Portada - Últimas noticias

El Ejército sirio y sus aliados han conseguido este domingo liberar el último bastión del grupo terrorista Daesh en la provincia de Homs.

Tanto fuentes oficiales sirias como fuentes independientes han confirmado que las fuerzas sirias le han arrebatado al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) su último bastión en la provincia central de Homs, es decir, la ciudad de Al-Sujna.

El Ejército sirio y las Fuerzas de Defensa Nacional de Siria (NDF, en inglés), tras varios días bombardeando a los terroristas desde las colinas adyacentes a dicha urbe, consiguieron en las primeras horas de hoy romper la línea defensiva de Daesh y entrar en Al-Sujna.

Además de los bombardeos de la Fuerza Aérea de Siria, varios helicópteros y aviones de guerra de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia prestaron apoyo aéreo al Ejército sirio y las NDF durante sus operaciones militares.

Según el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), la principal razón por la que se tardó mucho en liberar dicha urbe se debe a la insistencia de los terroristas de Daesh de quedarse en la urbe y “luchar hasta el final”, por lo que se cree que una gran cantidad de los terroristas han sido abatidos durante los combates en Al-Sujna.

Las fuentes aseguran que ya todas las zonas de esta ciudad están bajo el control de las fuerzas sirias y que ahora los ingenieros sirios están desarticulando los artefactos explosivos y ‘las Unidades Caza-Daesh’ de las NDF revisan cada distrito, edificio por edificio, para neutralizar a posibles integrantes de dicha banda extremista que se podrían haber escondido en la ciudad.

La toma de esta ciudad les permite a las fuerzas sirias concentrar sus ofensivas sobre las zonas al este de Al-Sujna que están bajo el control de Daesh y echarlos de ahí, lo que significaría el fin del dominio de esta banda extremista en las zonas centrales de Siria.

Fuerzas sirias se hacen con el control de red de túneles en Yobar

El Ejército sirio ha logrado significativos avances en su lucha contra los terroristas takfiríes, cerca de Damasco, capital.

Fuerzas Armadas sirias han logrado avanzar en varios bloques en el barrio de Yobar, y en el distrito de Ein Tarma, cerca de Damasco, como parte de una operación militar exitosa.

Continúan los avances del Ejército sirio en los distritos de Yobar y Ein Tarma, cerca de la capital desde varios ejes.

Las fuerzas de asalto se hicieron con el control de una red de túneles cerca de la gasolinera de Sunbol, la cual vincula la misma con Yobar y zonas de Guta Oriental, así como tomaron el control de varias cuadras de edificios cerca de la redoma de Al-Manasher en Yobar, después de haber destruido puestos de mando y depósitos de armas del Frente Al Nusra (autoproclamado como el Frente Fath Al-Sham).

El intenso fuego de la artillería y la amplia cobertura de las fuerzas aéreas allanaron el camino de las unidades de infantería, y facilitaron su misión en la recuperación de esta zona importante en Yobar.

La intensa presión de fuego que está adoptando el Ejército sirio, en paralelo con la rápida irrupción en las sedes del Frente Al-Nusra, conllevaron a destruir sus líneas de defensa y estrechar, aún más, el cerco contra sus elementos, después de haber logrado separar recientemente, a Yobar de Ein Tarma.

Los nuevos avances del Ejército sirio le permite dirigir duros golpes a las fortalezas de los takfiríes en Yobar Ein Tarma, hecho que indica que más victorias se lograrán durante la próxima etapa.

Fuertes choques entre Ejército de Turquía y fuerzas kurdo-sirias

El Ejército turco y las fuerzas kurdo-sirias en el norte de Siria se han visto enfrentados en las cercanías de la ciudad de Afrin.

Según ha informado este domingo un funcionario kurdo-sirio en entrevista con la agencia iraní de noticias IRNA, durante las últimas horas ha habido fuertes enfrentamientos entre las fuerzas kurdas y el Ejército de Turquía.

Los combates comenzaron cuando unidades de artillería y tanques del Ejército turco se acercaron a las zonas adyacentes a Afrin y comenzaron a bombardear los puestos militares de las fuerzas kurdas, lo que luego causó el comienzo de una contraofensiva kurda.

Las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) han sido las que se han enfrentado al Ejército turco y sus aliados y han conseguido impedir el avance de estos en las zonas en el norte de Siria bajo el control de los kurdos.

Durante los enfrentamientos las YPG hicieron uso de misiles anti-tanque TOW —que fueron entregados a las fuerzas kurdas por Estados Unidos— y consiguieron dañar a varios de los tanques turcos, provocando así la retirada del Ejército de Turquía.

El citado funcionario además le ha advertido a Turquía que, de acercarse otra vez a la ciudad de Afrin, se vería bajo ataque por varios ejes por las fuerzas kurdas ya que el liderazgo de YPG ha puesto en alerta a todas sus tropas en el norte de Siria y especialmente en las zonas adyacentes en las que hay presencia del Ejército turco y sus aliados, es decir, el llamado Ejército Libre de Siria (ELS).

En los últimos meses, la ciudad de Afrin, junto a otras localidades situadas en el norte de Alepo y bajo control de las YPG, ha sido blanco de ataques aéreos y artilleros de Turquía, país que considera que las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF, por sus siglas en inglés) y las YPG son facciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado “terrorista” por Ankara.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseveró el 23 de junio que su país está dispuesto a lanzar una nueva operación militar en el norte de Siria, si surge una amenaza para sus fronteras.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos