Portada - Últimas noticias

La incultura, la falta de respeto y la prepotencia del alcalde de Granada, José Torres Hurtado, del Partido Popular, amenaza con recurrir al Ejército  -a la Unidad de Emergencias, UME, en concreto-, para acabar con un conflicto municipal que él es incapaz de resolver: recoger la basura de las calles de la ciudad.

Los militares consideran que el alcalde se excede en sus cometidos. Otras fuentes consultadas aseguran que la desfachatez del gobernante local es ilimitada, y le sugieren que lo haga él mismo, como servidor público que es. Sería la primera vez en muchos años que un dirigente actuase con el ejemplo, en vez de creerse que tiene a sus órdenes, simplemente por sentarse en el sillón de un despacho, a una alta institución que por sus valores, compromiso y disciplina, se debe a cumplir las misiones que tienen encomendadas,- toda aquella situación de emergencia que por sus características no sean capaces de solucionar las administraciones públicas-, bajo órdenes directas de sus mandos legitimados. No a los caprichos con aires de grandeza de un político local practicando el caciquismo. 

Por lo cual, sería más lógico, llevado por la humildad que se requiere como cargo al servicio público, dado que él se muestra incapaz de resolver la situación, que declarase el Estado de Emergencia, abandonara  y entregara el mando a las autoridades competentes.

Hay que añadir que no es la primera amenaza  que lanza el alcalde de Granada. Según el Diario Progresista, también ha solicitado los servicios de la empresa pública Tragsa, "para que haga de esquirol en la huelga de basuras".

“Somos militares, no basureros”

Según publica El Confidencial Digital,  los militares consultados de la UME resumen su malestar por las palabras de Torres Hurtado, asegurando: “Somos militares, no basureros”. Las mismas fuentes aseguran que la situación se escapa a sus competencias. En un incendio, añaden, “hay vidas en juego”.

Tras ocho días de conflicto, la huelga del servicio de recogida ha saturado las calles de la ciudad andaluza con más de 2.000 toneladas de basura.

Finalmente, tras un paro de 12 días, y el reconocimiento de ambas partes –trabajadores y empleados públicos- de que la situación “es inadmisible”, respecto de los ciudadanos, se ha llegado a un acuerdo que desbloquea la situación y permite retirar de las vías toda la basura acumulada en estas dos semanas.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente