alt

La modernización de la artillería pesada rusa captó la atención de los analistas estadounidenses de la Oficina de Estudios Militares Extranjeros (FMSO), que no logran entender el porqué de este renacer.

Según cuenta Michael Peck, del medio The National Interest, se trata del mortero autopropulsado 2S4 Tiulpan (tulipán, en español) y del obús autopropulsado 2S7 Pion (peón, en español).

Ambas máquinas son capaces de lanzar proyectiles nucleares y después de la Guerra Fría fueron enviados a los almacenes para su conservación, puesto que otras armas más avanzadas podían desempeñar sus funciones.

Ahora Rusia decidió modernizar estas armas para adaptarlas a las amenazas actuales. El 2S4 está modificado para integrarse en los modernos sistemas de comando y control, así como para implementar sistemas mejorados de comunicación y control de fuego, explica en su artículo el columnista. También se prevé el recambio del cañón.

Los analistas estadounidenses del FMSO siguen sin entender por qué Rusia está volviendo a operar estos equipos bélicos, destaca Peck en su artículo. Aunque algunas versiones si fueron propuestas.

"Se esfuerzan en equipar los sistemas con municiones guiadas por láser. Es probable que estos sistemas puedan usarse para pulverizar áreas urbanas y fortificaciones de campo", relata Peck citando a FMSO.

Otra versión alude a factores económicos: las armas tecnológicamente avanzadas son caras y vienen en cantidades limitadas. Mientras tanto, los proyectiles para el 'tulipán' y el 'peón' son mucho más baratos y se tarda menos en fabricarlos, explica el informe del FMSO.

"Los 2S4 y 2S7 son una manera más sostenible y económica de lanzar fuego pesado, permitiendo así usar la artillería de misiles para objetivos más especializados", concluye el informe.

El mortero autopropulsado 2S4 Tiulpan tiene un calibre de 240 milímetros y es capaz de lanzar proyectiles a una distancia de hasta 20 kilómetros arrasando edificios reforzados, soldados y vehículos blindados enemigos con sus minas explosivas.

El 2S7 Pion es un cañón autopropulsado de largo alcance y el vehículo blindado fabricado en serie más largo del mundo. Esta arma de 45 toneladas está dotada de un cañón 2A44 de 14,6 toneladas y 11 metros de largo y es capaz de lanzar cinco proyectiles de hasta 110 kilos en tan solo dos minutos. Asimismo, el Pion alcanza una velocidad de hasta 50 km/h. Está pensado para atacar objetivos más importantes, como centros de mando, posiciones de artillería y de misiles, helipuertos, almacenes de municiones y combustible.

El cañón autopropulsado más poderoso del mundo será ahora también uno de los más precisos

El cañón autopropulsado de largo alcance 2S7 Pion, diseñado en la década de los 70, estará equipado con un sistema de guiado avanzado, lo que lo convertirá en un arma eficaz para destruir objetivos en un radio de varias decenas de kilómetros y —lo más importante— podrá hacerlo de forma precisa.

Según declaró una fuente del Ministerio de Defensa de Rusia citada por el periódico Izvestia, los cañones de 203 milímetros dispondrán de sistemas de guiado más modernos. Asimismo, en el futuro, los drones de inteligencia también apoyarán las unidades de los 2S7.

La misma fuente subrayó que el alcance del cañón ruso puede aumentar casi el doble. La empresa Barricadi —que forma parte de la corporación estatal UralVagonZavod— es la encargada de llevar a cabo los trabajos para modernizar el 2S7.

Según declaró a Izvestia Víctor Murajóvski, editor jefe de la revista Arsenal Otéchestva, la digitalización de los sistemas de mando de las piezas de artillería de gran calibre es un "elemento importante para el rearme del Ejército". De acuerdo con el experto militar, esto permitirá a Rusia reducir entre 3 y 5 veces el tiempo de preparación y de uso de estos sistemas, como quedó demostrado en Siria.

Murajovski destacó que para aumentar la precisión y el alcance del cañón autopropulsado también son necesarios nuevos tipos de proyectiles.

"Los ingenieros rusos ya están trabajando para diseñar proyectiles de alta precisión que usen distintas tecnologías como, por ejemplo, los proyectiles radiobalísticos, que también pueden ser guiados a través de sistemas de navegación por satélite", explicó.

Indicó que, de este modo, los cañones más potentes podrán tener "la precisión de un bisturí" y atacar los objetivos más importantes a una distancia de varias decenas de kilómetros y con tan solo uno o dos proyectiles.

El 2S7 Pion es el cañón autopropulsado de largo alcance más poderoso y el vehículo blindado fabricado en serie más largo del mundo. Esta arma de 45 toneladas está dotada con un cañón 2A44 de 14,6 toneladas y 11 metros de largo y es capaz de lanzar 5 proyectiles de hasta 110 kilogramos en tan solo 2 minutos. Asimismo, el Pion tiene una velocidad de hasta 50 kilómetros por hora. Está pensado para atacar los objetivos más importantes, como centros de mando, posiciones de artillería y de misiles, helipuertos, almacenes de municiones y combustible.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS