Recientes imágenes satelitales evidencian que la Marina de China se ha vuelto más activa en el océano Índico y la región de Asia Occidental.

La revista estadounidense Forbes, en su edición de esta semana, divulgada el domingo, hizo público unas imágenes satelitales que muestran las crecientes actividades de la Armada del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China en su base naval en el extranjero en Yibuti, en el Cuerno de África.

Las fotografías muestran que el muelle ahora está sustancialmente completo y pronto podría aceptar barcos. Al respecto, el medio hace referencia a una imagen capturada en marzo de este año, que ha sido compartida en Twitter por el usuario @detresfa_, un analista de inteligencia de código abierto. Dicha imagen muestra cómo una excavadora está trabajando en la tierra recuperada. El analista sugiere que este pequeño detalle puede revelar el comienzo de un nuevo muelle o un segundo muelle grande, lo que aumenta significativamente la capacidad de la base.

La base, la primera de China en el extranjero, se abrió en 2017, pero los muelles aún están en construcción. Según el informe, no hay signos de túneles protectores para los barcos, a diferencia de algunas bases en China, pero sin duda está diseñada para objetivos defensivos, pues, de hecho, el perímetro exterior está fortificado como un castillo moderno con almenas.

El trabajo principal de este muelle parece haber terminado a fines del año pasado. Por eso, hay bastante tiempo para el despliegue de los nuevos portaviones, buques de guerra u otros navíos grandes chinos. La base es capaz de acomodar fácilmente cuatro de los submarinos de ataque chinos de propulsión nuclear si fuera necesario. Pero todavía es relativamente limitado, por lo que parece que China busca aumentar los muelles”, adujo el informe.

Yibuti es un puerto estratégico en la desembocadura del mar Rojo con fácil acceso al mar Arábigo, el Golfo Pérsico y el océano Índico. Muchos barcos involucrados en misiones antipiratería y de protección de petroleros anclan allí.

En la actualidad, Yibuti hospeda bases militares de Francia, Estados Unidos, Italia, Japón y China, entre las cuales destaca la base aérea estadounidense Camp Lemonnier que alberga unos miles de soldados norteamericanos.

Por ende, se considera un área de preocupación para los militares occidentales debido a la proximidad de las fuerzas chinas a sus propias instalaciones. La base de China se encuentra a solo 7 millas de la base de la Marina de EE.UU. en Camp Lemonnier y a menos de 5 millas del puerto principal de Yibuti, lugar que lo visitan con frecuencia los buques de guerra europeos y la Armada estadounidense.

La ubicación de Yibuti permite a las fuerzas extranjeras ejercer influencia sobre los países localizados en el norte de África y todos los Estados de Asia Occidental, y también disponer de centros operacionales desde donde pueden lanzar ataques y operaciones en dichas zonas.

Por otra parte, los analistas opinan que la base de China en Yibuti forma parte de los esfuerzos del gigante asiático por establecer una fuerza naval de alcance verdaderamente mundial, capaz de llevar a cabo operaciones por todo el planeta, por lo que le preocupa a EE.UU. la construcción de las instalaciones militares de China en este país africano.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19