alt

Una versión avanzada del cazabombardero ruso Su-34 estará equipada con el sistema electrónico de contramedidas sofisticado Tarantul que le permitirá a un solo avión de este tipo proteger de radares enemigos a un escuadrón entero de otros cazas, dijo en una entrevista a Sputnik el experto militar VíktorMurajovski.

Al día de hoy, el Su-34 —avión militar de la generación 4++— está equipado con el sistema de contramedidas Jibini. El sistema está instalado en las alas del avión y dispone de capacidades de guerra electrónica. El cazabombardero las usa para tomar contramedidas contra una amplia variedad de blancos enemigos, incluyendo radares, sistemas antiaéreos así como contra los sistemas de alerta temprana.

El experto señaló que el aparato que ya está en servicio de las Fuerzas Aeroespaciales rusas es bastante efectivo, pero por el momento solo garantiza la protección individual para el avión anfitrión.

Asimismo, el entrevistado se refirió a un sistema electrónico de contramedidas que ahora es desarrollado por el consorcio ruso KRET —la mayor empresa radioelectrónica rusa—.

Recordó también que hay otro sistema de este tipo desarrollado en la planta electrónica en la ciudad rusa de Kaluga —ubicada a unos 200 kilómetros de la capital rusa Moscú—, llamado Tarantul.

Añadió que la versión modernizada del Su-34 —avión militar que ya comprobó su alta eficiencia en Siria—, dotada de este aparato, podrá proveer protección electrónica a otras aeronaves de un grupo aéreo.

Estos sistemas de interferencia de hecho no son las únicas novedades en el nuevo Su-34, se agrega. Está previsto que estos cazabombarderos también estén equipados con misiles antibuques, así como con la versión modificada de J-35, y hasta con una nueva generación de misiles aerobalísticos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos