alt

La parte continental de EE.UU. está ahora bajo la amenaza de armas de Rusia y China, cada vez más avanzadas, advierte un general estadounidense.

La patria de EE.UU. “ya no es un santuario”, advirtió el teniente general Terrence J. O’Shaughnessy, que encabeza el Comando Norte de EE.UU. y el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte, en un discurso ofrecido en la 140. ª Conferencia de la Asociación de la Guardia Nacional.

Al mismo tiempo, advirtió a la audiencia de que el territorio continental de Estados Unidos requiere una mejor defensa, según informa el martes portal estadounidense Military Times.

“Tenemos que pensar en nuestra defensa de manera diferente a como lo hemos hecho en el pasado. Eso significa que tenemos que replantearnos fundamentalmente, cuando decimos ‘defensa nacional’, cómo vamos a hacer eso contra un competidor paritario”, sostuvo, refiriéndose a China y Rusia.

Al precisar que actualmente EE.UU. se encuentra en un entorno de seguridad cambiante, O’Shaughnessy dijo que anteriormente Washington solía pensar en el santuario que tenía con los océanos y los países vecinos, sin embargo, agregó, “eso está cambiando con los oponentes que, en realidad, pueden acercarse y tocarnos ahora”.

El Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono) se encuentra en la tesitura preocupante de que sus equipamientos militares no están a la altura de la proeza militar demostrada por Rusia en sus operaciones militares y maniobras a gran escala, así como del creciente poderío militar de China, sobre todo en el ámbito de los portaaviones y la capacidad de amenazar los satélites de Washington.

El pasado mes de julio, el segundo secretario del Ejército de EE.UU., Mark Esper, aseguró que es necesario que el Pentágono entienda que es de suma importancia la creación de “máquinas de guerra innovadoras” para contrarrestar los avances en este sentido de sus rivales más inmediatos, que son Rusia y China.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS