Portada - Últimas noticias

Las fuerzas norteamericanas bombardearon el lunes 7 de agosto a la Brigada Sayyed al Shuhada que forma parte de las Fuerzas de Movilización Popular (Hashid al Shaabi).

Esta agresión norteamericana tuvo lugar en la frontera sirio-iraquí, cerca del puesto fronterizo de Al Tanf, y causó 40 mártires y un gran número de heridos en las filas de la fuerza iraquí, que combate contra el EI, según el comunicado de los Hashid al Shaabi.

EEUU ha implantado sus fuerzas en esta zona de la frontera sirio-iraquí y trata de impedir que las fuerzas sirias o del Hashid al Shaabi se aproximen a la misma.

Los combatientes del Hashid al Shaabi fueron atacados por bombas de aviones y misiles de artillería, precisa el comunicado que prometió una “venganza” contra las fuerzas estadounidenses.

“Los Hashid se reservan el derecho de tomar medidas de represalia y no permanecerán en silencio”, advirtió el comunicado que pidió al gobierno iraquí que abra una investigación.

A pesar de la oposición de Washington, los Hashid al Shaabi han jugado un papel determinante en la liberación de Mosul. El gobierno iraquí recientemente saludó sus esfuerzos.

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, ha rechazado también los llamamientos realizados en Washington para la disolución del Hashid al Shaabi, el brazo fuerte de las Fuerzas Armadas iraquíes en su lucha antiterrorista que cuenta con cientos de miles de miembros.

Hace ya un mes que los Hashid controlan la localidad de Al Tanf con el objetivo estricto de impedir a los terroristas del EI infiltrarse desde Siria hacia el suelo iraquí y esto obstaculiza totalmente los planes estadounidenses.

En su primera reacción, las fuerzas norteamericanas pretendieron haber atacado al “EI” en Al Tanf, una versión categóricamente desmentida por la Brigada Sayyed al Shuhada.

Para los analistas militares, este acto de hostilidad abierta de parte de las fuerzas norteamericanas podría desencadenar un conflicto directo entre aquellas y las fuerzas de la Resistencia.

Irak urge a EEUU a NO lanzar ataques sin su consentimiento

El primer ministro de Irak ha urgido a la llamada coalición anti-EIIL a no lanzar bombardeos en el territorio iraquí sin consentimiento de Bagdad.

El premier Haidar al-Abadi ha hecho esta recomendación en reacción a los bombardeos perpetrados el lunes por la coalición anti-EIIL, dirigida por Estados Unidos, contra las posiciones del batallón de fuerzas voluntarias Kataib Sayyed Al-Shohada, en una localidad fronteriza con Siria.

En su comunicado, este batallón, vinculado a las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), denunció que en esa provocadora agresión perecieron 40 combatientes suyos y varios más resultaron heridos.

“EE.UU., que ha trazado como su ‘línea roja’ la zona fronteriza entre Irak y Siria y lanzado advertencias contra los movimientos de las fuerzas de Al-Hashad al-Shabi, ha emprendido esta mañana una intensa incursión aérea contra nuestras bases en zonas iraquíes limítrofes” con Siria, señala la nota, emitida el lunes sin precisar el lugar de los hechos.

A este respecto, Al-Abadi ha recalcado que las tropas gubernamentales y las milicias aliadas no reconocen ninguna línea roja en la lucha contra los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) en el territorio iraquí.

Según ha recogido el canal de televisión local Al-Sumaria, el primer ministro iraquí también se ha referido a la ratificación judicial de la condena de pena de muerte para 27 terroristas involucrados en la masacre de la base aérea de Camp Speicher (en Tikrit), en 2014. “Se trata de un crimen reconocido a nivel mundial y el caso seguirá abierto hasta la detención de todos los responsables”, ha asegurado.

Se trata de un crimen reconocido a nivel mundial y el caso seguirá abierto hasta la detención de todos los responsables”, afirmó el premier iraquí, Haidar al-Abadi.

El ataque del lunes de la coalición, capitaneada por Washington, contra esas fuerzas populares iraquíes no ha sido el primero. A finales del pasado mayo, cazas de EE.UU. atacaron contingentes de combatientes voluntarios que luchaban para bloquear una de las rutas de abastecimiento del grupo terrorista en la frontera sirio-iraquí.

En noviembre de 2016, el Parlamento iraquí aprobó una ley que otorgaba el estatus legal completo a las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi. De acuerdo con la normativa, estos combatientes pasaron a ser parte de las Fuerzas Armadas de Irak, bajo el mando del primer ministro y con derecho a percibir salarios y pensiones, tan igual como los miembros del Ejército y la Policía.

Nuri al Maliki condena acción hostil de las fuerzas de EEUU contra el Hashid al Shaabi

El vicepresidente iraquí, Nuri al Maliki, condenó el reciente ataque norteamericano contra el Hashid al Shaabi (las Fuerzas de Movilización Popular) y pidió una inmediata investigación de esta acción hostil de las tropas norteamericanas en el país.

“Pedimos una investigación inmediata y la creación de un alto comité para que haga frente a tales actos y castigue a los que llevaron a cabo el ataque”, dijo Maliki al sitio de noticias Al Sumariya.

Él hizo notar que el ataque norteamericano se produjo en un momento en el que el Ejército iraquí y las Fuerzas de Movilización Popular han logrado grandes victorias contra el EI.

Una fuente de la Brigada de Sayyed al Shuhada dijo que el ataque norteamericano tuvo lugar en el Sur de siria, al otro lado de la frontera de Iraq. Unos 36 miembros de las Fuerzas de Movilización Popular fueron muertos en el bombardeo de aviones y artillería, dijo una fuente de la milicia.

Por su parte, un alto comandante del Hashid al Shaabi anunció que el ataque estadounidense fue deliberado.

“EEUU primero amenazó a las fuerzas del Hashid al Shaabi y luego actuó contra ellas y ahora afirma que el ataque iba dirigido contra el EI por temor a la reacción de la opinión pública en Iraq y el mundo”, dijo Karim al Nuri al canal de noticias Al Mayadin.

Las Fuerzas de Movilización Popular han prometido llevar a cabo una venganza contra las fuerzas estadounidenses.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente