Portada - Últimas noticias

Fuentes militares aseguran que Assad prepara la ofensiva definitiva para retirar a los mercenarios rebeldes de los núcleos urbanos

El Ministerio de Emergencia de Rusia asegura que enviará dos aviones a Berirut para evacuar a 100 rusos que se encuentran en Siria –la primera acción en este sentido que hace Rusia desde que empezara la revuelta contra Bashar Assad en marzo de 2011-. Anunció, al tiempo, planes de contingencia para repatriar a unos 30.000 ciudadanos rusos del país asediado.

Esta evacuación de ciudadanos rusos a partir del martes se decidió después de que el alto mando sirio recibiera órdenes del presidente Assad para organizar grupos de combate blindados móviles, con potencia de fuego masiva, con el fin de llevar a cabo un gran esfuerzo para sacar a los rebeldes de las ciudades, pueblos y áreas que han capturado, principalmente en el norte y sureste de Siria.

Fuentes militares de Debkafiles informan de que, debido a que el tiempo apremia, los jefes del ejército sirio han decidido utilizar sólo a oficiales experimentados y hombres con experiencia en el servicio activo contra los rebeldes, en lugar de a los nuevos reclutas que necesitarían semanas de entrenamiento de combate. En este sentido, las divisiones o brigadas que luchan en el frente, situadas en puntos conflictivos como Alepo, Homs y Deraa, están siendo reducidas y algunas de sus unidades reagrupadass para el servicio en los nuevos grupos blindados de ataque.

La Guardia Revolucionaria iraní supervisará la campaña

Las mismas fuentes informan de que funcionarios del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní supervisan esta campaña. Assad lo ve un  asalto definitivo para aplastar definitivamente a la revuelta contra su régimen.

Dos puntos de inflexión en el calendario de la sangrienta guerra civil de Siria:
  1.  La confianza que tiene en sí mismo Assad y su personal militar superior está aumentando, en contraste directo con el debilitamiento de la insurgencia. Por lo tanto, Damasco ha decidido  que ha llegado el momento de una gran ofensiva para presionar a los rebeldes y echarlos de las áreas estratégicas, desde las que podrían poner en peligro al gobierno central. 
  2. El suministro de armas por parte de las potencias occidentales y árabes a los rebeldes ha disminuido abruptamente debido a que la financiación de Arabia Saudita, Qatar y los Emiratos Arabes Unidos se ha ido menguando. Las armas pesadas que aún están en manos de los rebeldes fueron saqueadas en su mayoría de bases militares sirias y almacenes.
Las mismas fuentes apuntan que, funcionarios rusos cercanos al presidente, Vladimir Putin, han examinado y aprobado los nuevos grupos de ataque blindados sirio-iraníes

¿Tendrá que vérselas Occidente, al mando de los USA e Israel, con una nueva Triple Entente?

Estos acontecimientos, según fuentes de inteligencia occidentales familiarizadas con la situación en Siria, explican la intensa coordinación habida recientemente entre Moscú, Teherán y Damasco, y el acelerado flujo de armas rusas e iraníes al Ejército sirio.

El desembarco de Tartus

Naves con armas rusas se están alineando en el puerto sirio de Tartus para descargar sus cargamentos, mientras que transportes aéreos iraníes están aterrizando y despegando a gran velocidad desde los aeropuertos militares de Damasco y Alepo. Las entregas de armas están llegando a bordo de grandes buques de guerra rusos, entre ellos el Azov y el Shabalin Aklexander, buques de desembarco, el anfibio Kaliningrado y otros.

Para camuflar los movimientos rápidos dentro y fuera de Tartus, la Marina rusa anunció e pasado domingo 20 de enero unas maniobras marítimas a gran escala que ya están teniendo lugar en el Mediterráneo, previsiblemente hasta el próximo 29 de enero. Ninguno de los barcos que participan en el simulacro se ha identificado, excepto para decir que venían de las flotas del Báltico, el Mar del Norte y la flota del Mar Negro.

Las fuentes militares informan que las entregas rusas consisten principalmente en vehículos blindados, proyectiles autopropulsados, vehículos multiusos todo terreno y una variedad de misiles y cohetes para el combate en zonas urbanas. Todos los elementos claramente diseñados para equipar a las nuevas unidades armadas de Assad.

Teherán, por su parte, está enviando munición, piezas de repuesto para tanques sirios, artillería y misiles.

Ante las acciones llevadas a cabo, las fuentes aseguran que el ejército sirio tiene previsto poner en marcha su nueva ofensiva en Daraya, una pequeña ciudad cerca de Damasco, que está bajo el control de los mercenarios del autodenominado Ejército Sirio Libre.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente