Portada - Últimas noticias

Alwaght- El helicóptero del príncipe saudí, Mansour bin Muqrin bin Abdulaziz, fue atacado el domingo por cazas saudíes en una zona cerca de Yemen. 

Así lo ha anunciado el diario israelí Yediot Aharonot, al explicar sobre la causa de la reciente caída del helicóptero del también vicegobernador de la región saudí de Asir, fronteriza con Yemen.
Esto se produce mientras que el portal británico de noticias Middle East Eye ha revelado que Mansour bin Muqrin bin Abdulaziz había huido de Arabia Saudí, cuando su helicóptero cayó.
De acuerdo con las fuentes estatales, otros siete oficiales saudíes de alto rango que acompañaban al príncipe saudí, entre ellos el jefe de policía y el director general del sector agrícola de Asir, también perdieron la vida en este incidente.

Esto se produjo un día después de que once príncipes, cuatro ministros y decenas de exministros saudíes fueran detenidos en una amplia operación por orden de un comité anticorrupción recién creado, dirigido por Mohamad bin Salman.

El prominente activista político saudí apodado “Mujtahid” reveló en su cuenta de Twitter que Mohamad bin Salman, incautó 2 billones de riales de la propiedad de los funcionarios saudíes detenidos recientemente.

Arabia Saudí bloquea cuentas bancarias de más de 1200 saudíes

Arabia Saudí ha bloqueado las cuentas bancarias de más de 1200 personas y compañías como parte de la supuesta campaña anticorrupción.

La noticia se dio a conocer el martes por la agencia británica de noticias Reuters, citando a varios banqueros y abogados saudíes, que pidieron permanecer en el anonimato.

Estas fuentes añadieron que el Banco Central de Arabia Saudí ha estado ampliando desde el domingo la lista negra de las cuentas bloqueadas y se espera que el número aumente aún más.

Aunque estas fuentes no nombraron a las empresas afectadas, aseguraron que la mencionada lista negra incluye compañías cotizadas y no cotizadas en muchos sectores del reino árabe.

Añadieron, asimismo, que en el caso de que las congelaciones se mantengan por mucho tiempo, podrían perjudicar poco a poco las actividades comerciales cotidianas, como pagarle al personal y los acreedores o realizar otras transacciones.

Además, informaron que curiosamente la mayoría de las cuentas congeladas pertenece a individuos en lugar de empresas, detallando que el regulador está permitiendo que los bancos siguieran financiando los compromisos existentes.

Fue el pasado sábado cuando la información sobre el comienzo de la llamada ‘purga anticorrupción’ en Arabia Saudí sacudió el reino árabe, arrestando a decenas de príncipes y ministros por acusaciones como lavado de dinero, soborno, extorsión de funcionarios y aprovechamiento de cargos públicos para beneficio personal.

Entre los detenidos se encuentra el sobrino del rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, el multimillonario príncipe Al-Walid bin Talal, dueño de la firma de inversiones Kingdom Holding o TASNEE, entre otras. Se dice que este arresto ha tenido más afecto que ninguno otro sobre la caída drástica del índice bursátil de Arabia Saudí.

Aunque los funcionarios saudíes intentan presentar esta campaña anticorrupción, liderada por el príncipe heredero Mohamad Bin Salman, como la ‘mayor purga de la élite del país en la historia moderna de Arabia Saudí’, los expertos han mostrado su confianza que este movimiento no tiene otro propósito que eliminar rivales de Mohamad Bin Salman, quien prácticamente está dirigiendo Arabia Saudí.

Riad le impone ‘arresto domiciliario’ al fugitivo expresidente yemení

Arabia Saudí ha impedido que el fugitivo expresidente de Yemen junto con sus hijos y ministros, regresen a su país durante meses, según fuentes yemeníes.

Fuentes yemeníes dijeron a la agencia The Associated Press, que la prohibición fue provocada por la enemistad entre el expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), que forma parte de la coalición y ha llegado a dominar el sur de Yemen, la región del país que no está bajo el control del Ejército yemení y su aliado movimiento popular Ansarolá.

Mansur Hadi y la mayoría de su gobierno han estado en la capital saudí, Riad, durante la mayor parte de la agresión saudí a Yemen iniciada en marzo de 2015. La monarquía saudí y sus aliados árabes en la coalición iniciaron la guerra so pretexto de restaurar en el poder a su aliado Mansur Hadi.

La incapacidad de Hadi para regresar al sur de Yemen subraya la pérdida de autoridad del expresidente fugitivo, incluso en el sur del país árabe que estaba nominalmente bajo su administración.

Desde que Hadi salió de Yemen por última vez en febrero, ha enviado reiteradamente solicitudes escritas al rey saudí Salman bin Abdulaziz Al Saud para pedirle permiso de regresar a su país. Ninguna de ellas fue atendida, dijo un comandante de seguridad yemení, según recogió el martes el diario turco Daily Sabah.

En agosto, Hadi incluso fue al aeropuerto de Riad, planeando regresar a Adén (suroeste de Yemen) pero fue deportado del aeropuerto, dijo el comandante. “Los saudíes le han impuesto una forma de arresto domiciliario”, dijo el comandante. “Cuando Hadi pide ir, responden que no es seguro para él regresar ya que hay conspiradores que quieren quitarle la vida y que los saudíes temen por su vida”.

Los EAU han desplegado milicias armadas en el sur de Yemen —en las regiones controladas anteriormente por Hadi—, donde también, han construido al menos 18 prisiones secretas, donde exprisioneros dijeron que la tortura estaba muy extendida, según una investigación de la AP realizada en el verano boreal.

Hay especulaciones de que Arabia Saudí y los EAU están aprovechando la ausencia de Hadi en Yemen para reforzar su dominio sobre las zonas del sur del país, y para prolongar la sangrienta guerra que iniciaron sin que logren hasta ahora sus objetivos.

El martes la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió el fin de la agresión saudí a Yemen, que ya ha causado una ‎catástrofe humanitaria en el país más pobre del mundo árabe.‎ Los bombardeos saudíes han acabado con la vida de más de 12.000 civiles, según cifras recientes del organismo.

Las revelaciones de Moujtahed sobre las detenciones de príncipes y empresarios en Arabia

El famoso tuitero Moujtahed ha afirmado que “la campaña anticorrupción de Mohammed bin Salman no merece su título y que ella tiene dos objetivos: el primero es el de apoderarse de enormes sumas de dinero a través de la Caja de Inversiones públicas y los proyectos de la compañía Nesma y dar las migajas al reino”, señaló el canal por satélite iraní Al Alam.

“El segundo objetivo es utilizar la lucha contra la corrupción como un argumento con vistas a justificar estas purgas y aterrorizar a todos los críticos y también suprimir todos los obstáculos que se interponen en su accesión al trono”, prosigue Moujtahed.

En lo que se refiere al primer objetivo, Moujtahed explica que “Mohammad bin Salman ha estado repitiendo, desde que su padre asumió sus funciones, en reuniones privadas, que él será el hombre más rico de la historia y se convertirá en el primer billonario”. Él afirmó que Bill Gates y algunos parientes suyos como Meshaal bin Fahd, Abdulá bin Fahd, Jalid bin Sultan, Mohammad Bin Fahd y otros parecerían pobres frente a sus capacidades financieras, que harían explotar el récord Guinness”.

Moujtahed cree que él piensa que podría lograr este objetivo adquiriendo todos los contratos del gobierno y los contratos de armas, sin contar con el robo directo de dinero público.

Arabia Saudí es una monarquía absolutista donde el dinero público no está separado de la fortuna de los miembros de la familia real y el rey decide todos los asuntos del país sin ningún límite.

Moujtahed señala que la primera medida tomada fue el arresto de Abdul Aziz bin Fahd. Bin Salman amenazó con privarle de todos sus bienes, una medida destinada a probar la reacción de la familia real y la amplitud de la reacción de sus hermanos después de su arresto. A la luz de los resultados, él decidió pasar a la siguiente etapa.

Cuando él constató que la familia no ponía objeciones al arresto de Bin Fahd -ninguno expresó su cólera ni la condenó-, él decidió proseguir su campaña y tomó unas ciertas medidas con el fin de construir una fortuna colosal. Él prohibió a todo príncipe viajar al extranjero sin su permiso. También impuso una supervisión con respecto a toda transacción monetaria hacia el extranjero. Y pidió un informe sobre todos los bienes de los príncipes en el interior

“El informe reveló los billones poseídos por los príncipes y él decidió lanzar una campaña con el pretexto de la lucha contra la corrupción. En cuanto a los ministros y empresarios contra los que se dirige la misma, están directa o indirectamente vinculados a los príncipes y poseen miles de millones de riyales”, añadió.

Moujtahed señala que: “Jalid Altuwaiyri, por ejemplo, malversó más de 300.000 millones mientras era jefe de la Corte Real, aprovechando la absoluta confianza del rey Abdulá en él”.

“Él ha reemplazado también al equipo de Interior con sus fieles en la seguridad del Estado y un grupo importante de egipcios y mercenarios de Blackwater”.

Él señaló, sin embargo, que a pesar del peso y la importancia de las personalidades que han sido objeto de la purga, ninguna objeción ni rebelión ha sido registrada.

“La campaña de Bin Salman supera el marco de las personalidades arrestadas para extenderse a diversas personalidades que se encuentran ahora en arresto domiciliario o que sufren interrogatorios”.

El tuitero saudí subraya que “Bin Salman ha buscado mediatizar su campaña de una manera terrorífica para intimidar a aquellos que no han sido afectados y desanimarles intentando que no reaccionen ni respondan a la misma”.

Moujtahed indicó que “la campaña ha provocado un terremoto en el seno de la familia real y Bin Salman se prepara para hacer frente a figuras bien conocidas”.

Él cree que Ben Salman cosechará de esta purga de 2.000 a 3.000 millones de riyales, de los cuales solo medio billón se destinará al presupuesto estatal, mientras que el resto acabará en sus bolsillos.

La monarquía saudita arrestó a 1 300 personalidades en 48 horas

Más de 1 300 personalidades fueron arrestadas en Arabia Saudita durante el golpe palaciego iniciado en el reino el sábado 4 de noviembre de 2017 a las 22 horas TU (Tiempo Universal).

Las personas arrestadas son en su mayoría miembros del clan Abdallah, aunque otros detenidos pertenecen a otros clanes que también podían tratar de acceder al trono de los Saud.

Algunas de las personas arrestadas han sido encarceladas mientras que otras están detenidas en el Ritz-Carlton de Riad, bajo estrecha vigilancia de las fuerzas de seguridad.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

DONBASS TE NECESITA

RECOMENDAMOS