alt

Las tensiones en el comercio mundial podrían provocar una recesión económica para finales de 2019, pronostica la agencia de calificación crediticia rusa ACRA. Cada vez hay más signos de un desastre inminente, y las predicciones apocalípticas ahora no parecen tan increíbles.

"La baja probabilidad de una rápida resolución del conflicto comercial entre China y Estados Unidos, así como la amenaza de que Washington restrinja el comercio con México y otros países sugiere que las tendencias cíclicas negativas observadas en la economía de EEUU desde principios de este año conduzcan a un estancamiento o una recesión en algunos países desarrollados en 2019-2020 ", dice el estudio de ACRA publicado el 23 de julio.

El nuevo ciclo económico, seguido inevitablemente por una recesión global, está llegando a su fin. Significa que las perturbaciones mundiales están a la vuelta de la esquina, lo que afectará a todos. La bomba puede explotar en cualquier lugar, advierte Olga Samofálova, columnista del diario ruso Vzglyad.

Hace un año, Nouriel Roubini, profesor de economía en la Universidad de Nueva York, y el economista italiano Brunello Rosa, identificaron 10 riesgos potenciales que podrían desencadenar una recesión mundial en 2020. Nueve de estos riesgos persisten en la actualidad, señaló Roubini este año.

En general, los economistas identifican varios lugares en el mundo desde donde podría llegar un cisne negro, es decir, un suceso negativo inesperado de gran impacto que conduzca a un colapso y desemboque en una recesión que destruya la economía de un país tras otro como un castillo de naipes, explica Samofálova.

EEUU

El golpe puede provenir de Estados Unidos. Doug Casey aseguró que la economía de EEUU es un castillo de naipes frágil construido sobre arenas movedizas, y el tsunami ya se está acercando.

Muchos economistas han dado la voz de alarma. Los temores los causa ​​en primer lugar la guerra comercial entre EEUU y China, que lleva a un rediseño de los mercados globales. La agravación de la lucha llevará a una desaceleración de la economía mundial, una caída de la demanda de recursos energéticos, problemas en el sector bancario y, en última instancia, un colapso global, señala la columnista de Vzglyad.

Los expertos de ACRA creen que la guerra comercial llevará a la caída de la economía estadounidense en un 0,7% ya en 2020.

Otro signo de una próxima crisis en EEUU es la inversión de la curva de rendimiento. Se trata de una situación inusual cuando el rendimiento de los bonos a largo plazo cae por debajo del rendimiento de los valores a corto plazo. Es considerado el presagio más preciso del inicio de la crisis económica en el país.

Al mismo tiempo, el peligro está en las acciones del presidente estadounidense hacia, por ejemplo, Irán, señala Samofálova. Para lograr más popularidad, Donald Trump puede provocar una verdadera crisis externa, causar un choque petrolero que, sin duda, llevará al mundo a la crisis.

China

Los problemas también podrían venir desde China. Uno de los riesgos que podría provocar una recesión en 2020 es la guerra comercial y tecnológica con EEUU, opina Roubini.

Si Estados Unidos impone aranceles de 300.000 millones de dólares y prohíbe que Huawei y otras compañías chinas usen componentes estadounidenses, Pekín también responderá con medidas extremas. Por ejemplo, privará a las compañías estadounidenses de tierras raras, que son necesarias en varias industrias, incluida la de la defensa, o cerrará su mercado para compañías transnacionales estadounidenses como Apple.

Sería un shock insoportable para los mercados. Una mayor escalada de esta guerra empujará al mundo a la recesión, independientemente de lo que estén haciendo los bancos centrales más grandes, dijo Roubini.

Los economistas temen que, en algún momento, China muestre una fuerte desaceleración de la economía, cuyas consecuencias serán impredecibles, si bien claramente catastróficas. Esto puede provocar una brusca caída en los precios de los productos básicos. Por otro lado, los países desarrollados también sufrirán, ya que en los últimos 10 años han comenzado a vender activamente sus productos a la clase media china, observa Samofálova.

ACRA cree que si la economía estadounidense cae en recesión el próximo año, el gigante asiático mostrará una tasa de crecimiento mínima en 25 años de solo el 4%.

Europa

Europa también puede ser fuente de problemas. El peligro económico principal proviene de la llegada de Boris Johnson al puesto de primer ministro británico. Apoya el Brexit a toda costa, incluso sin un acuerdo con la Unión Europea. Los mercados están asustados por estos cambios, la moneda europea también se está viendo afectada, así como la libra esterlina. Por otro lado, los precios del oro suben mientras los inversores huyen a un refugio seguro por temor a una tormenta, analiza la columnista.

Anatoli Kaletski, economista principal de Gavekal Dragonomics, cree que Europa representa una amenaza mucho más grave para la economía mundial que Estados Unidos y China.

En su opinión, la Europa inocente será la principal víctima de la guerra comercial entre EEUU y China por la misma razón que sufrió durante la crisis de 2008 más que el propio EEUU, donde comenzó esta recesión. Según el economista, Europa vuelve a tomar decisiones equivocadas al ahorrar en todo.

Rusia

En cuanto a Rusia, a todos los riesgos globales se agregan también los internos, entre ellos, la crisis hipotecaria. Sin embargo, está actualmente bajo el control del Banco Central.

El segundo es el riesgo de nuevas sanciones contra Rusia. Los expertos de ACRA han reducido la probabilidad de que se introduzcan nuevas sanciones económicas contra el país.

No obstante, las perturbaciones globales por la guerra comercial y una desaceleración del crecimiento económico mundial dificultarán el crecimiento de la demanda de productos de exportación tradicionales rusos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente