Libros Recomendados

alt

El Ministerio de Defensa de Rusia publicó el primer vuelo del famoso Dron UAV RUSO "Hunter" que duró más de 20 minutos.

El avión realizó varios vuelos alrededor del aeródromo a una altitud de aproximadamente 600 metro , después de lo cual aterrizó con éxito.

El UAV "Hunter" fue creado a partir del esquema de un ala voladora que utiliza materiales y recubrimientos especiales que lo hacen prácticamente invisible para los equipos de detección de radar.

El Hunter está equipado con sistemas de optoelectrónica, ingeniería de radio y otros tipos de reconocimiento.

El primer vuelo, que tuvo lugar en un aeródromo militar durante el pasado fin de semana, duró 20 minutos, según ha informado TASS, una agencia de noticias estatal pública, citando un comunicado de prensa del Ministerio de Defensa. "El vehículo aéreo pilotado por un operario realizó varios círculos alrededor del aeródromo a una altitud de 600 metros y luego aterrizó con éxito", dice el ministerio.

No está claro dónde se llevaron a cabo las pruebas, pero las imágenes de satélite de mayo mostraron al dron sobre la línea de vuelo de un aeródromo cuando el presidente ruso Vladimir Putin visitó el Centro Estatal de Pruebas de Vuelo 929 de Oremburgo en la región de Astracán el pasado 14 de mayo.

Los medios de comunicación estatales rusos anunciaron los planes para el primer vuelo del avión en mayo, revelando que ocurriría en algún momento de julio o agosto. Una fuente de la industria aeronáutica aseguró a TASS que el primer vuelo tendría lugar en la fábrica de aviones de Novosibirsk.

El dron, un producto de la Oficina de Diseño de Sukhoi con forma de ala volante, es bastante grande, pero tiene un rastro de radar bajo, según los medios de comunicación estatales rusos. "El dron está equipado con equipos para actividades de reconocimiento óptico-electrónicas, de radioingeniería y de otro tipo", según informa la agencia TASS.

Algunos analistas han expresado dudas sobre la capacidad de sigilo del avión teledirigido ruso, sugiriendo que si bien su forma ofrece algunas ventajas, el avión podría ser detectable por detrás debido a la boquilla expuesta del motor, tal vez un defecto del prototipo que se corregirá a medida que Rusia siga adelante con este proyecto. Al parecer, Rusia va a la zaga de los Estados Unidos en tecnología de ocultamiento, incluyendo los materiales recubiertos diseñados para reducir la detección

Las primeras fotos del Okhotnik, también conocido como el Cazador, aparecieron en Internet en enero, cuando se publicaron fotografías que mostraban al vehículo aéreo de combate no tripulado siendo remolcado en lo que el blog The War Zone sospechaba que era probablemente la Planta de Producción de Aviones de Sukhoi en Novosibirsk.

Las fotos de la línea de vuelo que aparecieron en mayo llevaron a los analistas a la conclusión de que el Okhotnik tiene una envergadura de unos 15 metros, lo que lo hace más o menos tan grande como el dron de Tian Ying en China o el dron experimental X-47B en Estados Unidos, según informa The National Interest.

La Federación de Rusia ha desarrollado un avión no tripulado capaz de volar hasta 5.000 kilómetros (3.100 millas). El proyecto se había mantenido en secreto, pero el ministerio ha publicado ahora en línea un vídeo del drone.

El dron tiene capacidades avanzadas de reconocimiento y sigilo y estuvo en el aire durante 20 minutos.

El dron en forma de cuña desarrollado por la compañía Sukhoi es un gran paso adelante en comparación con otros vehículos aéreos no tripulados desarrollados previamente en Rusia.

Los informes de los medios rusos afirmaron que Okhotnik pesa 20 toneladas y puede viajar hasta 5.000 kilómetros (3.100 millas).

El drone «invisible» ruso S-70 Okhotnik ‎podrá operar en coordinación con el ‎avión «invisible» Su-57‎

Valentin Vasilescu

Las fuerzas armadas de la Federación Rusa van a dotarse de drones «invisibles» ‎similares a los de Estados Unidos. Pero ese equipamiento ruso está concebido para ser ‎utilizado de manera diferente a como lo hace el Pentágono. No se trata de identificar ‎y vigilar objetivos ni de proceder a asesinatos selectivos sino de penetrar las defensas ‎antiaéreas del enemigo y destruirlas. ‎

Los medios especializados internacionales elogiaron recientemente el drone «invisible» ruso S-‎‎70 Okhotnik, una creación conjunta de las empresas Sukhoi y MiG, cuyas características son ‎similares a las del drone experimental X-47B, sometido a ensayos por [la firma estadounidense] ‎Northrop Grumman.‎

El drone ruso S-70 Okhotnik pesa 20 toneladas, su velocidad máxima es de 1 000 km/h, su ‎autonomía es de 3 000 kilómetros y cuenta con un motor de reacción. Puede volar ‎ininterrumpidamente hasta 7 horas. ‎

Pero lo más importante es el uso para el cual fue concebido. Este avión ruso sin piloto no será ‎utilizado en las misiones de reconocimiento. Rusia dispone ya de un drone especializado para esas ‎misiones: el Orion, capaz de volar ininterrumpidamente durante 24 horas y similar a los drones ‎estadounidenses MQ-1 y MQ-9 Reaper.‎

Otro dato interesante es que Rusia iniciará la producción del avión de combate Su-57 en 2020, ‎lo cual corresponde al final del periodo de pruebas en vuelo del drone S-70 Okhotnik. Ambas ‎aeronaves comenzarán a fabricarse en serie al mismo tiempo. ‎

Fuentes del ministerio de Defensa de la Federación Rusa han indicado que el drone S-‎‎70 Okhotnik y el avión de combate Sukhoi-57 serán utilizados en la primera oleada de ataques ‎en la principal dirección estratégica de defensa de las tropas terrestres rusas. Veinte o 30 drones ‎‎S-70 Okhotnik y entre 2 y 4 aviones Su-57 garantizarán la supremacía aérea en un sector ‎restringido creando un corredor de seguridad dentro del espacio supuestamente protegido por la ‎defensa antiaérea del enemigo. La misión de estos drones y aviones rusos consistirá en golpear la ‎red enemiga de radares terrestres y los barcos enemigos, así como sus baterías de misiles ‎antiaéreos y las pistas de los aeródromos enemigos. ‎

El drone S-70 Okhotnik cuenta con 2 compartimientos internos en los que puede transportar ‎‎2 toneladas de armamento. Este drone «invisible» se hace visible a los radares durante los 5 o ‎‎10 segundos en los que abre sus compuertas para utilizar ese armamento. Es por esa razón que ‎un Su-57 en misión de intercepción acompañaría el grupo de drones S-70 Okhotnik, ‎garantizando la cobertura aérea durante el cumplimiento de la misión de estas aeronaves ‎sin piloto. ‎

Numerosas soluciones y equipos para el radar «invisible» utilizado en el drone S-70 Okhotnik ‎provienen del Su-57. De hecho, esta avión de combate ha servido de banco de pruebas para el ‎armamento adaptado al drone S-70. ‎

Para garantizar la aniquilación de los radares y misiles antiaéreos enemigos, el drone S-‎‎70 Okhotnik hereda del avión de combate Su-57 los misiles supersónicos Kh-58UShK cuyo ‎alcance es de 260 kilómetros. El drone S-70 Okhotnik también puede utilizar 4 mini misiles ‎crucero X-74M2, capaces de volar a Mach 4 y cuyo alcance ese 245 kilómetros. Este drone ruso ‎lleva 8 bombas BetAB-150C, para inutilizar las pistas de la aviación enemiga. También puede ‎llevar 8 bombas «inteligentes» KAB-250 para destruir búnkeres y otros blancos terrestres. ‎

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente