Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Varios testigos  declaran que fueron contratados por la empresa "de los señores" Aizoon, si bien en realidad trabajaban en casa de los Duques de Palma. Esto después de que la imputación del secretario de las infantas Cristina y Helena -tras la inspección por el juez Castro de los e-mail del socio de Urdangarín, Diego Torres-,  haya desencadenado una reunión de urgencia en la Casa Real, que duró varias horas, en previsión de que, los nuevos correos de Torres, sigan desvelando –como así parece-, datos que implican a la infanta y al mismo monarca en la trama de corrupción del caso Nóos, que amenaza con un suma y sigue, extendiendo su corruptos tentáculos sobre más instituciones públicas. Primero las  comunidades autónomas y ahora la Jefatura del Estado.

Según publica Europa Press, el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ofreció en presencia de su mujer, la Infanta Cristina, contratos presuntamente irregulares a empleados que llevaron tareas domésticas en el domicilio particular del matrimonio, quienes fueron contratados a través de la empresa que ambos comparten al 50 por ciento, a pesar de que su labor nada tenía que ver con la misma: la inmobiliaria Aizoon.

En el auto de medidas cautelares, por el que el juez instructor del caso Nóos decretó este pasado miércoles, 30 de enero, una fianza civil de 8,2 millones de euros para Urdangarin y su exsocio Diego Torres, el magistrado recoge las distintas declaraciones prestadas por varios testigos que aseguraron haber sido contratados por la empresa "de los señores", en referencia a Aizoon, si bien sus servicios los desarrollaban en casa de los Duques de Palma.

Unos hechos que, corroborados indiciariamente mediante la declaración de múltiples testigos y diversa correspondencia electrónica, lleva al juez a aseverar cómo los trabajadores eran adscritos "caprichosamente" a las distintas empresas "con independencia de para cuál de ellas prestaran materialmente sus servicios", dato que "ni ellos mismos conocían", y cuando "a fines inconfesables convenía, se pasaban de unas a otras en clara concurrencia de prestamismo laboral".

El duque advirtió a su futura empleada de hogar, delante de la hija del rey, que no le harían contrato de trabajo que “cobraría en negro”

Así, una de las empleadas, al ser preguntada por su vinculación con la inmobiliaria, afirmó que pese a estar dada de alta en la Seguridad Social como trabajadora de esta mercantil "nunca" trabajó para esta empresa. Según manifestó, tanto Urdangarín como la Infanta le entrevistaron para ver si la aceptaban como empleada del hogar, momento en el que el duque, delante de su esposa, le comentó que no le harían contrato de trabajo sino que "cobraría en negro".

Sin embargo, cuando le dijeron que "estaban contentos" con ella y que se podía quedar, la empleada le solicitó a Urdangarin un contrato de trabajo dado que estaba en trámites de obtener la nacionalidad española, a lo que accedió el yerno del Rey Juan Carlos contratándola a través de Aizoon. "Cuando lo leí y me di cuenta de ello no protesté porque me interesaba más un contrato como empleada de una empresa que no como empleada doméstica", apostilló.

Otro de los empleados que fue contratado para llevar a cabo tareas domésticas explicó que tanto él como su esposa estaban dados de alta en Aizoon, si bien en realidad prestaban servicios domésticos. Por su parte, su esposa recordó como, tanto Urdangarin como la infanta Cristina, les propusieron hacerles un contrato a través de Aizoon, que "era de los señores".

Así reducían los duques de Palma tributación en el IRPF

De hecho, en este sentido la Agencia Tributaria acusa a Urdangarin de haber "interpuesto" a la sociedad Aizoon para facturar "ciertos servicios de carácter personalísimo" que nada tenían que ver con la actividad de la inmobiliaria, todo ello con el objetivo de reducir su propia tributación en la declaración del IRPF. De hecho, ya en su día, Europa Press publicó, como la oficina de recaudación demostró que en los ejercicios 2007 y 2008, Urdangarin habría defraudado a Hacienda al menos 240.000 euros, utilizando la empresa que él y la infanta tienen al 50%, Aizoon, como "pantalla" para tributar gastos como los de su propio servicio doméstico o los de su asistenta personal. Todo ello con el objetivo de beneficiarse de un tipo impositivo inferior, el aplicado a las sociedades.

El informe llegaba a señalar que la "teórica" plantilla de la sociedad estaba integrada, entre otros, "por cuatro empleados del hogar, una estudiante, una encuestadora que dice trabajar para otra persona, dos personas que nunca nadie ha visto trabajar para la sociedad, un chico de los recados y una con primero de estudios de Enfermería haciendo 'corta y pega' de Internet".

Reunión de urgencia en Zarzuela ante la inminente imputación de la Infanta Cristina por el caso Nóos

Tras conocerse estos datos y después de la imputación del secretario de las infantas, conscientes de que el castillo de naipes se desmorona y la evidencia comienza a poner seriamente en peligro a la institución monárquica, Zarzuela continúa diseñando su estrategia de fuga de responsabilidades, en una clara y, a pesar de la cómoda impunidad vivida hasta el momento, ya desesperada huida hacia delante.

Se sabe que, de las cinco personas que formaban parte de la junta directiva de la fundación Nóos, solamente la infanta Cristina se encuentra fuera del sumario: ni ha sido llamada a declarar ni se ha visto imputada por la Justicia. Sin embargo, la imputación del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, ha derribado el último muro que quedaba antes de llegar a ella. Y en La Zarzuela se preparan para esa eventualidad.

Anticipándose al torrente de acontecimientos inesperados

La hipótesis de una imputación de la hija del rey está siendo considerada por los servicios de La Zarzuela, incluyendo cuál deberá ser en ese momento la posición de la Casa, pero, sobre todo, cómo preservar la institución en una situación tan grave. Porque sería la primera vez que un miembro de la Casa Real resulta imputado y debe rendir cuentas ante los tribunales.

Dentro de las reuniones que se celebran para analizar la situación hay que ubicar la celebrada con urgencia el martes, tras conocerse la decisión del juez Torres de imputar al secretario. La infanta Cristina viajó desde Barcelona a Madrid, para asistir en La Zarzuela a una reunión en la que se encontraban García Revenga y los altos cargos de la Casa del Rey. Una reunión que duró varias horas.

Los e-mail del socio de Urdangarín y Cristina: la prepotente seguridad con la que actuaban, sabiéndose a salvo en el paraguas de la monarquía, por encima del bien y del mal, les pasa factura. Nuevos e-mail implican a la infanta Cristina y a rey Juan Carlos I

El culebrón se enreda. Según publica Mediterráneo Digital, tras consultar fuentes jurídicas, la decisión del juez Castro de llamar a declarar a García Revenga como imputado, producido a raíz de los ya célebres e-mail, pone en posición vulnerable a la hija del rey. Tanto más cuando Torres anuncia que tiene otras 'bombas atómicas'.

Y sin hacerse esperar, se produce el “Hirosima” sobre Su Majestad y la hija de Juan Carlos I: los emails entregados esta vez, según ha publicado este pasado miércoles, 30 de enero, un medio nacional, -después de conocerse la fianza de 8.1 millones a los fundadores de Nóos-, desvelan como Iñaki Urdangarin le explica a su socio que tiene "un mensaje que le ha dado el Rey a Cristina para que me lo diga...". Con este mensaje, Torres sale en defensa de su mujer, imputada por el juez Castro, asegurando que la infanta "lo sabía todo y se llevó dinero”.

"No pienso admitir –continúa Diego Torres- que mi mujer esté imputada y que no lo esté la infanta Cristina... Pero si cenábamos los matrimonios cada quince días para hablar de cómo iba Nóos... Lo sabía todo y se llevó dinero", suscriben los testimonios que relatan al diario El Mundo la reacción de Diego Torres al comprobar la decisión del juez de exonerar a la infanta Cristina. Este correo, entregado por Diego Torres al juez Castro en abril de 2012, forma parte de la amenaza del ex socio de Urdangarin, a quien el diario El Mundo atribuye el chantaje a Urdangarin de 30 millones de euros a cambio de silencio. Extremo que Torres desmiente.

“Tengo un mensaje que le ha dado el rey a Cristina para que me lo diga… “, Urdangarín

"Tengo un mensaje que le ha dado el Rey a Cristina para que me lo diga, que le llamará Camps a Pedro para comentarle el tema de la base del Prada y que en principio no habrá problemas y que nos ayudarán a tenerlo... Por otra lado -continúa la carta-, Agustín Zulueta le ha pedido a Cristina tomar un café para explicarle un tema que no quiere ni puede contarlo por teléfono y que se va a Barcelona a explicárselo... misterio, pero parecía como serio e importante", rubrica el duque de Palma en un correo escrito el 1 de octubre de 2007 con destinatario a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .

¿Tiene Zarzuela presentes las argucias legales que exonerarán a su secretario y a la infanta a declarar la verdad?

Teniendo en cuenta los procedimientos judiciales, el trámite de interrogar a alguien se realizaría en calidad de imputada, porque es el sistema más garantista. Como es sabido, cuando el juez llama a alguien como testigo, esa persona está obligada a testificar, y además tiene que decir la verdad (en caso contrario, se deducen consecuencias penales). Por el contrario, la figura del imputado supone que la persona acuda acompañada de abogado, pero sobre todo puede negarse responder, puede ocultar datos, e incluso podría mentir, sin esas consecuencias, alegando que no puede declarar contra sí misa. Una argucia legal que, sin duda, la Casa Real tiene muy presente.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente