Portada - Últimas noticias

alt

Sin presentar ninguna prueba, la exportavoz del Departamento de Estado acusó a Rusia de haber intervenido en el proceso electoral estadounidense.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, "cayó en la trampa" de su homólogo ruso, Vladímir Putin, en la reunión que ambos líderes mantuvieron la semana pasada en la ciudad alemana de Hamburgo, opina la exportavoz del Departamento de Estado Jen Psaki en un artículo publicado en la web de la cadena CNN.

"Los rusos acaban de vencer al presidente [Trump]. Esto era predecible y él dejó que sucediera", escribe la exportavoz de la diplomacia de EE.UU. Según Psaki, el jefe de la Casa Blanca no se preparó lo suficiente para "el compromiso diplomático más importante de este verano", en alusión a la reunión con Putin.

Comentario: Hay que reconocer que estos "buenos muchachos" no descansan. Las declaraciones de la exportavoz del Kerry intentan asestar un doble golpe, a Putin y a Trump al mismo tiempo. La cuestión es mantener vivo el relato de que los "rusos son malvados" y que Trump es un peligro para los EE.UU. . De este modo ni siquiera necesitan destituir al presidente, con ejercer una enorme presión sobre él alcanza para mantenerlo a raya.

Además, la vocera de John Kerry afirma que el mandatario norteamericano debía haber exigido explicaciones a su homólogo ruso por la supuesta intervención de Moscú en las últimas elecciones presidenciales de EE.UU. Sin embargo, "una simple garantía verbal de Putin fue suficiente para refutar todas esas acusaciones", agregó.

De acuerdo con la exfuncionaria, Trump perdió la oportunidad de "influir en los rusos". La antigua portavoz del Departamento de Estado asegura que Rusia planea intervenir en las elecciones para gobernadores y congresistas que se celebrarán próximamente en EE.UU. Como viene siendo habitual desde el otro lado del Atlántico, la autora del artículo asevera sin pruebas que en 2016 los "los rusos 'hackearon' los sistemas electorales de 21 estados" de su país.

"La mayoría de los estadounidenses, salvo algunas personas, incluido el presidente de EE.UU., creen que Putin dirigió la intervención rusa en las elecciones estadounidenses y en muchos otros comicios en el mundo (...) En lugar de presentar pruebas durante su reunión con Putin sobre la supuesta interferencia del Kremlin en las presidenciales estadounidenses, Trump "creyó" en las palabras de su homólogo "y sonrió a las cámaras", criticó Psaki.

Comentario: Estimada Jenny, Donald Trump no le presentó pruebas a Vladimir Putin no por cobarde, ni por cómplice de los malvados rojos, ni por estúpido,... Trump no presentó pruebas al presidente ruso sencillamente porque ¡¡¡NO LAS HAY!!!!! ... ¿Lo entiendes?... El presidente norteamericano no podía presentar algo que no existe.

Por otro lado la exfuncionaria se queja de que Putin sólo dio una simple garantía verbal, pero Jenny debería saber que es muy difícil presentar pruebas de que tú no hiciste algo que no hiciste. Es absurdo exigir pruebas de que uno no ha hecho algo. Imaginen que entran agentes del gobierno a su casa tirando la puerta abajo y le exigen que de inmediato entregue pruebas de que usted no conspiró para asesinar a Kennedy... ¿qué clase de prueba convincente usted puede ofrecer?... ¿No sería más lógico que ellos prueben que usted sí participó del complot criminal?

Así de absurda suena esta ridícula declaración... y aún así, la exportavoz seguramente encontrará oídos dispuestos a darle crédito a esta diarrea verbal sin sentido...

Vea más sobre este oscuro personaje de la política en:

Este mundo es un show bizarro distópico, en todos los sentidos

El Ministerio de Defensa ruso aconseja a portavoz de EEUU, Jen Psaki, consultar un atlas

Psaki desata la risa entre los periodistas al afirmar que EEUU no apoya golpes de Estado

Por fín alguien habla claro: "Las sesiones informativas de Psaki y Harf se han convertido en folclore"

Fuente: Sott

"Mientras Trump y Putin se daban la mano, en el Pentágono se planeaba la guerra con Moscú"

La reunión entre Putin y Trump debe ser considerada en el contexto de "la rusosofobia implacable", la "propaganda antirrusa gratuita" en los medios de EE.UU. y las provocaciones de la OTAN en las fronteras rusas.

El mismo día que el presidente de EE.UU., Donald Trump, "dio el histórico apretón de manos" al líder ruso, Vladímir Putin, en la cumbre del G20 en Alemania, el Pentágono organizó una reunión "para planear la guerra con Moscú", escribe el periodista y analista británico Finian Cunningham en un artículo de opinión para RT.

El encuentro en cuestión, cuyas dos principales figuras asistentes fueron el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, y su homólogo británico, Michael Fallon, apenas se divulgó en los medios occidentales, siendo una de las excepciones el portal militar estadounidense Defense One, que le dedicó un artículo titulado: 'Mientras Trump y Putin se reunían, los jefes de Defensa estadounidense y británico discutieron formas de disuadir a Rusia'.

Según Cunningham, la frase "formas de disuadir a Rusia" es un eufemismo "más benigno" y "más aceptable públicamente" para hablar de algo tan serio como la planificación de una guerra.

"La profundidad de la hostilidad y la rusofobia"

  • Defense One menciona en su artículo que "mientras una parte de la rama ejecutiva de Trump busca mejorar las relaciones con Moscú, otra se prepara para lo peor".
  • Asimismo, recoge que Mattis y Fallon "hablaron sobre cómo la OTAN podría mejorar su poder de combate y disuadir la agresión rusa en Europa del Este", ya que "incluso si la Casa Blanca busca mejorar" las relaciones con Moscú, los líderes de EE.UU. y Reino Unido "siguen viendo a Rusia como una severa amenaza militar".

Lo que esta "estampa de pensamiento oficial" revela es la "profundidad de la hostilidad sistemática y la rusofobia" que sustentan los 'establishments' políticos estadounidense y británico.

Cunningham resalta que este fondo de prejuicios contra la apertura amistosa de Trump hacia el presidente ruso limita considerablmente el potencial que podría haber tenido la reunión, resalta Cunningham.

Trump "parecía estar por encima de la rusofobia", pero lo hicieron "retroceder"

Mientras tanto, según el analista, la reunión entre ambos líderes se llevó a cabo "con un agradable nivel de amistad y respeto", de manera que incluso hubo informes iniciales que hablaban de un restablecimiento en las relaciones entre EE.UU. y Rusia.

Además, "para ser justos con Trump", parecía estar "por encima de la rusofobia tóxica" presente en muchos medios estadounidenses y saludó a Putin en Hamburgo "como un socio potencial para trabajar en una serie de desafíos internacionales", señala el periodista.

Sin embargo, prosigue, en lugar de restablecer las relaciones bilaterales entre las dos potencias nucleares, "la histórica reunión" ha desatado "aún más rusofobia y recriminaciones" en EE.UU., cuyos medios y el 'establishment' "no tardaron en lanzarse contra Trump" por su aparente apertura a Putin.

En este contexto, "no es de extrañar que Trump retrocediera rápidamente", por ejemplo, desmintiendo los informes de estar dispuesto a trabajar con Rusia en seguridad cibernética, sostiene Cunningham.

"Mientras Trump habla, el Pentágono se opone"

Por otro lado, esta semana EE.UU. está liderando dos importantes ejercicios militares de la OTAN: 'Saber Guardian', centrado en Bulgaria, y 'Sea Breeze', frente a las costas de Crimea, recuerda el analista, agregando que los juegos de guerra en el mar Negro son "la culminación de meses de acumulación militar de la Alianza en esa región", que sigue creciendo "a ritmo acelerado", con "aparente indiferencia" a las quejas de Rusia.

Este panorama de "rusosofobia implacable", la "propaganda antirrusa gratuita" en los medios de comunicación estadounidenses y "las continuas provocaciones imprudentes" por parte de las fuerzas de la OTAN en las fronteras de Rusia es una "perspectiva adecuada" con la que evaluar la importancia de la reunión de Trump con Putin el pasado fin de semana, estima el periodista.

En su opinión, aunque "era bueno" ver que Trump tiene suficiente "independencia de mente y decoro personal" para saludar a Putin con respeto, el hecho permanece: "mientras Trump hablaba", el Pentágono y prácticamente todo el 'establishment' político y mediático de EE.UU. "se oponía" frontalmente al acercamiento entre ambos países.

"Desafortunadamente", el sistema político estadounidense y su máquina militar "parecen operar en una sola dirección: hacia adelante con la rusofobia y la agresión", concluye Cunningham.

La dura respuesta de Zajárova al comentario de una activista de EE.UU. sobre el embajador ruso

De acuerdo con la portavoz de la Cancillería rusa, las declaraciones de la ciudadana estadounidense son una clara manifestación de la rusofobia que ha inundado Estados Unidos.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, ha respondido duramente al comentario de una activista estadounidense de derechos humanos sobre el embajador ruso en Washington, Serguéi Kisliak.

En su cuenta de Twitter, Amy Siskind escribió: "Un sabio consejo a las compañías de seguros rusas: no vendan el seguro de vida a Kisliak".

De acuerdo con Zajárova, tales declaraciones son una clara manifestación de la rusofobia que ha inundado Estados Unidos. La representante de la Cancillería rusa también cuestionó la comprensión por parte Siskind del enorme trabajo que hizo Kisliak para salvar las relaciones ruso-estadounidenses.

"Espero que Siskind nunca llegue a saber lo que hacen los diplomáticos estadounidenses en varios países de América Latina, Ucrania y Oriente Medio. De lo contrario, podría desencadenar una crisis en los seguros de Estados Unidos", apuntó Zajárova en su página en Facebook.

Kisliak fue nombrado embajador de Rusia en Estados Unidos en julio de 2008. Durante mucho tiempo, los medios de comunicación lo han acusado de difundir la influencia rusa en EE.UU.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos