alt

En 2017, de las 11 universidades rusas incluidas en los Top 100 de los mejores centros académicos del mundo elaborados por las mayores agencias del mundo (ARWU, QS, THE), seis son participantes del Proyecto 5-100. Conoce cuáles son las mejores universidades de Rusia.

La Universidad de Física y Tecnología de Moscú (MFTI), la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología (NUST MISIS), la Escuela Superior de Economía (HSE), la Universidad Nacional de Investigación Nuclear (MEPhI), la Universidad Estatal de Novosibirsk y la Universidad Nacional de Investigación de las Tecnologías de la Información, Mecánica y Óptica de San Petersburgo (ITMO) son parte del Proyecto 5-100 y se encuentran en las listas de las mejores universidades del mundo.

La entrada en los 'rankings' se debe a los esfuerzos de los empleados de estos centros educativos. Ante todo, empezaron a prestar atención al incremento de la calidad de la educación: iniciaron cursos en línea en plataformas internacionales de formación interactiva (Coursera, edX, entre otros), crean programas educativos en idiomas extranjeros, cooperan con las mayores universidades e institutos científicos extranjeros.

Además, todos estos centros de educación superior llevan a cabo investigaciones científicas avanzadas sobre los temas más acuciantes, lo que contribuye al crecimiento de los indicadores bibliométricos.

Los autores de más de un 33% de todas las publicaciones incluidas en las bases de datos internacionales trabajan en las universidades que participan en el Proyecto 5-100. Su cuota en el volumen general de las publicaciones rusas citadas con frecuencia se aproxima a un 50%, lo que pone de relieve de nuevo que estas universidades desempeñan un papel importante en la representación de Rusia en la arena científica internacional.

El Proyecto 5-100 (programa federal de apoyo a las mayores universidades rusas) fue lanzado en 2013 en virtud del decreto del presidente de Rusia, Vladímir Putin, Nº 599 del 7 de mayo de 2012 'Sobre medidas para la realización de la política del Estado en materia de educación y ciencia'. Ante las universidades rusas se planteó una tarea importante: figurar entre las 100 mejores universidades de tres rankings académicos globales confirmando de ese modo la capacidad de sus profesores y científicos de corresponder al nivel científico global.

El proceso de obtención de nuevos conocimientos científicos y de creación de alta tecnología es largo. Hay que construir nuevos laboratorios, atraer a los mejores científicos del mundo ofreciéndoles condiciones convenientes para el trabajo, adquirir un equipo sofisticado. Mientras, pasados cinco años tras el lanzamiento del programa, fue evidente la aportación de los estudiantes rusos y de los empleados de las universidades en las investigaciones con colaboración internacional.

"Para nosotros el programa 5-100 abrió un camino hacia el futuro", destacó el vicerrector para la Ciencia e Innovaciones de la NUST MISIS, Mijaíl Filónov. "Se puede presentar así: no es dinero para comer, sino para el desarrollo. En comparación con otros programas federales, el Proyecto 5-100 da la posibilidad de comprar un equipo, invitar a cualquier científico conocido, construir nuevos laboratorios".

Además, explicó que los recursos financieros destinados en el marco del Proyecto 5-100 permiten formar "nuestra propia agenda científica coordinándola con la agenda global".

"Este programa nos da un 70% de publicaciones importantes que distinguen a la NUST MISIS. Nuestros laboratorios nuevos son locomotoras para toda la ciencia rusa. Hemos entrado ya en la lista de las 100 mejores universidades del mundo en el ámbito de la metalurgia, el sector minero y en el Top 200 en el campo de la ciencia de los materiales. Consideramos que es una dinámica del crecimiento sin precedente para la ciencia", explicó Filónov.

¿Qué logros han permitido a los científicos y rectores de las universidades que reciben apoyo del Proyecto 5-100 estar seguros de que este programa es eficaz? Sputnik enumeró los avances logrados por los científicos rusos.

¿Cómo se puede recalcular el ácido ribonucleico (ARN)?

