Carlos Laidlaw (*)

La Política Nacional es el arte de organizar y gobernar un Estado que orienta sus acciones internas en procura del Desarrollo Nacional, base del Bien Común y sus acciones externas en la preservación de los Intereses Nacionales, base de la Seguridad Nacional para elaborar la Estrategia Política en la materia.

Tales exigencias, obviamente, son superiores en los países más desarrollados, grandes potencias, especialmente la referida al segundo aspecto que conlleva a la Seguridad Estratégica Nacional, cuya fortaleza y disponibilidad de Armas de Destrucción Masiva nucleares, inicialmente, le permitieron integrar el Consejo de Seguridad de la ONU en su origen, como miembros permanentes con derecho al veto [3], además de 10 miembros no permanentes, cuya responsabilidad principal es el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

Las Armas de Destrucción Masivas (ADM), han evolucionado mucho más allá de las armas nucleares con estudios científicos sobre armas biológicas y químicas y circunstancias poco claras sobre el origen de una nueva enfermedad convertida en pandemia, como es caso de la coronavirus, un precursor de las armas genéticas .

Las armas genéticas son parte de la bioingeniería y se las consideras ADM porque  resultan “más contagiosas y letales” (Cao Shiyang), caso novedoso, pero no exclusivo de China, debe ser considerado dentro de las ADM en las Conferencias de Desarme (CD) dependiente de la ONU y sus previsiones, para agregarla las mismas.

No obstante, en el ámbito de la biología, es difícil trazar una línea divisoria entre la investigación y el desarrollo ya que un país puede desarrollar agentes de ADM en instalaciones normales de investigación, públicas o privadas, incluso con apoyo del Estado.

Dichos agentes, una vez desarrollados, pueden producirse rápidamente en cantidades considerables. De allí que algún estado, como es el caso de China, así como Rusia y EE.UU lleven a la práctica I + D de armas genéticas, como plantea el mencionado artículo.

En base a las armas genéticas se puede desarrollar una Guerra Genética, más poderosa que el arma nuclear, en función de sus Intereses Nacionales, frente a una determinada situación, que la puede usar como amenaza, pensando concienzudamente los riesgos consecuentes y  analizando –además- en el juicio moral que ella puede acarrear en el orden internacional.

En tal sentido se considera que las amenazas son acciones dirigida a dar a entender, con acciones o palabras, que se quiere causar un daño a otra Nación, colocando al oponente en situación próxima al peligro o contingencia tal que le puede suceder alguna cosa grave, como fue el caso de un enfrentamiento nuclear.

Por ello se apeló frente a sus consecuencias a la Estrategia de la Disuasión la cual frente a una amenaza semejante en carácter de represalia podía conducir a una Guerra Nuclear, situación de gravísimas consecuencias que fue aceptada por ambos actores, como en el caso nuclear entre los EE.UU. y la U.R.S.S.

No obstante ello, la diferencia ideológica los llevó a otro tipo de enfrentamiento por el modo indirecto, a través de la Guerra Fría, cuyas características son bien conocidas, que convulsionaron a numerosos países.

En el hipotético caso que se llegara a una situación similar por la amenaza del empleo de armas genéticas, también se podría dar el caso de aplicarse una Estrategia de Disuasión, con la posibilidad de reemplazarla por otro tipo de enfrentamiento por el modo indirecto los de Intereses Nacionales, como podría ser La Guerra Civil Molecular, mucho más grave que la anterior  (ENZENSBERGUER)

“Ellas  tienen cono fase final a la anarquía que se inicia con el colapso del Estado que pueden  estallar en la Constitución de uno nuevo o de varios de ellos.”

“Lo esencial es la recomposición de las facultades del Estado, que debe ser el único en poseer el legítimo uso de la violencia”, [5], tal como lo afirmó MAX WEBER

Con referencia a los riegos es conveniente destacar que los mismos entrañan el peligro de la contingencia o proximidad de una derrota o fracaso en la materialización de los Intereses Vitales de una Nación  o grupo de ellas. Su importancia reside en algo inherente a cualquier decisión Política Estratégica que se tome y “lo acerque a una situación que puede ser terrible” (ARISTÓTELES)

En el caso de la Guerra Genética, ambos actores pueden estar preparados para actuar como en la era nuclear y, así, se llegue a una Guerra de Disuasión, buscando un modo indirecto de confrontación como el señalado anteriormente que entonces tendría las características de un tipo especial de Guerra, por las terribles consecuencias de las mutuas terribles consecuencias del arma genética, sin perjuicio de la pérdida del prestigio total en el orden internacional, del agresor por razones morales.

El campo moral de la bioingeniería está relacionado con los principios que responden a la Ciencia que trata del bien en general, y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia y constituye una parte del espíritu con el cual se realiza una determinada acción, midiendo sus consecuencias. Paralelamente puede ser considerado el campo ético, como sinónimo de moral,  de la bioingeniería referida a las armas genéticas, es el “estudio y aplicación, por especialistas, de la vida y  puede definirse como la "disciplina que establece criterios y métodos para decidir si las acciones son correctas o equivocadas".

Para ello, la ética define los valores esenciales que guían hacia las acciones correctas, y establece reglas, pautas, y políticas que conducen y sustentan tales valores.

En tal sentido el autor del artículo (CAO SHIYANG) expresa que las armas genéticas implican “la destrucción masiva" brindada por las mismas, independientemente de los militares y civiles, traerá serios riesgos políticos y morales con consecuencias severas e incalculables” que confirman lo expresado precedentemente.

ELLO DEFINE EL ENFOQUE POLÍTICO ESTRATÉGICO DE LAS CONSECUENCIAS DEL EMPLEO DE LAS ARMAS GENÉTICAS.

(*) Grl Div (R) del Ejército Argentino.

NOTAS:

[1]  Artículo publicado el jueves 20/02/2020 titulado “CÓMO LAS ARMAS GENÉTICAS AFECTARÁN EL  FUTURO DE LA GUERRA”, una excelente traducción de un artículo, escrito en chino que resulta muy interesante por la incorporación de nuevos conocimientos técnicos de las armas genéticas, cuyo enfoque dio origen a su consideración Política, la Estrategia de Seguridad Nacional y la moral, a la cual sólo le dedica un párrafo ilustrativo.

[2]    Los aspectos señalados entre paréntesis, identifican un problema particular, dentro del concepto general del autor.

[3]     Carta de las Naciones Unidas, Capítulo V, Art. 23 al 32

[4]   “GUERRA IRRESTRICTA, GUERRA CIVIL MOLECULAR Y GUERRA HÍBRIDA: TRES MODOS DE HACER LA GUERRA EN EL S. XXI. (blog Espacio  Estratégico del Martes 12/09/2017)

[5]      https://www.cunadelanoticia.com/?p=77158 – Fases

[6]    Abbagnaro, Nicola. “Diccionario de Filosofía” Fondo d Cultura Económica. Madrid.. Buenos Aires. 1963

https://www.buscalibre.com.ar/libro-diccionario-de-filosofia-nicola-abbagnano-fondo-de-cultura-economica/9789681663551/p/1451070?t=iba&gclid=EAIaIQobChMIppzfivaN6AIVEK_ICh21_AFQEAYYAiABEgI7p_D_BwE&utm_expid=.8-to7fiGQNacGKn4_8efnQ.1&utm_referrer=

Fuente: Espacio Estrategico

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19

El Tiempo por Meteoblue