Portada - Últimas noticias

El Gobierno español ordenó desocupar en 24 horas una residencia estudiantil universitaria luego de que llegaran a puerto más de 600 migrantes.

Tras recibir a los 629 migrantes del barco Aquarius (que por cierto, viajaba con bandera de Gibraltar… un dato relevante) que prometió acoger, el Gobierno español se ha dado a la tarea de proveerles un techo provisional. Como parte de este esfuerzo, ordenó desalojar en 24 horas una residencia estudiantil universitaria para alojar cerca de cien niños rescatados en aguas del Mediterráneo.

Las autoridades argumentan que el desalojo es necesario debido al riesgo de transmisión de enfermedades, pero la madre de Rubén, uno de los estudiantes desalojados de la residencia La Florida en Alicante, expone la otra parte del problema.

"Nosotros no nos oponemos a que se ayude a quien lo necesite, pero no es justo que a mi hijo lo echen de su residencia y lo dejen en la calle a mitad de curso", aseveró la afectada, precisando que la renta del dormitorio de su hijo cuesta 750 euros mensuales.

"Nosotros estamos sufriendo lo del desnudar a un santo para vestir a otro, y nos está provocando un gran problema", indicó a Actualidad Valdepeñas. Entretanto, el gobierno valenciano afirmó a RT que garantizará nuevos alojamientos con los gastos pagos para todos los estudiantes desplazados.

Los migrantes, provenientes del norte de África, atracaron el pasado domingo en el Puerto de Valencia tras una polémica internacional por la negativa de Italia y Malta a acogerlos. Madrid escogió La Florida como sitio para alojar temporalmente a los menores de entre 12 y 17 años que fueron rescatados sin adultos a su cargo.

Líderes europeos se reunirán para abordar crisis migratoria

Los líderes europeos mantendrán este domingo una cumbre de emergencia para abordar la mayor crisis de su bloque, inmigración.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, invitó a varios países europeos como Alemania, Italia, Francia, y España a una reunión para discutir las maneras de desbloquear las estrategias migratorias, que ya han dividido los miembros de la Unión Europea (UE).

La reunión tendrá lugar en momentos en que los debates sobre un freno a la migración y las reglas de asilo, están creando una cuña entre los partidos en el Gobierno de coalición de Alemania.

La canciller alemana, Angela Merkel, está bajo presión por parte de su ministro del Interior, Horst Seehofer, quien amenazó con rechazar en la frontera alemana a todos los solicitantes de asilo, ya registrados en otros países de la UE, desde el 1 de julio, a menos que Merkel pueda encontrar con los socios europeos una solución multilateral a disputa.

Sin embargo, la canciller alemana dijo que una deportación descoordinada generaría un “efecto dominó negativo” en el bloque europeo.

Por su parte, Italia, que en los últimos años se ha convertido en la principal puerta de entrada para los migrantes africanos a través de Libia, sigue pidiendo a la UE compartir la carga de la crisis migratoria.

Desde 2015, cuando se desencadenó un flujo migratorio hacia Europa, los países del viejo continente han tratado de encontrar vías para solucionar la crisis. Pero, hasta ahora, casi todas las medidas se han abocado al fracaso.

Como una de los últimos planes, la UE está estudiando instalar centros de procesamiento en el norte de África, donde comienza la mayoría de los viajes de los inmigrantes hacia Europa.

La iniciativa está destinada a distinguir entre los migrantes que huyen de la guerra y la persecución, y aquellos que esperan llegar al bloque solo para tener una vida mejor.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS