Portada - Últimas noticias

Japón ha afirmado que efectuará disparos de advertencia y tomará otras medidas para evitar violaciones de su espacio aéreo, una declaración que aumenta los temores de que su disputa territorial con China pueda quedar fuera de control.

Los comentarios que hacen suponer que el Gobierno podría estar considerando el uso de disparos trazadores contra aviones extranjeros, se han ido desprendiendo tras el incidente en el que los cazas chinos persiguieron a aviones japoneses cerca de las islas en disputa en el mar de China Oriental este mes.

Según cita la agencia de noticias AP, el ministro de Exteriores nipón, Itsunori Onodera, resaltó que los disparos de advertencia están estipulados en la política de defensa de su país y son ampliamente aceptados por las normas de combate internacionales.

Según un experto, China lo consideraría como una provocación

La munición trazadora es utilizada por las fuerzas aéreas para captar la atención de un piloto, en el caso de que no haya advertido otras señales de aviso o para dar a entender que el avión que dispara está preparado para tomar medidas más severas.

Pero el general mayor, Peng Guangqian, de la Academia china de Ciencia Militar, cree que “disparar balas trazadoras es una especie de provocación, es hacer el primer disparo”.

“Si Japón disparara trazadores, es decir, si hiciera el primer disparo, China no escatimaría la respuesta ni le permitiría hacer el segundo”, comentó el experto, citado por medios chinos.

Según militares chinos citados por medios nacionales, el 10 de enero pasado Pekín envió dos cazas J-10 en persecución de un par de F-15 nipones que “perturbaron” un avión de reconocimiento chino mientras éste sobrevolaba el área cercana a las islas Senkaku (llamadas Diaoyu en China), una zona de disputa entre los países.

La tensión entre ambas potencias por este tema detonó en septiembre de 2012, cuando Tokio anunció la compra de tres de los polémicos islotes, que se encontraban en manos privadas. Este hecho desató violentas manifestaciones antijaponesas en China, nación que reclama su derecho histórico sobre el archipiélago.

Desde entonces, ambos países han intensificado drásticamente sus actividades de vigilancia, tanto aéreas como navales, en la zona.

El deshabitado archipiélago de las Senkaku/Diaoyu, compuesto por cinco islas y tres peñones, está situado en el mar de China Oriental. Cuenta con ricos bancos de pesca y se cree que alberga importantes yacimientos de hidrocarburos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente