Portada - Últimas noticias

Estados Unidos ha endurecido el tono contra Siria argumentando una nueva hipótesis: el régimen está preparando armas químicas y Barack Obama lanzó su advertencia a modo de nuevo juicio sumarísimo; "su uso tendrá consecuencias". Siria respondió negando que vaya a utilizar armamento químico contra su pueblo. El Gobierno sirio reiteró que no hará uso de armas químicas contra su pueblo, en respuesta respondiendo así a la aamenaza lanzada previamente por Obama.

También la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, repitió la intimidación, «una seria advertencia», a Siria y estimó que el uso de armas químicas contra el pueblo supondría cruzar «una línea roja», aunque rechazó precisar las medidas que Washington estudia tomar en tal caso. «No voy a telegrafiar nuestro pasos específicos», dijo.

Obama amenaza con consecuencias y olvida enseñar con el ejemplo

Posteriormente, el propio presidente, Barack Obama, advertía de que «el recurso a las armas químicas sería totalmente inaceptable. Si cometen el trágico error de utilizar estas armas, habrá consecuencias y responderán. "No podemos permitir que el siglo XXI sea ensombrecido por las peores armas del siglo XX... Continuaremos apoyando las aspiraciones legítimas de los sirios, colaboraremos con la oposición, les suministraremos ayuda humanitaria y trabajaremos por una transición hacia una Siria liberada del régimen de Assad», añadió Obama.

A tenor de la ya demostrada campaña de desisformación estadounidense, ¿Qué grado de veracidad tienen las informaciones del servicio de inteligencia de EEUU? ¿A qué intereses responde?

Al mismo tiempo que Washington lanzaba este aviso, la CNN difundía que los servicios de inteligencia estadounidenses han observado «señales preocupantes» en el arsenal de armas químicas sirio «en los últimos días», citando altos funcionarios bajo anonimato. «No se trata solo de un movimiento, sino de un potencial intento de preparar las armas químicas para su uso», subrayó el funcionario.

Otro funcionario estadounidense indicó a «The New York Times» que la actividad que han detectado los servicios de inteligencia «sugiere algún tipo de preparación de las armas químicas», más allá del mero movimiento del arsenal entre almacenes. Ninguna de las fuentes precisó cuál sería el plan de contingencia estadounidense ante las mismas. «Con la pérdida de poder del régimen y su fracaso a la hora de reprimir a la oposición por medios convencionales, tenemos una preocupación creciente sobre la posibilidad de que el régimen haga el acto desesperado de usar sus armas químicas», confirmó el portavoz de la Casa Blanca, Jim Carney. El pasado agosto, Obama aseguró que un movimiento de armas químicas «cambiaría sus cálculos» sobre la situación en Siria y le haría replantearse su decisión de no usar la fuerza contra el régimen de Al Asad.

Los sirios responden a las nuevas hipótesis propagandísticas lanzadas por el gigante yanqui. Y recuerdan que las “armas de destrucción masiva de Irak”, fueron en realidad un arma propagandística al servicio de los intereses de EEUU y sus aliados

Ante las advertencias estadounidenses, una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores aseguró que «Siria no hará uso de este tipo de armas si las posee, contra su pueblo, cualquiera que se la circunstancia, porque está defendiendo a su pueblo. Siria lucha con su pueblo contra el terrorismo de Al Qaeda, que es apoyado por países bien conocidos, entre los que el primero es Estados Unidos».
Damasco recordó los mensajes de Washington sobre las «armas de destrucción masiva en Irak que permitieron la invasión» de este país e invitó a EEUU, «que fue el primero en utilizar el arma nuclear en 1945 contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, a que deje de inventar pretextos para confundir a la opinión pública americana e internacional».

A su juicio EEUU busca desviar la atención sobre su implicación en la guerra siria, «que concede de manera flagrante ayuda financiera, logística y política a los grupos armados» de la oposición.

Por su parte, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al-Arabi declaró que el régimen de al Assad podría caer «no importa en qué momento» frente a una insurgencia que no deja de ganar terreno. «Hoy hay combates en Damasco y creo que algo va a ocurrir más bien pronto».

Los combates en torno a la capital afectan ya a los alrededores del aeropuerto. Un avión egipcio regresó a El Cairo ante la falta de seguridad. El régimen continúa su ofensiva para conquistar un radio de ocho kilómetros en torno a la capital y expulsar a los mercenarios subvencionados por las potencias afines a EEUU e Israel, de la zona. El pasado domingo, un diario progubernamental amenazaba con «un infierno» a los insurgentes que atacaran Damasco.

Putin critica el posible despliegue de misiles de la OTAN en Turquía

Desde otro punto de vista, menos hipotético y que entronca con las verdaderas intenciones de las potencias aliadas a EEUU, el presidente ruso, Bladimir Putin, ha criticado la intención de Turquía de desplegar misiles Patriot de la OTAN en su frontera. Un hecho que va a «exacerbar» las tensiones en Siria, afirmó el presidente en Estambul, tras un encuentro con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan. Putin negó ser el abogado del régimen sirio y aconsejó a Ankara contención pese a «entender» su preocupación en materia de seguridad. «Compartimos la misma postura respecto a cuál debe ser el futuro de Siria, pero difieren nuestras visiones respecto a los métodos para hacer realidad ese futuro», indicó. Pese a ello, ambos subrayaron su voluntad de cooperación, sobre todo comercial, que este año llega a 35.000 millones de dólares, «y que traerá a ambos países un futuro más luminoso», según Erdogan.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente