bastiones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y avanzado hacia la frontera jordana y zonas estratégicas del sureste de Siria.

Israel critica tales esfuerzos, pues teme que las victorias en Siria acaben beneficiando al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), que también participa activamente en la campaña antiterrorista en el país árabe.

Desde el inicio de la crisis de Siria, el régimen israelí apoya cualquier estrategia que facilite el debilitamiento de las fuerzas que luchan activamente contra los terroristas en Siria, por ejemplo con ataques aéreos a las posiciones del Ejército sirio y sus aliados.

Un general iraní lidera la lucha contra Daesh en Siria

 

El comandante de la Fuerza Quds afiliado al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní, el general Qasem Soleimani, está supervisando directamente las operaciones militares que apuntan a reforzar el control sobre la estratégica ciudad de Al-Bukamal, ubicada en el extremo este de Siria, según las fuentes.

Las fuentes indicaron que Soleimani había estado en la región fronteriza iraquí-siria durante días, liderando las operaciones militares en el lado sureste de Al-Bukamal. Él todavía está allí comandando directamente la operación de apoyo de las Fuerzas de Movilización Popular, la División de Fatemiyoun y los combatientes de Hezbolá libaneses.

Las Fuerzas de Movilización Popular de Iraq, que apoyan a las Fuerzas Armadas sirias en sus operaciones para restaurar Al-Bukamal, han instalado un campamento en la frontera sirio-iraquí y permanecerán allí hasta que la ciudad sea liberada de Daesh.

Fue Soleimani, declararon las fuentes, quien propuso la aceleración de las operaciones militares en Al-Bukamal, por temor a que Estados Unidos impida que las fuerzas sirias y sus aliados lleguen a la ciudad. Esto llevaría a una confrontación innecesaria con Washington.

Al-Bukamal se encuentra en la provincia rica en petróleo de Deir Ez-Zor, al este de Siria. Es la última gran ciudad en manos de Daesh.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

DONBASS TE NECESITA

RECOMENDAMOS