alt

El avance de la industria espacial hacia las tecnologías reutilizables ha sido muy relevante en la industria rusa. El Centro Estatal de Cohetes Makéev ruso anunció la reanudación formal del proyecto del cohete reutilizable Korona.

Las primeras noticias sobre la posible 'vuelta' del Korona en la agenda de la industria espacial rusa surgieron en enero de 2017.

En aquel entonces, provisionalmente, se presentaron las características principales del aparato, como la carga útil de 7 a 12 toneladas, el tipo de combustible y el material principal.

Además, la empresa diseñadora, conocida sobre todo por sus misiles balísticos intercontinentales Sarmat y Sineva, aseguró tener ya un plan de desarrollo y pruebas.

Llegado el 2018, el diseñador general del Centro Makéev, Vladímir Degtiar, confirmó oficialmente la reanudación del desarrollo y reveló en el periódico corporativo ciertos detalles previamente desconocidos.

El ingeniero reconoció los avances de la industria estadounidense en recuperar y reutilizar la primera etapa del cohete portador, empleada por la empresa SpaceX y sus Falcon 9.

Al mismo tiempo, Degtiar destacó que el proyecto ruso tiene diferencias de principio:

"Nuestro proyecto del cohete portador Korona no supone etapas separables y, de hecho, es una nave espacial de despegue y aterrizaje vertical", detalló el diseñador cósmico.

En este sentido, los Korona, dotados de motores auxiliares para maniobrar en el espacio, tendrían más que ver con las naves espaciales parcialmente reutilizablesSpaceShuttle de EEUU y los Buran soviéticos, sin la desventaja de un complejo sistema de lanzaderas.

Así, según el Centro Makéev, Korona podrá usar plataformas de lanzamiento simplificadas y hasta plataformas marítimas, como, por ejemplo, Sea Launch recién adquirida por la empresa rusa S7.

El ingeniero ruso está convencido que las tecnologías aprobadas en el Korona "allanarán el camino hacia los viajes espaciales interplanetarios tripulados", ya que permitirán a los cosmonautas aterrizar y despegar en la misma nave espacial.

En varias entrevistas anteriores los diseñadores del Centro Makéev destacaron que la recuperación de la primera etapa, aunque es un logro en sí mismo, no representa un 'verdadero uso múltiple'.

"Este enfoque [de Space X] va desacreditando la idea de un cohete realmente reutilizable. Cada cohete recuperado debe ser minuciosamente analizado, deben ser montados nuevos componentes desechables y conexiones internas", señalaron los representantes del Centro en una entrevista para Popmech.

El sueño de los diseñadores es un cohete que va al espacio, coloca su carga útil, regresa a la Tierra y solo requiere un simple diagnóstico y recargar combustible para volar otra vez. En cierto sentido, esta meta es aún más audaz que la de ElonMusk y Jeff Bezos, dos ya conocidos pioneros del espacio más accesible.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

DONBASS TE NECESITA

RECOMENDAMOS