Portada - Últimas noticias

Donald Trump se convirtió en el cazador cazado. Quien cree ser el líder mundial del marketing fue asaltado y burlado en su propio feudo. Literalmente. En su "casa" de Florida, Mar-a-Lago. El mandatario chino, de visita en su residencia, demostró que puede venderle hielo a un esquimal. Y el inquilino de la Casa Blanca quedó feliz con la transacción.

El presidente de China, Xi Jinping, dejó demostrado que 525 años después del descubrimiento de América, aún es posible llegar a esas tierras y darle a los nativos espejitos de colores a cambio de oro.

No obstante, sobre dicha transacción, la prensa de EEUU y Europa vendió más humo que el propio Trump en su cuenta de Twitter. A modo de ejemplo, el portal "expansión.com" tituló: "China ofrece concesiones a EEUU para evitar la guerra comercial". En realidad, las famosas "concesiones" de China hacia EEUU no son más que una gota de agua en el océano.

Esas "victorias" de Trump, comprendidas en una suerte de armisticio de 100 días, incluirían más libertad a los bancos y aseguradoras estadounidenses para invertir en China, así como el levantamiento de la prohibición sobre las importaciones de carne de res proveniente de EEUU. Así lo reportó el Financial Times, citando a funcionarios de ambos países.

No obstante, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China dijo que no podía confirmar esas afirmaciones. Y aunque estos presuntos acuerdos darían aire a Donald Trump para soplar en Twitter, no redundarán en un beneficio para las principales metas trazadas por la Casa Blanca, que consisten en incrementar las exportaciones a China y reducir el déficit comercial.

El economista argentino Luis Palma Cané opina que la de ambos mandatarios "fue una reunión neutra, porque ni hubo zafarrancho de combate por la guerra comercial, ni hubo tampoco una paz romana. Lo que sí me parece que fue importante es que han fijado un plazo de 100 días para revisar todo el tema comercial".

Palma Cané explica que Trump quiere presionar más a China con una "declaración diciendo que el problema de Corea del Norte hay que resolverlo, y que espera que China colabore con EEUU en esta morigeración, y que si esto fuera así, China lograría un mejor acuerdo comercial. Vale decir, una especie de 'extorsión' internacional: 'si tú me ayudas con Corea (del Norte), yo te ayudo con el comercio'". No obstante, el analista explica Trump "no obtuvo ningún compromiso en ese sentido" por parte de Xi Jinping.

La balanza comercial entre EEUU y China tiene un déficit superior a los 300.000 millones de dólares para EEUU. Pero, ¿qué le puede vender EEUU a China, que China ya no lo produzca y más barato? En este sentido, Palma Cané explica que "en la mente de Trump, más que el peso esté en venderle más a China, es que EEUU compre menos".

Sobre este primer encuentro entre Donald Trump y Xi Jinping, Luis Palma Cané concluye que estamos ante "un principio de escarceos comerciales en el cual habrá que esperar estos 100 días para ver qué se saca en limpio en esto. No se va a resolver todo en 100 días, pero sin duda va a haber una luz de para dónde va el camino".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos