Este 13 de septiembre, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha inaugurado el desfile militar que los ejércitos ruso y chino han celebrado en el polígono de pruebas Tsugol (Zabaikalie, Siberia) en el marco de los ejercicios militares Vostok-2018, unas maniobras sin precedentes desde la época de la Unión Soviética.

Por parte de Rusia, en el desfile participaron más de 200 unidades de equipo militar, entre ellos los tanques T-72B3, vehículos de combate de infantería BMP-3, BTR-80 y BTR-82, los complejos de misiles tácticos Iskander-M y helicópteros, bombarderos tácticos y aviones de combate, que han terminado el desfile.

 

Además, asistieron unas 50 unidades del Ejército de China, como los vehículos de combate BMP-08 y los tanques Tipo 99.

 

Durante su discurso, Vladímir Putin elogió a las tropas por su participación en los ensayos militares y precisó que "Rusia es un estado amante de la paz" que aspira a la "cooperación constructiva con todos los países" y no tiene "planes agresivos".

Rusia desarrolla las maniobras militares Vostok-2018 ('Este-2018', en ruso) del 11 al 17 de septiembre. El objetivo principal de esos ensayos consiste en comprobar el nivel real de preparación de las tropas, según ha explicado el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, el general Valeri Guerásimov.

Estos serán los mayores ejercicios militares rusos de los últimos 37 años y cuentan con la participación de 300.000 efectivos, decenas de miles de vehículos blindados, helicópteros, aviones y drones.

¿Están conectadas las maniobras rusas Vostok 2018 con la situación en Idleb?

El director de Rai al Youm, Abdel Bari Atwan, ha escrito un análisis de la gran maniobra militar de Rusia que involucra a las fuerzas armadas chinas y mongolas. Estas maniobras se llevan a cabo durante cinco días en el Extremo Oriente ruso.

En esta maniobra militar, la más grande en Rusia desde el final de la Guerra Fría, el presidente ruso Vladimir Putin ha calculado todo para atraer la máxima atención. El demostrar el poderío militar de Rusia no es el único objetivo de estos grandes ejercicios militares, porque Putin quiere mostrar al mismo tiempo las relaciones profundas y amistosas que tiene Rusia con sus vecinos del Este, especialmente China.

Las maniobras militares de Vostok tienen lugar al mismo tiempo que el Foro Económico Oriental, bien publicitado, se celebra en Vladivostok. El foro finalizará el 13 de septiembre, mientras que los ejercicios militares Vostok finalizarán el 17 de septiembre.

Algunos observadores han destacado el uso de misiles Iskander y la presencia de barcos equipados con misiles Kalibr.

Abdel Bari Atwan señala que este sería un mensaje muy claro para el presidente de EEUU, Donald Trump. Los ejercicios de Vostok tienen una escala y un alcance sin precedentes, y la participación de China en esta maniobra indica claramente que Rusia tiene como objetivo a un solo enemigo: EEUU, que ha lanzado un vasta guerra económica contra Rusia y China.

En la actualidad, los altos comandantes de la OTAN temen que los ejercicios de Vostok se conviertan en el preludio de una alianza militar comparable en algunos aspectos con el Pacto de Varsovia de la era soviética.

Con respecto a los acontecimientos en Oriente Medio, el columnista de Rai al Youm recuerda que Moscú y Pekín vetaron reiteradamente las resoluciones propuestas por los EEUU y sus aliados europeos sobre Siria.

“Queda por ver si existe una conexión entre la celebración de esta gran maniobra militar ruso-china con las amenazas hechas por EEUU y sus aliados europeos (el Reino Unido y Francia) de llevar a cabo un ataque contra Siria en el caso de la “utilización de armas químicas” durante la operación conjunta de Damasco y Moscú para liberar la ciudad de Idleb”, escribió Abdel Bari Atwan.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS