Portada - Últimas noticias

Una fuente militar del Ejército iraquí ha revelado a Sputnik cuáles eran los objetivos de los ataques químicos realizados por los yihadistas en Mosul.

"Los terroristas de Daesh utilizaron sustancias tóxicas para detener el avance de las tropas gubernamentales en Mosul, así como para que los civiles no pudieran abandonar el territorio controlado por ellos", comunicó el interlocutor de Sputnik, que prefirió mantener el anonimato.

De acuerdo con sus datos, los recientes ataques se saldaron con 80 víctimas. La fuente también indicó que los yihadistas utilizaron gas mostaza en la Nueva Mosul —así es como se conoce a la parte occidental de la ciudad—.

"Aquí fue registrado el mayor número de víctimas: 29. La mayoría de ellas son mujeres y niños", expresó la fuente, que reveló que los extremistas han bombardeado al menos tres veces esta área en los últimos tiempos.

Otra ofensiva fue perpetrada contra el casco histórico, donde los terroristas también trataron de frenar el avance del Ejército iraquí.

Finalmente, el quinto ataque se produjo contra el barrio de Bab al Jadid, que fue liberado por las fuerzas iraquíes hace apenas un mes. Los extremistas bombardearon esta zona con misiles con cloro.

Por su parte, el representante del Comando Conjunto de Operaciones del Ejército iraquí, Yahii Rasul, comunicó a Sputnik que los terroristas no habían conseguido sus objetivos y enfatizó que la operación continúa en marcha.

El militar subrayó que el apoyo brindado por las unidades de inteligencia y la aviación contribuye al avance de las fuerzas gubernamentales.

"El final exitoso de esta operación no está lejos, es solo cuestión de tiempo", afirmó Yahii Rasul.

Cada día que pasa, los terroristas gastan sus reservas de agentes tóxicos, que son paulatinamente de peor calidad, de manera que no representan un peligro letal, según los datos de inteligencia.

Las citadas regiones no son las únicas que han sido atacadas por los extremistas de Daesh —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países—.

Por su parte, la agencia AP informó que los extremistas también llevaron a cabo un ataque con gas venenoso en el área de al-Abar.

El Ejército iraquí y la coalición encabezada por EEUU comenzaron la operación para liberar Mosul en octubre de 2016. En el transcurso de la misión han logrado expulsar a Daesh de la parte este de la urbe.

A mediados de febrero, el primer ministro iraquí, Haider Abadi, anunció el inicio de la liberación de la parte occidental de Mosul.

No obstante, los yihadistas han opuesto una fuerte resistencia, y los combates en la localidad siguen dificultando y empeorando las condiciones de vida de los civiles que han quedado bloqueados en las áreas bajo control de Daesh.

Cronología: ataques químicos recientes en Mosul

18 de abril de 2017

Se empleó cloro contra el casco histórico de la parte occidental de Mosul.

15 de abril de 2017

El grupo terrorista Daesh ataca con cloro Mosul para detener el avance del Ejército iraquí en el casco histórico.

12 de abril de 2017

Los yihadistas prepararon un automóvil repleto de explosivos y agentes tóxicos para atacar una casa con refugiados. No obstante, el vehículo estalló antes de lo previsto y causó la muerte de ocho terroristas.

6 de abril de 2017

Daesh utilizó gas mostaza en un ataque contra las tropas iraquíes en el barrio de Bab al Jadid.

21 de marzo de 2017

Los terroristas emplearon armas químicas contra el Ejército iraquí y los civiles. Cuatro personas resultaron gravemente heridas.

5 de marzo de 2017

Daesh disparó misiles con agentes tóxicos contra la región de Ar Rashidiyah. Decenas de individuos resultaron gravemente heridos.

Putin y Erdogan analizan coordinación sobre Siria y necesidad de poner fin a combates

MOSCÚ (Sputnik) — Los presidentes de Rusia y de Turquía, Vladímir Putin y Tayyip Erdogan, analizaron por teléfono la coordinación sobre Siria y la necesidad de poner fin a los enfrentamientos, informó el servicio de prensa del Kremlin.

"Tuvo lugar un nuevo intercambio de opiniones sobre la situación en Siria, se subrayó la necesidad de fomentar el régimen de cese del fuego y de promoción del proceso de negociaciones sirio en los formatos de Astaná y de Ginebra", señala el comunicado.

Ambos líderes resaltaron la importancia de realizar una investigación imparcial del uso de armas químicas en el país árabe.

El pasado 4 de abril cuando se conoció la noticia sobre la muerte de más de 80 personas en la ciudad de Jan Sheijun por el presunto uso de sustancias tóxicas, Moscú exigió llevar a cabo una investigación independiente para identificar a los responsables.

Los opositores culparon de la tragedia al Ejército gubernamental sirio, que rechazó categóricamente las acusaciones y responsabilizó a su vez a los grupos armados.

EEUU no presentó ninguna prueba de la culpabilidad de los militares sirios e ignoró las llamadas de Rusia a investigar minuciosamente lo ocurrido en la provincia de Idlib.

En cambio, el 7 de abril EEUU atacó con misiles de crucero Tomahawk la base de la Fuera Aérea siria de Shairat, supuestamente utilizada para el ataque del 4 de abril.

El Gobierno sirio por su parte negó que sus tropas hubiesen empleado armas químicas contra la población civil o los terroristas, y recordó que todos los arsenales químicos fueron retirados del país bajo el control de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Operación de comando libera a 34 militares sirios prisioneros de los terroristas en Al Qabun

Comandos del Ejército sirio liberaron a 34 militares que estaban en manos del otrora Frente Al Nusra en el barrio de Qabun, a unos seis kilómetros al este del centro de Damasco, informaron las autoridades.

Tras un proceso de monitorio con drones y de análisis de los contactos entre los terroristas, se detectó el lugar de la prisión de los soldados y se logró liberarlos en una rápida operación de comando, precisaron las fuentes. Un número no precisado de terroristas murió en el asalto.

Qabun, junto a Duma, Barzeh, Harasta y Yobar forman parte de la Guta Oriental

Hace apenas un mes los grupos terroristas asociados en una coalición llamada Tahrir al Sham, liderados por el Frente al Nusra, lanzaron continuos ataques contra las posiciones del Ejército en Yobar y Al Qabun.

Las ofensivas fueron rechazadas y se cortó las líneas de contacto con la región de Guta Oriental, de donde recibían refuerzos a través de una enrevesada red de túneles.

Tanto la artillería como la aviación mantienen constantes operaciones contra los puntos de concentración de los terroristas, quienes en las últimas 48 horas han lanzado ataques con proyectiles de morteros contra áreas del barrio capitalino de Tiyara, matando a tres personas y dañando edificios y vehiculos.

La Fuerza Aérea rusa ataca a los yihadistas en el oeste de Alepo mientras el Ejército sirio lanza un feroz asalto

El Ejército Árabe Sirio ha seguido con su ofensiva en el sector occidental de Alepo durante esta mañana, dirigiéndose a las posiciones yihadistas en la cumbre clave de Tal Shuwayhana, que domina el barrio de al-Zahra’a, al-Rashiddeen, el pueblo de al-Mansoura y el Centro de Investigación Científica.

Dirigidos por la Guardia Republicana y Liwaa al-Quds (paramilitares palestinos), el Ejército sirio intenta avanzar en Tal Shuwayhana después de iniciar una ofensiva alrededor de las 2:30 de la madrugada, hora local. Esto dio lugar a una serie de enfrentamientos que todavía están en curso en este momento.

Según una fuente militar en Alepo, el Ejército sirio y Liwaa al-Quds han logrado infiltrarse en la primera línea de defensa de las fuerzas yihadistas de Hay’at Tahrir al-Sham en Tal Shuwayhana.

Mientras que el Ejército Árabe Sirio intenta avanzar en Tal Shuwayhana, la Fuerza Aérea Rusa ha realizado más de 40 ataques aéreos obligando a los yihadistas de la rama de al-Qaeda en Siria a refugiarse en al-Mansoura y al-Rashiddeen, mientras el ataque se intensificaba durante las últimas dos horas.

Por fin se han enterado… Consejo de Seguridad de la ONU condena el atentado en Siria que dejó 126 muertos

 

MONTEVIDEO (Sputnik) — El Consejo de Seguridad de la ONU condena enérgicamente el ataque terrorista que tuvo lugar el 15 de abril en el barrio de Al Rashidín, cerca de la ciudad siria de Alepo.

"Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU condenan enérgicamente el cruel ataque terrorista que se llevó a cabo el 15 de abril en el (barrio) sirio de Al Rashidín y costó la vida a 126 personas, muchas de ellas niños, así como dejó decenas de heridos", dice el comunicado conjunto.

El documento agrega que el organismo "expresa sus más sentidas condolencias a las familias de las víctimas y al pueblo de Siria".

Anteriormente, la televisión estatal siria informó que en el barrio occidental de Alepo, Al Rashidín, un terrorista suicida detonó un coche bomba cerca de un aparcamiento de autobuses que transportaba a los evacuados desde las aldeas chiíes de Fua y Kefraya.

Se trata de un área controlada por los rebeldes, donde los evacuados esperaban luz verde para proseguir hacia Alepo.

A finales de marzo, las autoridades sirias y los rebeldes lograron un acuerdo con la mediación de Catar e Irán que estipulaba la evacuación de más de 30.000 personas —civiles y combatientes— desde cuatro localidades sitiadas.

Grupos armados que mantienen el sitio a las aldeas chiíes de Fua y Kefraya dejaron marcharse a los simpatizantes del régimen de Bashar Asad a cambio de la libre salida de insurgentes y sus familiares desde dos poblados próximos a Damasco: Madaya y Zabadani, en la gobernación de Rif Dimashq.

La evacuación en masa comenzó el viernes pero una caravana de buses procedente de Fua y Kefraya fue parada al día siguiente en Al Rashidín.

Análisis: Donald Trump no llorará por los niños de Rashidin

Yusuf Fernández  

Hace poco más de una semana, el Pentágono lanzó un ataque contra una base aérea siria en el oeste de la provincia de Homs después de lo cual el presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó que la foto de los niños muertos en un anterior ataque químico le había llevado a ordenar el ataque.

Resulta, sin embargo, que en los últimos días se han venido acumulando las pruebas de que las armas químicas de Jan Sheijun pertenecían a los terroristas y que el escenario del incidente con el gas sarín había sido preparado desde el suelo, lo cual deja, sin duda, la autoría del mismo en manos de los terroristas protegidos por EEUU, Arabia Saudí, Qatar y Turquía además de algunos países europeos.

En una reciente entrevista, Michael Springman, un antiguo diplomático norteamericano en Arabia Saudí, dijo: “Trump ha expresado su preocupación por los niños de Siria en base a lo que él ha sabido de los Cascos Blancos, un grupo terrorista que trabaja sólo en coordinación con Al Qaida y Al Nusra y otros que intentan derribar al legítimo gobierno de Siria”.

No obstante, la hipocresía de EEUU se vuelve más evidente cuando la Administración Trump ni siquiera ha condenado un reciente ataque con coche bomba de los terroristas takfiris contra un convoy de autobuses abarrotado de residentes de las localidades sitiadas de Kefraya y Al Fua, en la provincia de Idleb, controlada por los terroristas. Esta evacuación tuvo lugar en base a un acuerdo por el cual los terroristas de otras dos localidades de la provincia de Damasco, sitiadas por el Ejército sirio, podrán también evacuarlas y dirigirse a Idleb.

La región de Rashidin está ocupada por militantes de Ahrar al Sham, un grupo apoyado por Ankara y algunos países occidentales. Ella sirve de paso entre las provincias de Alepo e Idleb y la mayor parte de los evacuados pasan por allí. Cabe señalar que EEUU se opuso hace meses a la inclusión de dicho grupo en la lista de las organizaciones terroristas de las Naciones Unidas tal y como había pedido Rusia.

El sábado, al menos 96 personas, incluyendo 66 niños (43 niños y 13 niñas), perdieron la vida y varias docenas más resultaron heridas en un atentado con bomba cuando los civiles evacuados en autobús de ambas localidades, de mayoría shií, en Idleb estaban haciendo una parada, forzada por los terroristas que prepararon el ataque, antes de entrar en Alepo. Además de estas muertes y de decenas de heridos, otros 200 sirios fueron secuestrados y están desaparecidos en la actualidad.

El atentado tiene algunos tintes especialmente horribles y siniestros. Los terroristas agruparon a los niños en un lugar haciéndoles creer que iban a distribuir entre ellos bolsas de patatas fritas y luego hicieron explotar un coche bomba cargado con una tonelada de explosivos.

Cuando una madre buscó a dos hijos desaparecidos después del atentado, “ellos (los terroristas) se burlaban de nosotros”. “Ellos hicieron todo lo posible para humillarnos”, dijo la mujer superviviente.

Estos últimos acontecimientos -junto con otros, como el bombardeo de Mosul, donde 237 civiles, en su mayoría mujeres y niños, murieron, en su mayor parte enterrados vivos, en un bombardeo de la coalición liderada por EEUU- demuestran el nulo respeto e interés por la vida de los niños sirios e iraquíes que siente la Administración Trump.

“Este ataque terrorista es una reacción de los terroristas y de los regímenes que los apoyan a los avances del Ejército sirio y de sus aliados en todos los frentes”, se leyó en dos cartas dirigidas por el Ministerio sirio de Exteriores al Consejo de Seguridad y a la Asamblea General de la ONU.

Los gobiernos occidentales y mayor parte de países árabes han guardado silencio ante este brutal atentado, a diferencia del incidente químico de Jan Sheijun, donde ellos se apresuraron a movilizarse para acusar sin pruebas del mismo al gobierno sirio. La UNICEF, por su parte, reaccionó el lunes pasado, dos días después de la masacre.

La “preocupación” de Trump por los niños sirios no le ha llegado, pues, a emitir ni una palabra de condena sobre este atentado dirigido contra niños, del mismo modo que no condena tampoco la matanza de niños yemeníes causada por los bombardeos y bloqueo saudíes.

No cabe esperar otra cosa del gobierno de EEUU, cuya política está basada de forma constante en dobles raseros, mentiras e hipocresía.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos