Portada - Últimas noticias

El juez Pedraz archivó un delito fiscal del padre de Artur Mas al considerar que había prescrito. El líder de CIU era uno de los beneficiarios de los fondos evadidos por su progenitor en Liechstentein y Suiza, donde durante 24 años mantuvo dos cuentas opacas con casi dos millones de euros

Según informa el diario El Mundo, Artur Mas es uno de los beneficiarios junto a su madre y hermanos de unos fondos evadidos por su padre en unas cuentas, mantenidas durante 24 años en Liechtenstein y Suiza, sin la transparencia y la legalidad que los políticos exigen que cumplan los ciudadanos.

Milagrosa prescripción del delito a apenas unos días de las elecciones autonómicas catalanas

Sin embargo, a apenas seis días de las elecciones catalanas, en las que según todas las encuestas Mas será el claro vencedor, el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz archivó el caso por "prescripción del delito". El magistrado estima que el fraude fiscal del depósito en el banco de Liechtenstein LGT fue realizado antes de 2002, por lo que no puede ser castigado, haciendo así suya las tesis de la Fiscalía Anticorrupción, que presentó su informe 11 días antes de las elecciones autonómicas.

Las pruebas son tozudas. Mas disculpa el delito de su progenitor

De hecho, en el depósito abierto en el banco del principado existe una copia del DNI de Artur Mas, así como de su madre y hermanos. El líder nacionalista niega tener conocimiento de esta evasión fiscal y afirma que su padre ya ha regularizado toda esta situación.

Mas fue beneficiario del fondo oculto mientras fue consejero de Hacienda de la Generalitat de Cataluña

En el expediente de Mas padre en poder del banco LGT constan 500.000 euros, aunque sin descartar que haya más dinero. Allí figuraban los nombres de su esposa e hijos. Curiosamente, el candidato de CiU era beneficiario de este fondo oculto cuando era consejero de Hacienda de la Generalidad de Cataluña en el periodo de 1997-2002.

El escándalo fue descubierto en 2008 y la familia Mas regularizó la situación ese año, pero afectando a las declaraciones realizadas a partir de 2003, evitando así más problemas al padre de Mas, nacido en 1927.

A los inspectores no "les salen" las cuentas

Los inspectores que realizaron la investigación aseguran que "debe destacarse el hecho de que, aunque la información recibida cifraba en 500.000 euros el importe del depósito en la fundación de Liechtenstein, lo cierto es que a través de las declaraciones extemporáneas de 2003 a 2006, se afloran cantidades muy superiores partiendo de 1.772.936,87 euros en 2003 y alcanzando 1.953.226,90 euros en 2006".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS