alt

Rusia recibirá en el futuro próximo los nuevos S-500, un sistema antimisiles de nueva generación capaz de derribar simultáneamente hasta 10 misiles balísticos. El experto militar Víctor Baranets explicó a Sputnik las particularidades de la nueva joya del armamento ruso.

El S-500 está llamado a convertirse en la base del sistema único de defensa antiaérea y antimisiles de Rusia.

"El sistema antimisiles S-500 podrá alcanzar el espacio exterior y no tendrá problemas para destruir un proyectil balístico intercontinental", resaltó Baranets.

En comparación con el S-400, la nueva evolución estará capacitada para realizar muchas más tareas, gracias a la posibilidad de equiparla con toda clase de misiles.

"El S-500 podrá destruir satélites en órbitas bajas y liquidar ojivas de misiles maniobradas por el enemigo con mayor facilidad", subrayó el analista.

Otro factor a destacar es el alcance de los S-500: 600 kilómetros. Ningún otro sistema en el mundo puede comparársele en este sentido.

"Los creadores han dado un gran paso adelante en el desarrollo de los cohetes para los S-500. Ahora necesitamos el mayor número de pruebas para que este sistema entre a formar parte más rápidamente del armamento del Ejército ruso", concluyó.

Anteriormente, el jefe de la Academia Militar de la Defensa Aeroespacial, Vladímir Liaporov, subrayó que las Fuerzas Armadas de Rusia ya están preparando a los especialistas para el futuro uso a gran escala de los S-500.

El S-500 es un sistema antimisiles de nueva generación. Tiene un alcance de 600 kilómetros y es capaz de derribar simultáneamente hasta 10 proyectiles balísticos —volando a una velocidad de siete kilómetros por segundo—, así como a aeronaves y misiles de crucero.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos