Portada - Últimas noticias

El Gobierno de Gibraltar anunció ayer que llevará a cabo mediciones batimétricas de las aguas que el Peñón reclama como propias, en el marco de la búsqueda de información para la gestión ambiental de las mismas.

Según informó el número 6 de Convent Place en un comunicado de prensa, el Ejecutivo que dirige el socialista Fabian Picardo señaló que esta tecnología permitirá acometer "un estudio avanzado más extenso", cuyos resultados servirán de base para las medidas que Gibraltar adoptará, tanto para la gestión ambiental como para la navegación".

El ministro gibraltareño responsable de las áreas de Salud y Medio Ambiente, John Cortés, manifestó en la misma nota de prensa que esta iniciativa "sería una prueba irrefutable de la posición y extensión de algunos de nuestros hábitats naturales más importantes y sería una importante contribución a la gestión de este patrimonio nacional en los próximos años".

"El Gobierno asume muy en serio su responsabilidad como competente en la protección de las aguas territoriales británicas de Gibraltar", añadió Cortés, quien insistió en que dichas mediciones batimétricas "proporcionarán información vital de nuestro hábitat marino", así como una base para "nuestra gestión adecuada de las aguas consideradas como Zona Especial de Conservación (ZEC)", tras su designación por la Unión Europea.

La UE, además de otorgar la gestión de estas aguas al Reino Unido desde el punto de vista ambiental, se la otorgó a España dentro del Lugar de Importancia Comunitaria Estrecho Oriental.

Por otro lado, la alcaldesa de La Línea continúa humillando a sus conciudadanos y elude tratar la crisis de los pescadores

Por otra parte, Picardo recibe en su despacho a la alcaldesa de La Línea, Gema Araujo, para discutir asuntos de interés mutuo, entre los que, al parecer, no se encuentra la defensa de las aguas territoriales españolas, para uso y disfrute de los pescadores de la ciudad que lidera.  Interpretando este mismo teatro, el mandatario gibraltareño reiteró el interés de su gobierno en fomentar las buenas relaciones con la zona del Campo de mejorar las condiciones de vida de las poblaciones respectivas.

Dentro del diálogo de palabras huecas y demagogia al uso,  Araujo dijo que ambas partes continuarán con su compromiso de celebrar reuniones periódicas para desarrollar medidas prácticas para mejorar las relaciones en beneficio de los ciudadanos de ambos lados de la frontera; lo que es lo mismo que no decir nada.

Picardo -que estuvo acompañado por el viceministro principal, Joseph García, y por el secretario en jefe, Ernesto Gómez-, en la misma línea, expresó su satisfacción por recibir a la delegación de La Línea, en la que también se encontraba la concejal responsable de las relaciones con Gibraltar, Asunción Barranco, mientras que la mandataria linense destacó la política del Ayuntamiento de La Línea de mantener relaciones cordiales con el Gobierno de Gibraltar, en un claro ejemplo más de la distancia existente entre la clase política, que parece ciega, y el pueblo.

Muy educadamente, y aunque no se fijaron fechas para la próxima reunión, se decidió seguir en contacto a intervalos regulares.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente