Portada - Últimas noticias

Un grupo de insurgentes sirios ha fracasado en su intento de hacerse con el control de una escuela militar, sin embargo, la tentativa dejó una estela de muerte. 40 personas perecieron.

Según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), los enfrentamientos se registraron cerca de la ciudad noroccidental de Alepo entre las fuerzas armadas del Ejército sirio e insurgentes, financiados desde el extranjero.

El opositor OSDH además de informar de que 24 de los muertos eran insurgentes y 20 miembros del Ejército sirio, anunció que también algunos violentos combates tuvieron lugar en el sur de la capital siria, Damasco.

La noticia fue corroborada por la televisión pública de Siria, al asegurar que durante una operación decenas de terroristas perdieron la vida.
Asimismo, el OSDH con sede en el Reino Unido afirmó que al menos 118 personas perdieron la vida en todo el país árabe; 50 eran insurgentes y 41 soldados sirios.

En una de las operaciones llevadas a cabo por el Ejército, falleció uno de los líderes opositores de Liwa al-Tohid, Abu Forat.

Una guerra “fabricada” desde el exterior que se debe a intereses geoestratégicos de grandes potencias y alidados

Desde mediados de marzo de 2011, este país árabe vive en crisis después de que hombres armados, auspiciados desde el exterior, trataran de derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad, y ahora buscan una intervención extranjera para llegar a su objetivo.

El Gobierno de Damasco, por su parte, intentó calmar la situación, pero tuvo que enfrentarse con terroristas y mercenarios que gozan del apoyo financiero de algunos países regionales y occidentales.

Desde el inicio del caos, miles de personas, entre civiles y fuerzas armadas, han perdido la vida.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente