Portada - Últimas noticias

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, se reunió con sus principales aliados en el Mediterráneo oriental, visitó Siria, Egipto y Turquía, e incluso dio la orden a las tropas rusas de concluir la campaña siria. Una agenda que parece muy apretada e inesperada para un solo día laboral, observa Iliá Andréyev, columnista del diario Zvezda.

Los diarios The New York Times y The Guardian calificaron el viaje del presidente ruso como "torbellino".

"El presidente de Rusia, Vladímir Putin, emprendió el lunes [11 de diciembre] una gira vertiginosa para visitar a sus nuevos aliados en Oriente Medio y destacó de esta manera la extensión de la influencia de Rusia en la región y la continua reducción del papel de Estados Unidos", señala además The New York Times.

"No cabe duda de que la Fuerza Aérea rusa, junto con las fuerzas sirias y las milicias chiíes apoyadas por Irán, ha cambiado decisivamente el equilibrio de poder en la larga guerra civil siria", observa The Guardian.

Bloomberg, por su parte, analiza las acciones de Putin en el contexto de la decisión de EEUU de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

"En medio de la rabia entre los líderes árabes por la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, Putin está sacando ventaja para restaurar el liderazgo ruso en Oriente Medio", comenta el medio.

El conflicto palestino-israelí fue uno de los temas clave de las negociaciones del líder ruso. Putin habló del problema con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.

"Rusia y Turquía consideran que la decisión de la Administración de EEUU de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y reubicar allí su Embajada no ayuda a resolver la situación en Oriente Próximo y, más bien al contrario, desestabiliza la situación, que ya es de por sí compleja y puede echar por tierra las perspectivas del proceso de paz palestino-israelí", dijoPutin tras el encuentro en Ankara.

La solución al problema se buscará en la cumbre extraordinaria de los países de la Organización para la Cooperación Islámica, convocada por iniciativa de Erdogan para el 13 de diciembre. Rusia tomará parte en la reunión como país observador, señala Iliá Andréyev.

Sin embargo, según el columnista de Zvezda, lo más importante del viaje fue el anuncio del fin de la operación siria.

"La gira de Putin ha sido una marcha triunfal"

Como un 'torbellino'. Así calificaron The New York Times y The Guardian la gira de Vladímir Putin por tres puntos que le queman las manos a EEUU y sus socios. En Siria sentenció el fin de la guerra contra Daesh, y en Egipto y Turquía se centró en acuerdos y colaboración. También estuvo presente la gravedad de la decisión de Trump sobre Jerusalén.

Rusia logró su objetivo primordial en Siria: acabar con el circo de muerte montado por los patrocinadores del terrorismo, al que Occidente dio el pistoletazo de salida en 2011 disfrazada de 'guerra civil' con una 'oposición moderada', en lo que en realidad fue una guerra pura y dura para derrocar a un Gobierno que no le era favorable.

Así, el presidente ruso, Vladímir Putin, declaró en primera persona, in situ, que la guerra contra el terrorismo en Siria acabó, y lo refrendó al dar la orden del repliegue de las fuerzas rusas del país árabe, dejando constancia que permanecerán unas pocas, que serán suficiente para cerrar el trabajo.

Ante este golpe sobre la mesa que dio el jefe de Estado ruso, representado por esta visita de trabajo inesperada a tres países clave en la región, como son Siria, Egipto y Turquía, la perplejidad asaltó a los políticos y gobernantes de Occidente, que en un intento de tapar el sol con una mano, niegan la victoria del Ejército sirio con el apoyo de las fuerzas rusas sobre el terrorismo yihadista.

La reacción del portavoz del Departamento de Defensa de EEUU, Eric Pahon, fue decir que el anuncio de Putin no tiene ningún impacto ni en las operaciones ni en las prioridades de EEUU. Mientras, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, se atrevió un poco más: "El conflicto en Siria continúa por mucho que alguien quiera afirmar que ha concluido".

Para el analista internacional y director de Elespiadigital.com,  Juan A Aguilar, "la gira de Putin ha sido una marcha triunfal, esta es la realidad. Y por eso la mayor reacción en Occidente, no son las declaraciones de Mogherini o de un elemento del Pentágono. La principal reacción ha sido el silencio".

"La gira ha sido decidida de forma muy inteligente, desde una perspectiva claramente estratégica, que es aprovechando el incendio que ha provocado Trump con su decisión de trasladar la Embajada de EEUU en Israel a Jerusalén. Como es lógico, eso ha provocado una reacción inmediata en la opinión pública árabe, musulmana en general", observa Aguilar.

El analista incide en que aprovechando la coyuntura, Putin ha ido a varias cosas.

"Aparentemente a una fundamental, y que por consideración a los que han estado combatiendo a Daesh, tenía que hacerse, y que es ir a visitar sus tropas y declarar la victoria. Ante eso qué va a decir Mogherini, que nos acostumbra a soltar cierta cantidad de sandeces que nos entretienen mucho: pues que el conflicto militar en Siria no se ha resuelto. Nos tendría que explicar por qué no se ha resuelto".

Lo importante de esta gira del mandatario ruso en opinión de Aguilar es que "Putin ha ido a cerrar un bloque geopolítico alrededor de Moscú. El Kremlin ya tenía cerrado claramente el eje chií, que incluye a Irán, Irak, Siria y el Líbano, lo que se llamaba 'el eje de la resistencia', y que son los que han estado combatiendo al Estado Islámico y otras organizaciones terroristas. Son los que han sido aliados de Rusia todos estos años que ha durado el conflicto hasta que la derrota de Daesh en Siria e Irak ha sido completa, quitando pequeños residuos aislados".

"Quedaba por cerrar otro aspecto muy importante, que era otros dos países en la región que son tremendamente importantes: Egipto y Turquía", explica Aguilar.

Para el periodista, Rusia se gana a Egipto y Turquía "con dos acciones principales: una, es aprovechar el asunto palestino y apoyar las reivindicaciones palestinas, con lo cual tiene ganada la opinión pública también de estos dos países. Pero además hay una cuestión tecnológica, económica y energética, y es cerrar los acuerdos económicos, tanto por el tema del gas, como aprovechar el impulso de la energía nuclear pacífica. Esto significa que más allá de la situación política coyuntural de hoy, se están haciendo proyectos estratégicos. Esto es cerrar todo el bloque geopolítico de Oriente Medio con Moscú", concluye el analista.

AUDIO COMPLETO

Las mentiras por las que no debe llevarse Rusia

Reconocer que la península de Crimea no es rusa. Dejar de preocuparse por el acercamiento de la OTAN y no adoptar contramedidas. Permitir que caiga el "régimen" del "dictador" sirio Bashar Asad.

Actuando en esta línea, Rusia se convertirá en el niño de los ojos de Occidente, que hará de ella un paraíso en la tierra, donde todos sus habitantes disfrutarán de una vida próspera y segura.

Este es el programa político de algunos aspirantes a la presidencia de Rusia. En su país cuentan con un apoyo por los suelos. No obstante, los llamados "socios occidentales" de Rusia, que son tan susceptibles ante cualquier injerencia extranjera, exhortan, a través de la prensa que controlan, a que los ciudadanos rusos tomen en serio esos argumentos y hagan todo para que llegue al poder quien cumpla todos los "requisitos" mencionados.

¿Se puede creer en las buenas intenciones de Occidente, que no deja de hablar de lo erróneas que resultan las políticas de un Vladímir Putin agresivo? Se lo preguntamos a varios expertos.

La respuesta del analista español Javier Colomo Ugarte, doctor en Geografía e Historia, fue contundente: "Eso es todo mentira".

Esta opinión es compartida por el argentino Alberto Hutschenreuter, doctor en Relaciones Internacionales y profesor titular de Geopolítica en la Escuela Superior de Guerra Aérea, quien se mostró convencido de que la ampliación de la OTAN supone un "enorme riesgo" para Rusia.

"Si uno mira el mapa, encontrará que Rusia está rodeada", sostuvo nuestro interlocutor, al agregar que "Occidente está moviendo sus piezas de una manera inconveniente e irrespetuosa hacia zonas rojas de Rusia".

"La OTAN, que durante la Guerra Fría buscaba contener a la Unión Soviética en sus límites geográficos, ha ido más allá desde entonces, llegando a trasgredir las líneas geopolíticas de Rusia. Ahora no solamente busca contener a Rusia, sino también debilitarla", dijo Alberto Hutschenreuter.

Según nuestro interlocutor, "la reincorporación de Crimea a Rusia fue la consecuencia inmediata del posible deslizamiento de Ucrania hacia el primer umbral de la OTAN, una membresía casi de hecho".

En este contexto, no descartó que, si la OTAN no se detiene, hayan "nuevas Crimeas en Ucrania".

"Si Ucrania se convirtiera en un miembro de la OTAN, el extremo oriental de ese país quedaría aproximadamente a 300 kilómetros de la ciudad rusa de Volgogrado", algo que "significaría el desplome de reaseguro estratégico de Rusia", explicó el experto.

Rafael González Crespo, coronel de Infantería del Ejército español en retiro, también tiene claro que "Rusia se está defendiendo, y lo está haciendo francamente bien, ante la ampliación de la OTAN, que en su momento prometió no rebasar el eje Báltico-Mar Negro".

Asimismo, subrayó que Rusia no puede permitirse el lujo de mantenerse al margen de los acontecimientos que se desarrollan en Siria.

"El único que  ha abordado seriamente el tema de Siria ha sido Rusia, ha sido Putin. ¿Por qué? Porque si no se le para allí a Daesh, en cuatro días sus combatientes están en el Cáucaso y en Europa, vía Turquía. Y Putin esto lo ha visto hace mucho. ¿Por qué? Porque es muy listo", indicó nuestro interlocutor.

AUDIO COMPLETO

China explica a Trump quién ganó la guerra antiterrorista en Siria

El pasado 7 de diciembre, las Fuerzas Armadas de Rusia confirmaron la derrota del grupo terrorista Estado Islámico en Siria.

Este 12 de diciembre, mentras firmaba un presupuesto de defensa cercano a los 700.000 millones de dólares para 2018, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha realizado un comentario polémico que no ha pasado desapercibido.

"Hemos ganado en Siria, hemos ganado en Irak, pero [los terroristas] se han desplegado en otras áreas y los estamos atrapando tan rápido como se propagan", cita las palabras del presidente Bloomberg.

Sin embargo, el ministerio de Exteriores de China opina como la mayoría de los miembros de la comunidad internacional: según el portavoz de la Cancillería china, Lu Kang, la contribución de Rusia —y no la de EE.UU.— para la lucha antiterrorista en Siria ha sido enorme.

"Durante dos años se ha observado un progreso significativo en la operación antiterrorista en Siria. Rusia ha hecho una enorme contribución para lograrlo" y China "aprecia mucho" esa tarea, afirmó Lu en una rueda de prensa.

Este 11 de diciembre, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, se reunió con su homólogo sirio, Bashar al Assad, en la base aérea siria de Jmeimim (Siria), desde donde anunció la salida de "una parte considerable" de las tropas rusas de ese país.

Putin se felicitó por la derrota del Estado Islámico, "el grupo terrorista internacional más combativo", una situación que las Fuerzas Armadas de Rusia confirmaron el pasado 7 de diciembre.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS