Libros Recomendados

Mikhail Khazin

Acerca del capitalismo "inclusivo"

Debo decirles a todos aquellos que defienden las teorías conspirativas que no deben leer este texto: no voy a escribir nada que tenga que ver con la creación del capitalismo inclusivo que esta siendo promocionado por el Papa, los Rothschild y los Rockefeller (1). Para ello es mejor leer la prensa oficial.

Pero, y esto es muy importante señalarlo, la misma existencia de semejante proyecto no nos dice nada acerca de su propio contenido: las declaraciones oficiales se hacen muchas veces para no revelar la verdad y más bien tienen como intención ocultar el contenido real del proyecto.

Pero la gente está muy interesada en este tema y escriben mucho sobre él. Por lo tanto, intentaremos comprender el problema en base a como nosotros mismos entendemos este problema. Pero lo que escribimos aquí es precisamente un intento y no una respuesta a la pregunta de lo que está pasando. Entonces, la perspectiva que nosotros sostenemos es la siguiente: existe un sistema de proyectos globales, los cuales son descritos con gran detalle en nuestro libro Puente hacia el futuro. Hemos argumentado que frente a estos proyectos globales existen una serie de proyectos civilizacionales que aún no han alcanzado un nivel global, aunque a veces intentan convertirse en una alternativa.

Hemos descrito esos seis proyectos en nuestro libro. Tres de esos proyectos son globales:

  • El proyecto global judío (el "Plan de Salomón", el "Nuevo Londres");

  • El proyecto global "occidental" (también conocido como Finintern, cuyo centro está en Nueva York y su punto focal son el FMI y Wall Street);

  • El proyecto global islámico (hoy abanderado por Turquía).

  • Y los otros tres proyectos son de carácter civilizacional y pretenden hacerse con el poder o convertirse en proyectos a nivel global. Estos son:

  • Una es el relanzamiento del proyecto capitalista clásico que está siendo coordinado por el Vaticano ("La Internacional Negra", la aristocracia europea, los masones, etc.);

  • El proyecto chino que abandonó (quizás temporalmente) el proyecto global "Rojo" y es liderado por una serie de clanes militares;

  • Rusia como proyecto de civilización que duda entre varias opciones como la "Internacional Negra" (siguiendo la idea de que "Moscú es la tercera Roma"), volver al proyecto global "Rojo" o crear un centro de civilización regional junto con China y que es conocido como la "Nueva Horda".

Por ejemplo, ¿qué es el Brexit? Es una alternativa a 1936 (cuando el proyecto global "Occidental" consiguió reemplazar al rey Eduardo VIII con el padre de la actual "reina" y con ello derrotó a los grupos que pertenecían a la élite que antes dominaba en Inglaterra), es decir, al golpe de Estado que los banqueros terminaron por perder.

Lo más probable es que, hasta 1936, Londres estuvo gobernada por representantes del proyecto judío (representantes de la "aristocracia negra" de Venecia, que a través de Holanda lograron hacerse con el poder de Gran Bretaña durante la "Revolución Gloriosa" de 1688). Esto explica el hecho de que todos los imperios de la Europa continental colapsaron como resultado de la Primera Guerra Mundial y los británicos fueran los únicos que quedaron intactos. Bueno, Londres siempre ha tenido una relación difícil con el Vaticano.

Tengamos en cuenta que la "vieja" aristocracia (es decir, la continental) de Europa Occidental intentó vengarse después de la derrota de 1918 y para eso apoyó a Hitler, ya que ellos consideraban que Inglaterra era su principal enemigo. Pero fracasaron y se vieron obligado a dirigirse hacia el Este y conocemos los resultados de todo ello. Por cierto, toda la campaña antisemita que promovió en sus comienzos el NSDAP tenía como objetivo expulsar a los judíos de Palestina, es decir, iba dirigida contra la misma Inglaterra.

Señalemos algo importante. Desde la década de 1920, el proyecto judío se ha sentido amenazado por los banqueros, es decir, por la élite del proyecto "Occidental" que, tras la creación del Sistema de Reserva Federal de los Estados Unidos, acabo por instalarse en ese país. Y por eso, desde finales de los años 20, este proyecto buscó conectarse con el NSDAP. Bueno, como resultado del Holocausto, las principales víctimas fueron los judíos de Europa del Este, una parte significativa de los cuales se instalaron en este territorio venidos desde la antigua Babilonia y que habitaron Jazaría. Es decir, no tenían nada que ver con la historia del Imperio Romano y la Europa medieval y, en general, eran portadores de una sacralidad completamente diferente.

Por cierto, el yerno de Trump representa a los jasidim, tiene ancestros que provienen de Jazaría. Esto nos llevaría a profundizar la muy compleja historia de las relaciones que tienen los judíos del mundo con todas sus distinciones y es algo que no analizaremos aquí. Solo sacaré una conclusión de todo esto: en general, Trump, a pesar de su alianza con el Vaticano contra el proyecto global "Occidental", no constituye un todo en sí mismo, ni tampoco con el proyecto judío. Es posible que si triunfa el proyecto de la "Nueva Horda" (también conocido como la "Gran Eurasia"), Trump se una a este proyecto, ya que Jazaría hace parte de las Grandes Estepas.

Ahora mismo la "Internacional Negra" intenta llevar a cabo su segunda venganza (ellos tienen su base de operaciones en Alemania y también tienen un acuerdo con el Vaticano), pero esta segunda ofensiva tiene una debilidad: carece por completo de un modelo económico que les proporcione los recursos necesarios para un proyecto a gran escala. Tanto Alemania como la UE "viven" hoy exclusivamente del potencial de emisión que tiene el dólar, el cual está controlado por la élite que abandera el proyecto "Occidental". ¿Y cómo actuar en tal situación? Los modelos económicos del proyecto global capitalista están irremediablemente desactualizados y no existe quien sea capaz de adaptarlos a la Modernidad: todos los expertos con los que cuentan han sido formado siguiendo los patrones del liberalismo. Entonces el proyecto capitalista a transitado a la fase de crear una red y es apoyado principalmente por los nacionalistas. Y dentro de Europa continental los nacionalistas solo están en el poder en unos cuantos países muy pequeños.

Tengamos en cuenta que nosotros los rusos comprendemos que existen esos recursos, pero, desde el punto de vista de ellos, deberíamos convertirnos, en el mejor de los casos, en un socio menor (y todo esto nos fue demostrado de forma muy dura por la Gran Guerra Patria). En Rusia está creciendo la "quinta" columna, pero no la liberal, sino la de los "tercerones" como el Tsarevich Hosha, todo tipo de príncipes y otros marginales a quienes ni siquiera el 3% de la población apoya. Pero a medida que la situación en Rusia empeora y, si no se crea una alternativa, acabaran por aumentar su influencia.

¡La situación de Londres ha mejorado! ¡De hecho, han sido capaces de poner a su candidato en los EE.UU. durante el 2016 (en el marco de la misma lógica nostálgica del “viejo” capitalismo), pero, lo importante, es que ahora ha perdido! Y el principal motivo de su derrota fue precisamente el hecho de que no contaba con un programa constructivo. ¡El proyecto "Occidental" se ha vengado de los Estados Unidos y todas las demás fuerzas que existen deben decidir de alguna manera que van a hacer ahora! Tengamos en cuenta que el proyecto "Occidental" tiene sus propios problemas, en primer lugar: su principal herramienta, aquella con la que tomaron el control de todo el mundo a finales de la década de 1980, la emisión de dólares, ha agotado por completo su utilidad. Pero, por ahora, los dólares se pueden imprimir en cualquier cantidad y Trump ya no está en el poder para evitarlo.

Así que Londres comenzó a actuar de nuevo. Tienen un problema: el proyecto "Occidental" domina en la UE, en los EE.UU. y, también, no está del todo claro que papel juega Rusia en todo esto (ya que en el aspecto financiero y económico Rusia está bajo el control del proyecto "Occidental"). Rusia necesita sus propios recursos (su propia zona monetaria) que aún no tiene. Y Londres (bajo el control del proyecto judío) comenzó a promover a una de las muchas facciones que existen en la red del proyecto global islámico. No la del Daesh, que anteriormente fue promovido por el proyecto "Occidental", sino otra, que se puede llamar condicionalmente el "Califato Rojo" cuyo centro se encuentra en Turquía (Estambul). El objetivo es crear sobre la base del mundo árabe una zona monetaria que tenga como núcleo a Londres.

De ahí, por cierto, el conflicto con Israel. Londres no necesita a Israel en la nueva versión del Medio Oriente que está creando (interfiere con su proyecto del Califato Rojo). El proyecto "Occidental" tampoco necesita a Israel, porque en el marco de este enfrentamiento judío interno los sionistas no están en buenos términos con el sector financiero. Pero la aristocracia europea y el Vaticano realmente necesitan a los judíos (ya que mientras exista Israel, los intereses seculares del Estado judío prevalecen sobre los intereses sagrados del proyecto judío). En su momento Clinton estaba lista para entregar a Israel y Trump estaba listo para rendirse.

Bueno, ahora, como prometí, hablare un poco sobre el capitalismo “inclusivo”. El Papa, como está claro, es parte de la "Internacional Negra" y es uno de los elementos que impulsa este proyecto de una red capitalista. Los Rothschild son parte del proyecto judío que se hizo con el poder de Londres, pero se encuentra en una posición extremadamente precaria: la amenaza de que surja otro Trump se cierne sobre ellos.

Los Rockefeller son la parte estadounidense del Proyecto que impulsa esta Red Capitalista. ¿Y quién es el enemigo común de todos ellos? La élite que impulsa el proyecto "Occidental". ¿Y por qué necesitan una alianza? Siguiendo la lógica que hemos expuesto la respuesta resulta obvia: ¡necesitan un nuevo modelo de crecimiento económico que sea diferente a la emisión del dólar! Primero deben destruir el proyecto "Occidental" y luego lidiar con los demás proyectos. Y el proyecto "Occidental" aún no ha sido derrotado.

Tengamos en cuenta que el Papa intentó moverse en esta dirección durante mucho tiempo, hace unos años se creó un fondo especial de unos 100 millones que se suponía que financiaría una serie de investigaciones pertinentes (incluso he publicado un documento sobre el establecimiento de este fondo que existe en alguna parte y que estaba abierto a la inversión) ... Pero el truco no funcionó, no encontraron especialistas que pudieran implementar tal programa. Y ahora están haciendo el segundo intento. La tarea clave de esta cooperación es encontrar un mecanismo de desarrollo que permita derrotar finalmente el proyecto global "Occidental".

Y todos los demás proyectos, ¿en qué situación se encuentra? China espera una crisis inevitable, la llegada de Biden le permite posponer este colapso por algún tiempo, es decir, acumular toda clase de reservas. Xi ya anunció una transición para empezar una serie de actividades estatales (de lo contrario, China no sobrevivirá en lo absoluto ya que no podrá orientarse hacia el mercado interno), pero ¡China carece de un proyecto de alcance global! China es incomprendida más allá de las mismas fronteras de China, no tiene lo que recientemente se ha llamado el "poder blando". Puede intentar volver al proyecto "Rojo", pero aún necesita capacitar a un amplio personal para ser capaz de desarrollarlo y la crisis aún no ha comenzado. En general, todavía tienen opciones, pero se encuentran en un momento bastante difícil.

El proyecto judío también se ha activado después del "Brexit", pero tienen pocos recursos y se enfrentan a una inevitable blitzkrieg. U obtienen una victoria rápida o sufrirán una derrota inevitable. Esto explica la actividad que esta desarrollando Londres en el Transcáucaso: eligió a Turquía como su ariete y como su instrumento, ya he escrito sobre esto antes. Y deben obtener una victoria rápida (es decir, serán capaces de formar su propia zona monetaria) o Gran Bretaña, en el marco de la historia mundial, dejará de ser considerada una gran potencia. Por cierto, el proyecto judío puede ser relanzado, pero Gran Bretaña desaparecerá.

El proyecto capitalista ya ha perdido una de sus guerras relámpago y ahora le es muy difícil maniobrar políticamente, por lo que espera mediante sus recientes jugadas políticas aliarse con Rusia. El único obstáculo en su camino es Putin. Es por eso que se está desarrollando un ataque tan agresivo contra Putin, que cuenta no solo con el apoyo del proyecto "Occidental" (es bastante claro porque la élite de este proyecto siente tanto miedo a que Putin comience una purga antiliberal en su país), sino que también encuentra resonancia en toda la élite europea. La única diferencia es que los primeros odian a Rusia por completo (junto con Putin), mientras que los segundos están bastante dispuestos a aceptar a Rusia, incluso como un socio menor, pero sin Putin.

De hecho, describí casi por completo el equilibrio de poder. Solo Rusia quedó fuera de este escenario. Pero aquí no diré nada por ahora, ya que Putin aún no ha hecho su elección. Más precisamente quiero decir que Rusia maniobra en un escenario muy difícil sin mostrar a nadie su verdadero plan. Aquí, como cuando uno monta bicicleta es mucho más fácil andar que sorprenderse por como uno lo hace. Así que uno solo puede admirarse de la habilidad de Putin, será otra cuestión el momento en que tome su decisión y sin duda cuando eso suceda los partidarios de los otros proyectos terminará por desagradarles mucho esa decisión.

Notas:

1. https://katehon.com/ru/article/zakulisa-snimaet-maski

Traducción de Juan Gabriel Caro Rivera

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES