Portada - Últimas noticias

EE.UU. y sus aliados buscarán detener a Pionyang a través de "medios pacíficos, o en última instancia, por cualquier medio que sea necesario".

Este domingo, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, dejó en claro la postura de su país respecto a la negativa de Corea del Norte de renunciar a su programa armamentístico, según informa 'The Washington Post'.

"La era de la paciencia estratégica se acabó", aseveró Pence en el marco de su gira de 10 días por Asía.

El vicepresidente, que se pronunció ante la prensa desde el campamento militar de Bonifas cerca de la zona desmilitarizada que separa a Corea del Norte y Corea del Sur, afirmó que el presidente Donald Trump tiene la esperanza de que China utilice sus "extraordinarias influencias" para presionar a Pionyang al respecto.

Pence subrayó que EE.UU. y sus aliados buscan alcanzar este objetivo a través de "medios pacíficos, o en última instancia, por cualquier medio que sea necesario", a fin de proteger a Corea del Sur y mantener la estabilidad en la región.

Este sábado Corea del Norte volvió a realizar pruebas de misiles, pero esa vez el ensayo no fue exitoso, ya que el misil explotó poco después de ser lanzado. Al respecto, el vicepresidente estadounidense mantendrá conversaciones el lunes con el presidente interino de Corea del Sur y con el primer ministro, Hwang Kyo-ahn, sobre la alianza bilateral de seguridad.

EE.UU. advierte que las tensiones con Corea del Norte están "llegando a un punto crítico"

Algunos funcionarios estadounidenses opinan que China es "la clave" para prevenir "lo que podría ser un evento catastrófico".

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y altos funcionarios estadounidenses han declarado el domingo que Washington consideraría cualquier tipo de palanca, sea diplomática, económica o militar, para frenar las ambiciones nucleares de Corea del Norte, un día después del lanzamiento de prueba fallido de un misil por parte de Pionyang.

Esperanzas chinas

El mandatario y su consejero de seguridad nacional, Herbert McMaster, han afirmado que primero esperaban que China afectara a su vecino, que depende de Pekín para sostener su comercio y finanzas. Trump hasta ha admitido que retrocedió en una de sus promesas de campaña de denunciar inmediatamente a China como manipulador de divisas, con el fin de motivar al país a presionar a Corea del Norte.

McMaster también saludó la nueva relación del presidente con su homólogo chino, Xi Jinping, a quien hospedó en Florida a principios de este mes. "El consenso con el presidente, nuestros aliados clave en la región, Japón y Corea del Sur en particular, pero también con los dirigentes chinos, se debe a que este problema está llegando a un punto crítico", dijo McMaster en el programa 'This Week' de la cadena ABC.

"Es hora de que emprendamos todas las acciones que podamos, a falta de una opción militar, para tratar de resolver esto pacíficamente", añadió.

Presión económica

McMaster sostuvo la esperanza de que Pekín pudiera ejercer presión económica sobre Pionyang, teniendo en cuenta los lazos profundos y la complicada historia entre China y Corea del Norte.

Otros políticos estadounidenses, por su parte, también han destacado la importancia de la cooperación con Pekín para la reducción de la tensión en la región. Así, el senador por Arizona, John McCain, dijo a NBC que China era "la clave" para prevenir "lo que podría ser un evento catastrófico".

Mientras tanto, el demócrata Bernie Sanders y el presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., Ed Royce, han ofrecido un camino alternativo, instando al presidente a imponer sanciones a 10 bancos chinos, para ahogar la financiación del programa de misiles de Corea del Norte. "Estamos buscando cerrar cada centavo de dinero que entra allí", dijo Royce.

Las relaciones entre China y Corea del Norte se han deteriorado últimamente, ya que los diplomáticos chinos se estaban frustrando cada vez más con la administración de Kim Jong-un, y en febrero Pekín prohibió las importaciones de carbón norcoreano, una importante fuente de ingresos para Pionyang. En enero, China dijo que cumpliría con las nuevas sanciones de la ONU. Aun así, el comercio entre las naciones ha aumentado desde el año pasado: Corea del Norte realiza el 80-90% de su comercio con China.

EE.UU. "está haciendo ver su fuerza" y enviará tres portaaviones a la península coreana

Tres portaaviones de EE.UU. llegarán la próxima semana a las aguas que rodean la península coreana para disuadir a Corea del Norte de seguir llevando a cabo pruebas de misiles y ensayos nucleares, informa la agencia Yonhap citando a fuentes del Gobierno surcoreano.

El portaaviones USS Carl Vinson (CVN-70) y su grupo de ataque, que partió hacia esa región el pasado 8 de abril desde Singapur, llegará al mar de Japón el próximo 25 de abril, afirmaron las fuentes. Washington "está discutiendo con el Gobierno de Corea del Sur sobre unas maniobras militares con la participación del grupo de ataque del portaaviones", agregaron.

Además del USS Carl Vinson, la próxima semana al mar de Japón llegarán también los portaaviones USS Ronald Reagan (CVN-76) y el USS Nimitz (CVN-68). Inicialmente se esperaba que el CVN-70 llegaría a la península coreana este 15 de abril, fecha en que Corea del Norte celebró el 105º aniversario del nacimiento de su fundador, Kim Il-sung. EE.UU. afirmaba que ese día el Gobierno norcoreano iba a realizar su sexta prueba nuclear.

Ese ensayo no ocurrió, aunque sí se llevó a cabo sin éxito el lanzamiento de un misil. Ahora, según fuentes de Yonhap, se espera que Pionyang realice su sexta prueba nuclear el próximo 25 de abril con motivo del 85º aniversario de la fundación del Ejército Popular Norcoreano.

"Es poco usual que tres portaaviones se desplieguen en una misma zona de combate, lo que refleja la postura que mantiene EE.UU. respecto a Corea del Norte. La administración Trump está haciendo ver su fuerza disuasiva mediante pasos concretos, a diferencia del Gobierno anterior", resaltaron las fuentes.

China insta a abstenerse de provocaciones en la península de Corea

PEKÍN (Sputnik) — Hay que evitar las provocaciones en la península de Corea, declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Lu Kang.

"Llamamos a las partes a evitar provocaciones y a trabajar en la distensión de la situación para que sea posible volver a las negociaciones y resolver el problema de manera debida, es decir de manera política", dijo.

Lu subrayó que la resolución pacífica responde a los intereses de todos los países involucrados.

El diplomático enfatizó que China siempre ha abogado por un diálogo y consultas como la única vía para mantener la estabilidad en la península.

El 16 de abril el Estado Mayor del Ejército surcoreano informó de un fallido lanzamiento de un misil por Corea del Norte.

Corea del Sur y EEUU advirtieron este lunes que adoptarán "fuertes medidas punitivas" en caso de nuevas provocaciones de Pyongyang.

Tras reunirse con el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, el presidente en funciones y primer ministro surcoreano, Hwang Kyo-ahn, declaró también que se acordó poner en marcha cuanto antes el sistema THAAD capaz de interceptar misiles balísticos fuera de la atmósfera.

Rusia alerta contra las acciones unilaterales frente a Corea del Norte

MOSCÚ (Sputnik) — Moscú llama a respetar el derecho internacional a la hora de responder a las inadmisibles "aventuras nucleares" de Corea del Norte, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

"Consideramos inadmisibles las aventuras nucleares de Pyongyang, que violan múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Al mismo tiempo, eso no quiere decir que se pueda violar el derecho internacional para responder. Así, espero que no se produzcan acciones unilaterales semejantes a lo que vimos en Siria recientemente", precisó Lavrov.

Confió en que EEUU no dé pasos unilaterales contra Corea del Norte.

Anteriormente, el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, advirtió de que "la paciencia estratégica" de EEUU en el tema norcoreano "se ha acabado".

"Si esas palabras son una amenaza velada a hacer uso de la fuerza de manera unilateral (…) se trata de un paso muy peligroso", subrayó el diplomático ruso.

El domingo pasado el Estado Mayor del Ejército surcoreano informó de un fallido lanzamiento de un misil por Corea del Norte.

Corea del Sur y EEUU advirtieron este lunes que adoptarán "fuertes medidas punitivas" en caso de nuevas provocaciones de Pyongyang.

Tras reunirse con el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, el presidente en funciones y primer ministro surcoreano, Hwang Kyo-ahn, declaró también que se acordó poner en marcha cuanto antes el sistema THAAD capaz de interceptar misiles balísticos fuera de la atmósfera.

Moscú y Pekín envían buques de inteligencia naval a la península de Corea

Rusia y China enviaron buques de inteligencia naval a la península de Corea, escribe el periódico nipón The Yomiuri Shimbun, citando a varias fuentes del Gobierno del país.

Las naves van a controlar la actividad del portaviones nuclear estadounidense USS Carl Vinson, que se dirige a la costa norcoreana. Según el diario japonés, la medida se debe a que, tanto Moscú como Pekín, están preocupados por la escalada de tensión en la zona, así como por la reacción de Washington, que no descarta aplicar la fuerza militar contra Pyongyang para responder a los recientes —o potenciales— lanzamientos de misiles balísticos.

Las Fuerzas de Defensa niponas han sido puestas en estado de máxima alerta, de manera que se preparan para llevar a cabo ejercicios militares junto con las naves estadounidenses. Además, están vigilando las aguas y el espacio aéreo en el mar de Japón, prosigue el medio.

El USS Carl Vinson partió hacia las costas de Corea del Norte el pasado 8 de abril. El portaviones encabeza un grupo aeronaval enviado por el presidente estadounidense, Donald Trump. EEUU no descarta aumentar su presencia militar en la zona.

Anteriormente, Rusia y China habían incidido en la importancia de reanudar las negociaciones para hallar una solución al conflicto en la península de Corea. El Kremlin expresó su preocupación por la escalada de tensión en la región y llamó a abstenerse de provocaciones.

"Moscú sigue con gran preocupación la escalada de tensión en la península de Corea. Emplazamos a los países a actuar con mesura y advertimos contra cualquier acción provocativa", declaró el portavoz del mandatario ruso, Dmitri Peskov.

Fuentes de inteligencia, citadas por el canal de televisión NBC, informaron el pasado 13 de abril que EEUU se prepara para realizar un ataque preventivo con armas convencionales contra Corea del Norte. La ofensiva tendrá lugar si llegan a la conclusión de que Pyongyang va a realizar una nueva prueba nuclear.

Expertos estadounidenses del grupo 38North, que analizaron varias imágenes satelitales del polígono militar norcoreano de Punggye-ri, sostienen que el sitio está listo para una nueva prueba nuclear.

Desde 2006, el Ejército norcoreano ha realizado cinco ensayos nucleares y múltiples lanzamientos de proyectiles balísticos, lo que ha supuesto una violación sistemática de las resoluciones prohibitivas del Consejo de Seguridad ONU.

Pese a las sanciones de Naciones Unidas, Pyongyang acelera el desarrollo de su programa nuclear y balístico, alegando que se enfrenta a una amenaza estadounidense.

Kim Jong-un envía un mensaje a Bashar al Assad

El líder norcoreano ha enviado un mensaje a Bashar al Assad para reprobar el bombardeo norteamericano de la base aérea de Shayrat.

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, ha enviado un mensaje al presidente de Siria, Bashar al Assad, para condenar el ataque de Estados Unidos a la base aérea de Shayrat y expresar su "firme apoyo y solidaridad" al Gobierno y el pueblo sirios, informa la agencia Yonhap.

El mandatario norcoreano ha calificado esa ofensiva como "un acto imprudente de invasión" a Siria y ha aprovechado para felicitar a ese país por el 71.º aniversario de su independencia de Francia, que obtuvo el 24 de octubre de 1945, pero hasta el 17 de abril de 1946 las tropas francesas regresaron a su tierra.

EE.UU. lanzó 59 misiles Tomahawk contra esa instalación militar de Siria con el argumento de que desde allí despegaron los aviones que realizaron un supuesto ataque con armas químicas en Jan Sheijun (Idlib, Siria) el pasado 4 de abril.

La semana pasada, Bashar al Assad felicitó a Kim Jong-un por el 105.º aniversario del nacimiento de su abuelo Kim Il-sung, el 'presidente eterno' y fundador de Corea del Norte. Además, el mandatario sirio envió un segundo mensaje para congratular al líder norcoreano por sus cinco años en el cargo.

Ambos gobernantes han estrechado vínculos y expresado su apoyo mutuo ante lo que consideran como amenazas externas a las respectivas soberanías de sus países.

Corea del Norte crea una nueva rama de las Fuerzas Armadas

La creación de este nuevo tipo de tropas puede estar dirigida a contrarrestar a las fuerzas especiales de EE.UU. y Corea del Sur en caso de que intenten eliminar a la dirección norcoreana en condiciones de guerra.

Corea del Norte ha creado una nueva rama de las Fuerzas Armadas, las tropas tácticas especiales, que se sumará a las tropas terrestres, navales, aéreas y estratégicas, informa Yonhap.

De acuerdo con la agencia, el análisis de los informes de los periódicos norcoreanos sobre el desfile militar en Pionyang del 15 de abril ha mostrado que en Corea del Norte apareció un nuevo término: "grupos de tareas especiales", que supuestamente no existía antes.

Los soldados de estas tropas marcharon con los ojos maquillados de negro, gafas de sol oscuras y con cascos, equipados con dispositivos de visión nocturna, según la emisión del desfile de la televisión norcoreana. Además estaban armados con nuevos lanzadores de granadas tipo fusil.

La Agencia Central de Noticias Coreana (KCNA), por su parte, ya había informado el 13 de abril sobre los ejercicios de estas fuerzas especiales.

Como señaló Yonhap citando a los expertos, la creación de este nuevo tipo de tropas en Corea del Norte probablemente está dirigida a contrarrestar a las fuerzas especiales de EE.UU. y Corea del Sur en caso de que intenten llevar a cabo una operación de eliminación de la dirección norcoreana en condiciones de guerra.

Análisis: CNN: "Trump vs Kim Jong-un, una pelea que el presidente de EE.UU. no puede ganar"

 

"No todos los sistemas políticos reflejan el de Washington, no todas las culturas son nuestras culturas, no todos los intereses son los intereses de EE.UU. y Corea del Norte no es la diferencia", recuerdan los analistas.

EE.UU. con frecuencia comete el error de subestimar a sus oponentes, entre ellos, al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, quien tiene una serie de ventajas sobre el presidente estadounidense, Donald Trump, afirma el miembro del Instituto de Política Mundial, Jonathan Bristol, en su artículo publicado en la web de la cadena CNN.

Según Bristol, los estadounidenses a menudo creen que sus enemigos "están locos, son irracionales o son estúpidos". "Esperamos que los demás países hagan todo lo que queremos que hagan, y cuando el líder de alguna nación hace lo contrario, atribuimos nuestra falta de comprensión a algún problema en el raciocinio de esa persona", critica el analista.

"No todos los sistemas políticos reflejan el de los EE.UU., no todas las culturas son nuestras culturas, no todos los intereses son los intereses de EE.UU. y Corea del Norte no es la diferencia", continúa el autor, señalando que el líder norcoreano "no está loco, no es irracional y probablemente tampoco es estúpido".

Kim Jong-un puede ser acusado de haber cometido "horribles" crímenes, "al menos eso es lo que nos dicen", pero aun así, esas acciones son "parte de la consolidación en el poder de un joven líder y está jugando dentro de las reglas del sistema de su país", señala.

Trump y Kim, cara a cara

Trump, por el contrario, "no siempre piensa con claridad", sostiene Bristol. A diferencia del líder norcoreano, quien se centra en una sola cosa: la supervivencia de su país, el jefe de la Casa Blanca tiene la "capacidad de atención de un niño de 4 años". Kim podría demostrar ser un actor internacional "mucho más inteligente" que el presidente de EE.UU.

En este sentido, el analista considera que sería "absurdo" pensar que en una negociación cara a cara Trump lograra convencer a Kim Jon-un de que desista de su programa nuclear. Según el miembro del Instituto de Política Mundial, por el momento no hay una solución adecuada para el problema norcoreano.

La opción militar tiene un precio demasiado alto, y la posibilidad de llevar a cabo un "ataque preventivo" se esfumó en octubre del 2006, cuando Pionyang realizó su primera prueba nuclear, asegura. Ahora, para negociar con Corea del Norte se requiere de un negociador "extraordinariamente hábil" con un profundo conocimiento del país, del problema, de la gente y de la región.

Incluso sin Trump, la volatilidad y la imprevisibilidad de la situación en la península coreana ha sido motivo de gran preocupación. Con Trump, la situación es "absolutamente aterradora", concluyó Bristol.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

galeria de videos