Un portaaviones estadounidense se ha retirado apresuradamente del Mar Mediterráneo. Se dice que un submarino ruso fue lo que empujó al Pentágono a retirar urgentemente uno de sus buques de guerra más sofisticados de dicho mar. Curiosamente, se trata de un portaaviones de clase Nimitz, una réplica del cual fue atacado justo el 28 de julio durante una importante maniobra del CGRI en el Golfo Pérsico.

El portaaviones clase Nimitz USS Dwight Eisenhower y el crucero de misiles guiados clase Ticonderoga USS San Jacinto (CG 56) han salido del Mediterráneo, según Avia.pro, en dirección a la base naval de Norfolk este domingo 9 de agosto.

Avia.Pro dice que el portaaviones estadounidense Dwight Eisenhower, que se encontraba en el Mar Mediterráneo, tuvo que abandonar el área de forma algo apresurada, posiblemente debido a la presencia de un submarino ruso con base en Tartus, Siria. El submarino habría abandonado la base naval de Tartus en dirección a la flota de guerra estadounidense. Pero, ¿por qué esta retirada urgente del USS Dwight Eisenhower? El Mando de la Flota de EEUU consideró amenazante “la desaparición del submarino ruso, imposible de localizar a pesar de la búsqueda de una semana por parte de los buques estadounidenses”.

La información sobre este incidente también es publicada por medios extranjeros, en particular el sitio web chino Sohu, que informó que “el submarino ruso armado con misiles de crucero se convirtió en una gran amenaza para la flota estadounidense y su portaaviones de clase Nimitz, una réplica de la que acaba de ser destruida por las fuerzas iraníes en el Golfo (Pérsico). Por eso, evidentemente, Washington ha decidido no arriesgarse y retirar inmediatamente su portaaviones y sus buques de guerra del Mediterráneo”.

“Dicho esto, durante los recientes ejercicios de la OTAN en el Mar Mediterráneo, los aviones antisubmarinos Poseidon de EEUU intentaron obtener información sobre los submarinos rusos del Proyecto Varshavyanka. Estos aviones llevaron a cabo un reconocimiento y vigilancia hidroacústica del área marítima para localizar los submarinos casi silenciosos del Proyecto Varshavyanka. Pero fue imposible detectar el submarino ruso incluso con la ayuda de medios radioacústicos modernos”, dijo Avia.Pro.

El dron submarino ruso Poseidon es "capaz de deshacerse de la mitad de los portaviones de EEUU"

El portaviones estadounidense Dwight Eisenhower abandonó recientemente el mar Mediterráneo y el medio chino Sohu explicó su partida con la aparición en esas aguas del nuevo submarino ruso Belgorod, equipado con el sistema nuclear Poseidon. El observador militar Víktor Baranets explica por qué estos eventos no están relacionados.

Sohu ha relacionado directamente los dos eventos, pero Baranets cree que el portaviones no tenía nada que temer, ya que Poseidon está designado para objetos mucho mayores.

"Fue creado con fines mucho más serios. Los autores de Sohu, aparentemente, no han comprendido aún el verdadero propósito de este único sistema no tripulado. El Poseidon no existe para luchar contra los buques de superficie y los submarinos, sino para lanzar un poderoso ataque contra los objetivos costeros estratégicos del enemigo, tanto militares como civiles", explicó el experto en sus comentarios para la agencia FAN.

Para el observador militar, un objetivo ideal para Poseidon podría ser Norfolk, una importante base naval en la costa este de Estados Unidos donde se encuentran atracados varios portaviones a la vez.

"En este caso, el uso de Poseidon estaría justificado, porque de esta manera con una sola explosión se puede deshacerse de casi la mitad de todos los portaviones estadounidenses", sugirió Baranets, destacando que solo habla del caso de una guerra entre los dos países.

La principal designación del Poseidon es causar una ola gigante de tsunami capaz de destruir las comunicaciones e infraestructuras costeras. También puede tener misiles con ojivas tanto convencionales como nucleares. En el segundo caso, su potencial bélico será mucho mayor.

Por el momento, esta creación de la industria militar rusa no tiene análogos en el mundo.

Misil nuclear submarino ruso Skif, un arma incomparable 

Los militares rusos pueden desplegar misiles balísticos intercontinentales submarinos en el Ártico.

También se eligió la zona propuesta para el despliegue de los misiles Skif: la parte noroeste de Rusia, en el Mar de Barents.

Hasta la fecha, ningún país del mundo tiene un misil balístico intercontinental de este tipo. Sin embargo, la singularidad de estas armas es que es imposible determinar la ubicación real de los misiles, ya sea por medio de satélites espaciales o de reconocimiento marítimo.

Aunque las áreas de despliegue de las armas nucleares de Rusia se pueden detectar con bastante precisión desde un satélite, el Skif carece de este inconveniente. Incluso si por alguna razón se conociera la ubicación de los misiles balísticos intercontinentales submarinos rusos, sería imposible destruirlos con un ataque preventivo a una profundidad de varios cientos de metros y estando en silos de lanzamiento protegidos, que son simplemente inaccesibles para el enemigo, según el sitio web Avia-Pro.

El área elegida para desplegar el Skif es sísmicamente silenciosa y está bajo constante control militar ruso, por lo que es imposible de detectar por barcos especiales y submarinos.

Además, desde esta región, Rusia puede atacar casi en cualquier dirección, incluidos EEUU y Europa.

Cabe señalar que la información sobre el despliegue del Skif ruso ha aparecido en varias ocasiones, pero nunca se ha confirmado oficialmente.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19