Portada - Últimas noticias

Los diarios en papel editados en catalán no son inmunes a la dura crisis que afecta a la prensa. Las cifras de la OJD del mes de septiembre publicadas por EL ESPAÑOL reflejan un crecimiento de las cabeceras ‘indepes’ al calor del desafío soberanista, pero no logran ocultar una crisis en la que los cuatro grandes diarios impresos se mantienen a duras penas en un mercado que cada vez tiene menos lectores.

Los datos certificados por la OJD a las que ha tenido acceso este periódico indican que entre los meses de julio de 2016 y junio de 2017 las ediciones en catalán en papel de Ara, El Periódico, El Punt y La Vanguardia lograron una difusión de 111.277 ejemplares. Un dato que representa una caída del 9,4% respecto de igual periodo del año pasado y del 4,5% en relación a todo 2016.

alt

Si utilizamos estas mismas fechas para medir las ventas, la situación es más preocupante: 44.887 ejemplares que representan una caída del 13,2% respecto de igual periodo del año anterior y del 6,7% frente al dato de 2016. Unas cifras que mantienen a estas ediciones en lengua catalana en un ámbito totalmente residual.

Ocho millones en publicidad

Pese a ello, el Govern de la Generalitat liderado por Carles Puigdemontmantuvo en 2016 un elevado nivel de ayudas para estas cabeceras, que proporcionalmente siguen siendo los medios que más dinero reciben a pesar de sus bajas audiencias.

Según los últimos datos oficiales de la Generalitat, estas cuatro cabeceras impresas recibieron 10 millones de euros, ocho millones en publicidad institucional y otros dos millones en subvenciones. Ello, a pesar de que ese mismo año, entre los cuatro diarios registraron unas ventas de apenas 48.131 ejemplares -en sus cuatro ediciones en catalán- y registraron una difusión de 116.866 ejemplares de media diaria.

La Memoria de Publicidad Institucional de la Generalitat de Catalunya correspondiente al año 2016 indica que las ediciones impresas de estos diarios se llevaron 8,07 millones, de los cuales 3,2 millones fueron a parar a El Periódico, 1,9 millones a El Punt, 1,8 millones a La Vanguardia y 1,05 millones a Ara.

alt

Dos millones de euros en subvenciones

La publicidad institucional es una herramienta de los gobiernos para hacer llegar sus mensajes a la población, por lo que no parece muy rentable invertir en cabeceras que tienen unas ventas de 48.131 ejemplares(87.000 si sumamos las ediciones impresas en castellano de El Periódico y La Vanguardia) y que tienen una difusión de 126.000 ejemplares (228.000 si se suman las ediciones en castellano).

En el caso de las subvenciones, el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya confirmó que durante el segundo semestre de 2016 (en el primer semestre no se repartieron subvenciones a los medios) el Departamento de Presidencia destinó 1,9 millones entre estas cuatro cabeceras impresas, las principales de Cataluña. En este caso, las subvenciones van directamente ligadas a la edición catalana de los diarios, por lo que el dinero recibido solo se justifica con unas ventas de 48.000 ejemplares y 126.000 copias de difusión media.

alt

Solo en sus ediciones impresas -por sus ediciones digitales se llevan otra partida tanto en publicidad institucional como en subvenciones- La Vanguardia se llevó 761.000 euros con unas ventas medias de 15.200 ejemplares; El Periódico se quedó con 452.000 euros para sus  16.100 ejemplares; El Punt se embolsó 445.000 euros para 7.700 copias y Ara se llevó 309.000 euros para sus 8.200 ejemplares.

El Excel del clan Trias desvela otros dos subfondos vinculados al RBS Coutts de Suiza

La maraña 'offshore' vinculada al exalcalde de Barcelona (2011-2015) y actual portavoz del PDeCAT en ese ayuntamiento, Xavier Trias Vidal de Llobatera, incluía dos subfondos con los que su familia también habría controlado presuntamente activos del banco RBS Coutts en Ginebra. Junto al trust o fideicomiso en el que figuró el propio Trias como beneficiario, The JTB Family Settlement, y la sociedad en Islas Vírgenes Británicas utilizada supuestamente como tapadera, Highgate Partners Corp, aparecen otros dos fideicomisos que habían permanecido ocultos hasta ahora.

Se trata de The JTB Grandchildren's Sub Fund y The JTB Family Settlement Maria's Sub Fund, dos vehículos de inferior rango que comparten con el principal las iniciales del padre de familia, Juan Trias Bertrán, fallecido en 1994. No obstante, la titular de todas las figuras jurídicas constituidas en torno a los supuestos activos alojados en la exclusiva firma de banca privada RBS Coutts era la madre del dirigente catalán, María Vidal de Llobatera Bassols, que murió en 2008. Así consta en una tabla de Excel hallada entre los 13,4 millones de documentos que forman parte de Paradise Papers, una filtración conseguida por el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’ y compartida con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que publican El Confidencial y La Sexta en España y medios como 'The New York Times' y 'The Guardian' en todo el mundo.

El archivo de Excel fue confeccionado en 2014 y recoge los nombres de los clientes que RBS Coutts Suiza decidió traspasar ese año al bufete Appleby, una firma legal con sede en Bermudas que está especializada en la creación de estructuras de ocultación en paraísos fiscales para multinacionales y grandes fortunas. El proceso de venta de las carteras se cerró tras un largo periodo de negociaciones que también dejó rastro en Paradise Papers, y entre los clientes que cambiaron de manos, se encontraban los fideicomisos y la sociedad de los Trias.

La tabla aclara que The JTB Family Settlement y The JTB Family Settlement Maria's Sub Fund eran fideicomisos de tipo discrecional('fully discretional trust'), una modalidad que concede a la persona que aporta los activos la máxima autonomía para decidir quiénes son los beneficiarios y cómo y cuándo se deben repartir los rendimientos generados por el vehículo o los propios activos. Por su parte, The JTB Grandchildren's Sub Fund era un fideicomiso de participación ('life interest trust' o 'interest in possession trust'), en el que los beneficiarios tienen derecho a recibir los rendimientos que generen los bienes pero no pueden disponer de ellos. Por lo general, se traduce en una renta vitalicia para los descendientes del propietario de los activos. En el caso de los Trias, por el nombre del subfondo (Grandchildren's), sería un trust diseñado por Juan Trias Bertrán para proporcionar una paga de por vida a sus nietos.

Como ya había contado este diario, un correo interno que también forma parte de la filtración al ICIJ revela que, en noviembre de 2008, apenas cuatro meses después de la muerte de la madre, los Trias solicitaron presuntamente que se les reintegrara el 50% de los fondosque habían mantenido junto a sus progenitores en RBS Coutts a través de The JTB Family Settlement. El dirigente del PDeCAT aparece en esa comunicación como uno de los presuntos destinatarios de los activos. En ese momento, era el portavoz de CiU en el consistorio de Barcelona y candidato a la alcaldía.

La estructura descubierta ahora habría continuado operativa al menos durante otros cinco años. La sociedad supuestamente utilizada por el clan para establecer una doble pantalla de protección, Highgate Partners Corp, continuó inscrita en el registro de Islas Vírgenes Británicas hasta el 4 de enero de 2013. La encargada de liquidarla fue Lesley-Ann Reynolds, abogada de RBS Coutts. El proceso de cierre comenzó solo días después de que 'El Mundo' publicara un supuesto borrador de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional con datos de una investigación a dirigentes de Convergencia Democrática de Cataluña, el partido de Trias.

Hay otro dato de la tabla de Excel que avala la continuidad de la trama 'offshore' más allá del supuesto reparto solicitado por el exalcalde de Barcelona y sus 11 hermanos en 2008. Junto a los cuatro vehículos jurídicos del clan, se encuentra anotado el nombre de la abogada que se encargaba de gestionarlos. Se trata de Andrea Aegerter, que no empezó a trabajar en RBS Coutts hasta junio de 2010 y dejó el trabajo en noviembre de 2013, como ella misma recoge en su perfil de LinkedIn.

Este lunes, Trias compareció para responder a las informaciones de Paradise Papers. El dirigente catalán aseguró que "nunca" ha tenido "ninguna relación con ninguna cuenta o producto financiero en el extranjero, ni dinero, ni cuenta en el extranjero", pero matizó que tratará de aclararlo. "Los hermanos nos hemos reunido para abrir una investigación que aclare la información de la que disponen los periodistas y, en último caso, iremos a Suiza a aclarar lo sucedido y salir de paso del desconcierto", manifestó.

El pasado viernes, en una entrevista realizada en el Parlament de Cataluña por La Sexta y El Confidencial, el exalcalde de Barcelona aseguró que desconocía la existencia de esta estructura 'offshore'. “No tengo ni idea, porque nunca me he cuidado de esto. Si esto es verdad, no tengo ni idea”. ¿Eso quiere decir que alguien se ha cuidado de este asunto? “Bueno”, respondió Trias, “los temas de herencia familiar los ha llevado siempre mi hermano mayor, que desgraciadamente murió hace un año. Pero la verdad es que exactamente no sé de qué me habla”. El político del PDeCAT sí admitió “haber recibido dinero de la herencia” de su madre, pero de “ningún trust ni de ninguna cosa de estas”. “Que yo sepa”, matizó luego. RBS Coutts y Appleby también han sido consultados sobre esta estructura opaca, pero no han ofrecido ninguna respuesta.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

DONBASS TE NECESITA