Los científicos del consorcio internacional de genetistas FANTOM5 crearon, con la participación de los empleados de la MFTI, un atlas de microARN que dará la posibilidad de entender qué papel desempeñan estas moléculas en el desarrollo de varias enfermedades.

Durante la investigación, se logró encontrar unas 300 moléculas de microARN de cuya existencia los científicos no sabían anteriormente y descubrir algunas de sus funciones.

Según los científicos, la investigación de las microARN es complicada, porque estas moléculas 'funcionan' solo en las células vivas y no en todas. Por eso es difícil determinar su estructura y su papel tan solo con el uso de ordenadores y máquinas para secuenciar genomas.

"La creación de un atlas de microARN completo en varias células nos acercó al entendimiento de la ordenación de genes", comentó el resultado una de sus autores, bióloga molecular del Centro de Biotecnologías de la Academia de Ciencias de Rusia y la MFTI, Yulia Medvédeva.

Por ejemplo, en los últimos cinco años, los biólogos descubrieron que fallos en el funcionamiento de las microARN causan síntomas de la esquizofrenia como las 'voces' que oyen los que tienen esta enfermedad, están vinculados con el cáncer, la diabetes y muchas otras enfermedades graves. Por eso es difícil subestimar la importancia de esta investigación.

¿Cómo se forman planetas?

Los científicos de MEPhI junto con un grupo internacional de astrofísicos de varios países de Europa (Reino Unido, Italia, Francia, Alemania, España) reprodujeron el proceso de formación de planetas en torno a las estrellas y se publicaron los resultados en la conocida revista científica Science Advances.

Realizaron en el laboratorio un modelo de crecimiento de la masa de un cuerpo celeste por agregar la materia del espacio bajo el efecto de la fuerza gravitatoria, la llamada acreción. Su investigación permite obtener la información sobre el intercambio de la masa, la energía y la ubicación mutua del objeto que atrae partículas y su entorno.

"Nuestros resultados muestran la necesidad de calcular correctamente la absorción de la radiación en el plasma para modelar bien los procesos de acreción de materia en estrellas jóvenes", declaró Evgueni Filíppov, uno de los autores del artículo, investigador del Instituto de Tecnologías de Láser y Plasma de la MEPhI.

¿De qué consistía el Universo en la etapa inicial de su desarrollo?

Otro grupo científico de la MEPhI encabezado por el rector Mijaíl Strijánov se adhirió a la colaboración internacional STAR. El grupo fue el primero que confirmó por medio de experimentos que la materia de quark-gluones tiene la estructura de torbellino que se forma debido a las colisiones de núcleos pesados.

Esto permite suponer que la materia del Universo en la etapa inicial de su desarrollo fue muy caliente y fluida y que en él podían existir torbellinos cuánticos con características extremas.

"Este resultado es sumamente importante para las investigaciones siguientes que, por un lado, garantizarán un gran avance en el entendimiento de interacciones complicadas entre quarks y gluones, por el otro les abrirán nuevas posibilidades para estudiar la espintrónica de líquidos", sostuvo el profesor del departamento de Física de la MEPhI, Vitali Okorokov.

¿Cómo se forman diamantes?

Además, los geólogos rusos de NUST MISIS, como parte de un grupo internacional junto con científicos de EEUU, Alemania, Francia y Suecia, descubrieron que las combinaciones de hierro y ácido carbónico desempeñan un papel principal en la formación de diamantes en la Tierra y ayudan a sus gérmenes a 'sobrevivir' bajo condiciones de presión y temperaturas superaltas.

Durante mucho tiempo, los científicos intentaron entender cómo las sustancias formadas en la profundidad de 600 kilómetros lograron  conservarse viajando hacia el núcleo de la Tierra. Según los autores, sus datos prueban que el exótico ácido ortocarbónico existe no solo en los núcleos de planetas gigantes sino también en el manto terrestre.

Varias investigaciones llevadas a cabo por grupos pequeños de colaboración con un aporte considerable de científicos rusos desempeñaron un papel importante a nivel internacional.

Avances en la fotónica

La revista Optics & Photonics News publica anualmente una lista de los 30 descubrimientos más importantes. En esta lista entró un proyecto de la ITMO calificado como el avance del año en la fotónica.

Tras colaborar con la Universidad Nacional Australiana, los especialistas de la ITMO presentaron el primer aislante topológico tridimensional que gestiona el movimiento de la luz en el mundo. Se trata de un material especial cuya superficie conduce la corriente eléctrica y cuya parte interna es aislante o semiconductor.

Los físicos intentaron adaptarlas desde hace mucho para transmitir la luz y otras ondas electromagnéticas, pero anteriormente grandes dimensiones del aislante impedían esto, así como altas pérdidas de la energía que se registraban en el proceso de su funcionamiento.

"De hecho, es una cadena de nanodiscos en que el campo electromagnético se localiza en uno u otro extremo", explicó Alexéi Slobozhaniuk, científico de la ITMO.

"Mi colega Alexander Poddubni propuso una teoría, posteriormente llevamos a cabo un experimento en ondas cortas y en el campo óptico junto con Iván Sinev y Antón Samusev. Gracias a aislantes tridimensionales podemos lograr este funcionamiento de las ondas electromagnéticas que anteriormente era imposible conseguir de manera técnica", agregó.

Grafeno como sensor de metales pesados

Los resultados de otra investigación, realizada en parte por los científicos de una universidad rusa, se publicaron en una la revista Scientific Reports, de la editorial Nature.

Un equipo de científicos de la NUST MISIS, la Universidad de Linkopings, en Suecia; el Instituto de Problemas de Ciencia de los Materiales Frantsevich NANU, de Ucrania, y el Trinity College de Irlanda descubrió cómo se puede usar el grafeno —el primer material bidimensional en el mundo- como sensor de metales pesados.

"Los metales forman las impurezas más venenosas en el agua. Por eso la posibilidad de detectarlos fácil y rápidamente es una tarea muy acuciante", explicó el jefe del laboratorio Diseño y Desarrollo de Nuevos Materiales de la NUST MISIS y profesor de la Universidad de Linköpings, Ígor Abrikósov.

Como el grafeno se distingue de otras sustancias por una gran longitud del movimiento libre de electrones, se espera usarlo con eficacia en la electrónica.

Átomos artificiales y mezcla de luz

En la revista Nature Communications se publicó un artículo de los científicos de la MFTI. Tras llevar a cabo una investigación junto con físicos británicos, descubrieron que se puede usar átomos artificiales para mezclar ondas de luz, lo que acelerará el proceso de desarrollo de ordenadores cuánticos y redes de transmisión de datos.

"Ahora ya se puede decir que se puede usar esta propiedad de átomos artificiales para crear nuevos tipos de equipos de la microelectrónica cuántica", destacó el empleado del laboratorio de sistemas cuánticos artificiales de la MFTI, Oleg Astáfiev.

Cúbits espejos y 'materiales imposibles'

En 2017, los especialistas rusos demostraron, mediante una serie de publicaciones en Nature, que consiguieron éxito en una de las áreas más acuciantes: la creación de metamateriales: estructuras artificiales con propiedades que tienen los objetos naturales.

Hacia finales del año, un grupo internacional de investigadores de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia (NUST MISIS), la Universidad de Karlsruhe y el Instituto de Tecnologías Fotónicas de Jena, ambos centros de Alemania, dio un salto hacia adelante al crear por primera vez en el mundo el llamado cúbit espejo y un metamaterial en su base.

"Se puede usar este material para gestionar sistemas de transmisión de señales cuánticas en los actuales ordenadores cuánticos. Es uno de los elementos clave en los dispositivos electrónicos superconductores", explicó el ingeniero del laboratorio de Metamateriales Superconductores de la NUST MISIS, Iliá Besedin.

Estos resultados se lograron, en parte, gracias al programa federal Proyecto 5-100 dirigido a aumentar el prestigio y la competitividad de la educación superior de Rusia.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente