alt

Grecia, Chipre y Egipto están llevando a cabo unos ejercicios militares conjuntos en el mar Mediterráneo bajo el nombre en clave de Medusa-6 y no son las primeras maniobras de este tipo en lo que va de año.

Anteriormente, Grecia y Chipre ya realizaron ejercicios similares en repetidas ocasiones con Israel, mientras que el 22 de junio tuvo lugar la reunión de los ministros de Defensa de Grecia, Chipre e Israel, durante la cual se pronunciaron a favor de un mayor desarrollo y profundización de las relaciones militares.

La vecina Turquía observa estos movimientos con cierta preocupación. Así, la asesora del presidente del partido Saadet, la exdiputada Oya Akgonenc Mugisuddin, comentó a Sputnik que estas acciones de los países mediterráneos están dirigidas contra Turquía, que vigila de cerca los movimientos y fortalece sus fuerzas armadas como respuesta.

"Los países mencionados decidieron realizar ejercicios conjuntos por varias razones. El objetivo obvio aquí es Turquía, porque el Estado turco demuestra el fortalecimiento activo de sus posiciones en la región, y estos países ven este proceso como una amenaza para sí mismos", comentó la profesora.

Destacó que Turquía no está desarrollando planes dirigidos contra Egipto, Israel, Grecia o Chipre del Sur, mientras que Grecia y Chipre sí tienen planes similares, siempre con vistas a obtener concesiones de Turquía. Al tener ellos mismos estas intenciones, suponen que en el lado opuesto se comportarán de manera similar, opina la experta.

Lo importante, según la politóloga, es que Egipto participa en estos ejercicios. Anteriormente, se mantenía al margen y cooperaba más activamente con los árabes y el mundo islámico. Pero con la llegada al poder de Abdelfatah Sisi, se produjeron cambios serios. Ahora Egipto se está alejando gradualmente del mundo islámico, cooperando cada vez más con Estados Unidos e Israel.

"Actualmente, con la situación en Gaza y otros asuntos regionales, Egipto actúa como el mejor amigo de Israel. Por lo tanto, la participación en los ejercicios conjuntos de Grecia y Chipre del Sur de Israel y Egipto no parecen algo inesperado, sino que sirven de mensaje para la comunidad internacional", defiende Mugisuddin.

Estos ejercicios, por un lado, son una especie de examen psicológico de 'aguante' para Turquía, y por otro, una verdadera capacitación militar de los países que participan en ellos. Además, estos ejercicios se pueden considerar como una maniobra táctica para determinar el grado de preparación de sus participantes. Turquía no pasará a la acción, pero, en caso de necesidad, estará lista para responder en cualquier momento, concluyó la experta.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS