Portada - Últimas noticias

En 2014, Arabia Saudí decidió bajar el precio del petróleo a fin de perjudicar a Irán y Rusia por su apoyo a Siria y, al mismo tiempo, asestar un duro golpe a la industria de petróleo de esquisto estadounidense.

Sin embargo, y sin sorpresas, tal juego irresponsable ha tenido un efecto de boomerang al volverse contra Arabia Saudí y su pueblo, señaló el politólogo ruso Petr Lvov a Sputnik.

“Ellos (la familia real saudí) han decidido que estaban totalmente en medida de castigar a Moscú por su apoyo persistente al pueblo sirio y su esfuerzo para desarrollar sus relaciones bilaterales con Irán, e incluso Iraq, estados que podrían formar, según los saudíes, un arco shií capaz desafiar al mundo wahabí e incluso poner fin a la tiranía de la Casa de Al Saúd”, señala Lvov en un artículo para la revista Perfil del Nuevo Oriente del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Rusia.

“Aunque Rusia se ha visto afectada por la caída de los precios del petróleo, ha mantenido “la cabeza alta” y ha demostrado que puede resistir más que Arabia Saudí, que no tiene nada más que sus hidrocarburos y que depende completamente de la mano de obra barata de Asia”, señala el experto.

Lvov indica que en 2016 Riad hace frente a una fuerte caída de ingresos y es incapaz de pagar a los trabajadores extranjeros. Otras monarquías del Golfo Pérsico que dependen también del petróleo están ahora sufriendo la misma situación que Arabia Saudí.

Por su parte, el analista político norteamericano Phil Butler ha señalado que la industria petrolífera saudí podría venirse abajo. Según él, hay signos claros de que las reservas saudíes pueden estar agotándose. Él señala, por ejemplo que el campo de petróleo de Gawar, que contiene el mayor yacimiento de petróleo del país, se está agotando aparentemente tras 65 años de producción continua.

Butler señala que los precios bajos y el agotamiento del petróleo van a convertir a Arabia Saudí en “un estado tercermundista, casi medieval”.

Para complicar las cosas, Irán va a volver al escenario de la producción mundial, lo que hará más difícil a los saudíes manipular los precios del crudo.

“Teherán, tras el levantamiento de las sanciones, va a luchar por su parte del mercado y aumentar su tasa de producción y sus exportaciones. Con los mercados internacionales ya saturados, los expertos temen que esto lleve a una mayor caída de los precios”.

Así pues, Arabia Saudí ya no puede permitirse continuar con su política de mantener los precios bajos. El problema es que ya no cuenta con los instrumentos para influir decisivamente en los mismos.

Sin control: Arabia Saudita reduce su presencia en los mercados más importantes de petróleo

Debido a los problemas causados por la crísis, las autoridades sauditas tienen la intención de rechazar el petróleo como principal fuente de ingresos y recurso de energía.

Entre 2013 y 2015 Arabia Saudita redujo su cuota en el mercado petrolero en nueve de los 15 principales países consumidores de crudo, incluidos EE.UU., China y Sudáfrica, informa el periódico 'Financial Times'.

Según el informe, la producción de petróleo en este país del golfo Pérsico ha alcanzado un nivel récord, superior a los 10 millones de barriles al día. Las exportaciones de crudo de Arabia Saudita el mes pasado superaron los siete millones de barriles diarios.

No obstante, la participación de Arabia Saudita en el mercado mundial de petróleo en 2015 aumentó ligeramente en comparación con el año anterior, aunque estuvo por debajo del nivel de 2013. El año pasado, las exportaciones de petróleo de Arabia Saudita cubrieron el 8,1% de la demanda mundial (excluidas las necesidades propias). Así en 2014 Riad satisfizo el 7,9% de la demanda mundial de petróleo y en 2013, el 8,5%.

Vientos de cambio en la economía saudita

Mientras tanto, el déficit presupuestario del reino provocado por la crisis petrolera alcanzó casi los 100.000 millones de dólares el año pasado. El Gobierno está actualmente reduciendo la gran cantidad de activos que tiene en el extranjero y emitiendo bonos nacionales, pero los activos solo aguantarán unos años al ritmo actual de declive, mientras que las emisiones de bonos han empezado a tensar la liquidez en el sistema bancario.

Ahora, tras sufrir el primer endeudamiento externo significativo en más de una década, Arabia Saudita está buscando un préstamo bancario de entre 6.000 millones y 8.000 millones de dólares, según revelaron a Reuters fuentes cercanas a la situación. Así, Riad ha pedido a sus potenciales acreedores que les presenten sus propuestas de préstamo a cinco años en dólares, con opción de aumentarlo, para ayudar a cubrir el déficit presupuestario récord causado por los bajos precios del petróleo.

¿Riad se da por vencido en la guerra petrolera?

Las autoridades sauditas tienen la intención de rechazar el petróleo como principal fuente de ingresos y recurso de energía. El reino anunció que quiere centrarse en las fuentes de energía renovables, como anunció el ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al Naimi. "No creo que haya un país más perfecto para la energía renovable que Arabia Saudita", dijo el ministro. El clima y la geografía del país son factores determinantes en la construcción de plantas de energía solar.

¿Están contados los días de la riqueza petrolera de Arabia Saudita?

Además, dada la naturaleza de las reservas de petróleo de Arabia Saudita y su producción casi ilimitada durante décadas, es posible que los sauditas pronto se queden sin crudo, opina el analista político estadounidense Phil Butler en un artículo para el portal New Eastern Outlook. Para el régimen árabe la caída de los precios de petróleo es un duro golpe porque su economía no ofrece nada más que crudo.

El Fondo Monetario Internacional ya predijo para Arabia Saudita hace años un aumento de los impuestos, la bajada de las subvenciones al combustible y el impago de las deudas. Mientras tanto, el campo petrolero de Ghawar, el mayor del mundo, se está agotando después de 65 años de producción continuada, afirma el analista. "Una vez que esto suceda, Arabia Saudita volverá a ser un Estado del tercer mundo casi medieval", estima.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS