alt

Rusia podrá diversificar sus capacidades disuasivas hasta el año 2035, desarrollando armas avanzadas e innovadoras que ya no tendrán orígenes soviéticos ni serán nucleares, según un artículo de la revista estadounidense TheNationalInterest.

Esta situación depende —según el periodista DaveMajumdar— de cuán exitosamente pueda Moscú llevar a cabo una transición de los proyectos de la época soviética a los originados en la actual Federación de Rusia.

Majumdar, en su artículo publicado el martes en TheNationalInterest, destaca algunas novedosas armas y sistemas de defensa rusos que reforzarán de manera considerable la disuasión de Rusia en el futuro. El sistema de defensa antimisiles S-500, el misil antibuque hipersónico Zircón y el bombardero furtivo-estratégico de largo alcance PAK-DA, son algunas de dichas armas.

En el futuro, Rusia probablemente se enfocará en desarrollar sus capacidades de ataque de largo alcance, sistemas de defensa antimisiles de largo alcance y armas guiadas de precisión. La Rusia moderna, según el artículo, busca maneras de castigar a un agresor potencial a larga distancia.

“Están trabajando sobre disuasión a través del castigo”, dijo Michael Kofman, experto en asuntos militares rusos e integrante del Centro para Análisis Navales (EE.UU.), en declaraciones hechas en Washington en mayo de este año. El experto subrayó que, por ello, los rusos están desarrollando armas de largo alcance para tener capacidad de “contraatacar y atacar con armas convencionales y no nucleares”.

Majumdar dijo también que los rusos también están trabajando en el uso de robots y sistemas no tripulados para sus armas modernas, pero de una manera completamente diferente a sus rivales occidentales. “Hay una proliferación rápida de drones (aviones no tripulados) en todo el Ejército ruso”, señaló.

El autor del texto citó, también, a Tomas Malmlöf, experto de la Agencia Sueca de Investigaciones de la Defensa, para indicar que Moscú invierte mucho en medios de guerra electrónica. Rusia será “un rival igual o casi igual que Estados Unidos”, agregó.

El artículo, finalmente, recuerda las declaraciones de Kofman, quien había dicho que Rusia “no depende ya de las armas nucleares como único medio de disuasión”.

Los temibles Kalibr rusos ahora cuentan con una lanzadera terrestre

 alt

La oficina de diseño Novator presentó en una feria de armas en Kuwait la plataforma de lanzamiento móvil de los misiles Kalibr. El sistema, destinado al mercado de exportación, recibe el nombre de Club-T y lleva seis misiles de crucero tierra-tierra.

Los proyectiles de la familia Kalibr y, por extensión, Club, ya contaban con una plataforma móvil, la Club-M, aunque enfocada a misiles antibuque. Ahora el fabricante ofrecerá una versión especializada en alcanzar blancos terrestres.

El sistema incorpora una lanzadera móvil, parecida a la del sistema de misiles Iskander, y está equipada con seis misiles de crucero 3M14: los mismos con los que la Armada rusa golpeó a los terroristas en Siria. En concreto, esta nueva modificación no requiere de un vehículo de apoyo desde el que se deba dirigir el proyectil.

Según las características reveladas oficialmente, el misil tiene un alcance de 275 kilómetros y porta una ojiva de 450 kilogramos, en estricta conformidad con lo estipulado en el Régimen de Control sobre la Tecnología de Misiles —el acuerdo internacional firmado en 1987 que fija los límites de la venta de armas susceptibles de ser utilizadas como base para armas de destrucción masiva—.

La empresa afirma que el sistema se despliega en 15 minutos y que es capaz de lanzar sus seis misiles en tan solo sesenta segundos.

Además, el fabricante está trabajando en integrar en el sistema misiles antibuque para hacerlo más versátil. Los proyectiles se guiarán de forma teledirigida, señala el blog militar ruso BMPD.

Rusia reanuda el desarrollo de cohetes espaciales reutilizables

Estos vehículos de lanzamiento se diferencian del Falcon 9 y podrán ser utilizados como naves espaciales para misiones tripuladas hacia otros planetas.

El Centro Estatal de Diseño de Cohetes Makeyev de Rusia ha decidido retomar el desarrollo de cohetes reutilizables similares al Falcon 9 de la empresa aeroespacial SpaceX, informa la agencia Interfax.

El jefe del departamento de diseño del buró, Vladímir Degtyar, reveló que se trata del proyecto del vehículo de lanzamiento Corona, que fue congelado en el 2012 por falta de financiamiento. El Corona es un cohete de despegue y aterrizaje vertical "complementamente reutilizable" y, a diferencia del Falcon 9, consta de una única etapa.

"Nuestro vehículo de lanzamiento no es un cohete multietapa, cuyas divisiones se desprenden en el transcurso del lanzamiento, sino que se trata prácticamente de una nave espacial de despegue y aterrizaje suave. Esto nos abre el camino para realizar en el futuro misiones interplanetarias con tripulación a bordo", explicó Degtyar.

El Centro Estatal de Diseño de Cohetes Makeyev es uno de los mayores burós de Rusia dedicados a la investigación y desarrollo de cohetes y tecnología espacial. Entre 1992 y 2012 trabajó en el proyecto Corona, logrando obtener las principales soluciones técnicas y tecnológicas para la construcción de vehículos de lanzamiento reutilizables, pero tuvo que abandonar este ambicioso proyecto por falta de fondos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

DONBASS TE NECESITA

RECOMENDAMOS